jueves, 23 de marzo de 2017

El agua, un factor estratégico olvidado en el desarrollo económico


La escasez de agua se plantea cada vez más como un tema acuciante para la humanidad, aunque "no se toma en cuenta en los modelos de desarrollo económico", dijo a Sputnik Blanca Jiménez Cisneros, directora de la división de Ciencias del Agua de la UNESCO.

Con motivo del Día Internacional del Agua, la experta en materia hídrica de la UNESCO dijo al programa 'Telescopio' de Sputnik que los países incentivan determinadas actividades económicas que requieren un mayor uso de este recurso natural, sin tener presente que es finito.

Según la especialista, la agricultura se lleva un 80% del agua que se extrae. Los cultivos requieren más volumen del que consumen efectivamente, por la evaporación y el lavado de sales en los suelos. Aunque las técnicas de producción se vuelvan más eficientes, por estas características, siempre demandará más agua que la industria, hecho que aumenta la brecha entre las naciones más desarrolladas y aquellas en vías de desarrollo.
"Los países en vías de desarrollo, que basan su desarrollo económico en la agricultura, sufren mucho esa dualidad. Además de gastar más agua, están poniéndola donde es menos productiva económicamente. Habría que hacer una reflexión sobre el modelo de desarrollo, no solo basado la agricultura, y optar por otro tipo de bienes donde el agua vaya a ser utilizada más eficientemente", dijo la especialista.
Jiménez Cisneros apuntó que en estos casos los especialistas hablan de "exportación virtual del agua". La ingeniera ambiental comentó que hay países desarrollados que importan bienes que requieren mucha agua en su producción, de modo de ahorrar este recurso dentro de fronteras y darle otros destinos. Al mismo tiempo, otras naciones incentivan sectores productivos que consumen notorios recursos hídricos, con el discurso de la búsqueda de inversiones y la generación de empleo, sin ver que el líquido vital "tiene un límite".
"Falta ver el agua desde un punto de vista estratégico, de cómo emplearla en el modelo de desarrollo del país. El problema es más complejo: la agricultura está vinculada con problemas de agroquímicos y otro tipo de contaminaciones. El uso del agua siempre va a estar asociado con problemas de contaminación, que de una manera u otra cuando de alguna manera tienes que controlar", comentó Jiménez Cisneros, ex vicepresidenta de ONU-Agua.
Sin embargo, mediante el ciclo hidrológico el agua "tiene la capacidad de renovar su calidad y de utilizarse varias veces". Para que esto suceda tiene que darse un uso ordenado: primero en las ciudades, luego en la agricultura y finalmente en la industria. Hasta el momento, no existe de manera sistemática una planificación, como sí existe en el caso del petróleo y los minerales.
"Es un punto que habría que ver, no solo para saber cómo usarla mejor sino también cómo reutilizarla mucho más y de una manera eficiente, sin que tenga efectos colaterales. Tecnológicamente tenemos los medios para tratar el agua en cualquier nivel. Obviamente va a tener diferentes costos, la estrategia es ver cómo podemos utilizarla varias veces al menor costo", indicó la entrevistada.
A futuro, el agua se plantea como un elemento de interés geopolítico, "no solo entre países, sino entre regiones y dentro de las mismas naciones". Aún así, relevamientos realizados por la ONU revelan que en zonas de guerra o inestabilidad política, "el único sector en el que se continúa cooperando es el agua", por ser "un medio de vida".

América Latina enfrenta varios desafíos: por un lado, hay sectores con abundancia de agua y otros con climas áridos o semiáridos donde el agua escasea. No solo afecta la cantidad, sino también la calidad del líquido vital. Los agroquímicos, la minería y otras actividades económicas impactan de manera negativa. Además, la alta urbanización de la región (82%) plantea un reto para acercar el agua a todos los habitantes que viven en ciudades.
_________
Mundo Sputnik

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin