miércoles, 11 de noviembre de 2015

Goldman Sachs da por acabada la era dorada de los BRIC tras varios años generando pérdidas

José Luis de Haro, El Economista

El poderío económico de Brasil, Rusia, India y China parece haber llegado a su fin. Al menos eso considera Goldman Sachs, cuyo ex economista jefe y ex presidente del negocio de gestión de activos, Jim O´Neill acuñó el famoso acrónimo BRIC en referencia a estos países emergentes. Con la economía brasileña enfrentando su peor recesión desde la Gran Depresión, Moscú sufriendo los efectos de las sanciones internacionales y los vaivenes del crudo o Pekín intentando que el ajuste estructural del gigante asiático no genere un aterrizaje forzado, el banco ha decidido cerrar su fondo orientado a estos mercados.

El negocio de gestión de activos de Goldman ha preferido fusionar su fondo BRIC, que acumulaba pérdidas desde hace años, con un fondo mucho más amplio que incluye una amplia variedad de mercados emergentes. Según los documentos presentados a la Comisión de Mercados y Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés), la compañía ha decidido poner fin a este producto de inversión, con cerca de nueve años de vida, ya que "no espera un crecimiento significativo en el futuro más cercano".

Según señala la agencia Bloomberg, el fondo BRIC ha perdido cerca de un 21 por ciento de su valor en los últimos cinco años hasta el pasado 23 de octubre, la fecha previa antes de su fusión. Desde sus máximos registrados hace cinco años, el fondo se ha dejado el 88 por ciento de su valor.

Sus activos cayeron hasta 98 millones de dólares a finales del mes de septiembre después de haber llegado a tocar los 842 millones de dólares en 2010. Durante la primera década tras la creación de este acrónimo para referirse a estos mercados, el conjunto de estas economías acumulaban el 40 por ciento de las reservas internacionales de divisas. El MSCI BRIC Index generó una rentabilidad del 308 por ciento entre el 2000 y el 2010, frente al 15 por ciento acumulado por el S&P 500. En lo que llevamos de año, el MSCI BRIC Index acumula pérdidas del 8,2 por ciento.

Precisamente, según informaba el lunes la OCDE, el crecimiento económico de China se desacelerará hasta un 6,5 por ciento el próximo año y hasta el 6,2 por ciento en el 2017,al sugerir que los responsables de las políticas tendrán que esforzarse en momentos en que el gigante asiático se prepara para un menor crecimiento.

Por otro lado, el organismo internacional considera que la recesión que sufre Brasil este año no sólo será más fuerte de lo que había previsto hace seis meses, con una caída de la producción del 3,1 por ciento, sino que además se prolongará en 2016, con un nuevo descenso del 1,2 por ciento. La recuperación tendrá que esperar a 2017, cuando se espera un incremento del producto interior bruto (PIB) de Brasil del 1,8 por ciento.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin