jueves, 26 de enero de 2017

Chile en estado de catástrofe por devastadores incendios forestales


Chile está en estado de catástrofe. Cerca de 260.000 hectáreas han sido consumidas por más de 100 devastadores incendios, muchos de ellos en el valle vitivinícola de Colchagua y en las ricas tierras forestales más al sur, según la Corporación Nacional Forestal, Conaf. Las regiones de O’higgins, Maule, Bio Bío, Los Ríos y Los Lagos se encuentran en una situación crítica. Según informa la Oficina Nacional de Emergencia, Onemi, los incendios ya han afectado 238.620 hectáreas, la mayor catástrofe incendiaria de la historia chilena. Los incendios forestales arrasaron con el poblado de Santa Olga, en la región del Maule, destruyendo más de mil viviendas. Las llamas han cobrado siete víctimas, entre ellas bomberos, carabineros y residentes locales. Las autoridades luchan por hacer frente a la catástrofe en un país acostumbrado a los desastres naturales, mientras las temperaturas alcanzan máximos históricos.

La ola der calor que afecta la zona central ha avivado las llamas, con temperaturas que se han mantenido por sobre los 35 grados Celsius, llegando en algunas zonas, como Chillán, a superar los 40 grados. Santiago ha registrado temperaturas en torno a los 38 grados y la ciudad ha estado constantemente oscurecida por una nube de humo proveniente de los incendios forestales.

Lucy Avilés, la esposa chilena del heredero de Walmart Benjamin Walton, desembolsó 2 millones de dólares para enviar un avión 747 SuperTanker desde Estados Unidos para ayudar a combatir los incendios. La aeronave comenzó a operar este miércoles y en sus primeros dos días de funcionamiento realizó cuatro operaciones que han resultados insuficientes para mitigar la violencia del fuego. El estado de catástrofe se mantiene y la fuerza del fuego aún no logra ser controlada.

Desde que asumió el poder en marzo del 2014, la presidenta Michelle Bachelet ha tenido que enfrentar una serie de desastres naturales, que incluyen terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones e incendios. Bloomberg resalta que los desastres naturales se han vuelto demasiado frecuentes en Chile durante los últimos años. A principios de enero, partes de la ciudad costera de Valparaíso, patrimonio de la humanidad, fueron destruidas por el fuego, solo dos años después de que otras zonas de la misma ciudad fueran arrasadas por las llamas. En septiembre de 2015, un terremoto de magnitud 8,3 en la escala de Richter azotó la ciudad de Illapel, mientras que otro sismo de magnitud 8,2 sacudió la ciudad de Iquique en abril del 2014. En marzo de 2015, inundaciones causaron la muerte de al menos 28 personas luego que lluvias torrenciales cayeran sobre el desierto del norte y, un mes después, el volcán Calbuco hizo erupción en el sur de Chile.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin