miércoles, 5 de marzo de 2014

Roma se tambalea al borde de la quiebra al estilo de Detroit


La intensificación de los flujos de caja negativos obligaron al recién electo primer Ministro de Italia Matteo Renzi a aprobar un decreto de urgencia para salvar a Roma de la quiebra. El rescate, de 570 millones de euros, proporcionará un alivio temporal a Roma y fue realizado en la forma de anticipos sobre ingresos futuros agrandando con ello el agujero presupuestario de la ciudad. A Roma no le quedaba otra alternativa que apelar a la magia contable para evitar la bancarrota.

Con este rescate, la ciudad puede continuar brevemente sus operaciones y pagar los sueldos de sus 25 mil funcionarios, y mantener con agua y luz los servicios públicos como el transporte y el retiro de la basura. Muchos parlamentarios insistían en que había que abandonar los trucos contables y declarar la quiebra de una vez. Sin embargo, esta idea resulta impensable. Si Italia, Francia, España, toda Europa, Estados Unidos, Japón y China sinceraran sus cuentas, el mundo sería barrido por el mayor tsunami financiero dado que muchas ciudades y países declararían su bancarrota. Todos los países están en la quiebra, o al borde de ella, mientras un puñado de 1.600 personas sigue engordando su riqueza. Son las desgracias del modelo económico vigente que cada día amplifica más la desigualdad y polariza más la riqueza y la pobreza.

Leer más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin