viernes, 22 de enero de 2016

¿Tiene salvación Europa?

Una imagen sombría fue la que el primer ministro francés, Manuel Valls, dio sobre Europa en el Foro de Davos: “Pronto el proyecto europeo podría estar muerto”, dijo Valls, “no en algunas décadas o años, sino muy pronto”.

Lo decisivo es que Europa encuentre un camino conjunto para poder tener bajo control los problemas de seguridad que plantea el terrorismo. Y también la problemática de los refugiados solo podrá ser superada en conjunto. El anuncio unilateral de Austria de cerrar sus fronteras, sin embargo, demuestra nuevamente que los europeos no están unidos en estos momentos. Pero el tiempo apremia, dijo también en Davos el primer ministro holandés, Mark Rutte: “Nos quedan solo ocho semanas para poder controlar el flujo migratorio”. En enero de 2015, 1.600 refugiados llegaron a Europa, y en las primeras tres semanas de este año ya arribaron 35.000, señaló. “Cuando llegue la primavera, las cifras de refugiados ascenderán de manera dramática, y eso es algo que no podremos afrontar”.

Un Plan Marshall para Cercano Oriente

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, propuso invertir miles de millones en las regiones de las cuales vienen los refugiados, ya que eso podría “ayudar a reducir la presión en las fronteras exteriores de Europa".

A una Europa sobrecargada a nivel financiero se sumarían así nuevos costos: “Eso costará mucho más de lo que nos imaginamos”, dijo Schäuble. “Hasta ahora pensábamos que los problemas en Cercano y Medio Oriente, así como en África, no son nuestros problemas. Pero hoy vemos que sí es nuestro problema. Un problema europeo”.

Pero Schäuble no cree que esto sea un motivo para desviarse del rumbo de ahorro y reformas que él propaga desde hace años: “Mi preocupación es que en Europa subestimemos los desafíos a los que nos enfrenta el desarrollo global”.

Más reformas, más competitividad

También Mark Rutte, el primer ministro holandés, exige que se realicen reformas para mantener y aumentar la competitividad en lo económico. Dos tercios de la economía europea todavía no está liberalizada, dijo. En la economía digital, en el sector energético, en el de servicios, en las distintas profesiones y en el mercado de capitales todavía hay muchas limitaciones. Si se acabaran y se creara un mercado europeo realmente unificado, el rendimiento económico de Europa aumentaría en 1,25 billones de euros, lo que equivale casi al doble del Producto Interno Bruto de Holanda.

Un argumento bienvenido para David Cameron, el primer ministro británico, que subrayó en Davos la necesidad de llevar a cabo reformas. “Vamos detrás de EEUU en lo que a tecnología y productividad se refiere. Deberíamos aumentar, no reducir la competitividad de nuestras empresas”.

Cameron dijo que espera que haya un acuerdo sobre las reformas hasta la próxima cumbre de la UE, en febrero. Si entonces “se llega a un buen acuerdo, lo aceptaré”, aseguró. Y advirtió que solo entonces luchará también por la permanencia del Reino Unido dentro de la Unión Europea.
_______
Tomado de Deutsche Welle

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin