viernes, 3 de julio de 2015

Informe secreto del FMI admite que Grecia requiere "concesiones significativas"


Grecia seguirá teniendo un nivel de deuda insostenible en 2030, incluso si evidencia un fuerte crecimiento económico y acepta todas las medidas de austeridad propuestas por la Troika, reza un informe secreto de los acreedores citado por The Guardian. El documento, elaborado por la troika de prestamistas, apoya el argumento de Grecia de que necesita un alivio de la deuda sustancial para una recuperación económica duradera. Incluso después de 15 años de fuerte crecimiento sostenido, el país se enfrentaría a un nivel de deuda que el FMI considera insostenible. Por fin el FMI reconoce que la deuda del 175 por ciento del PIB no se puede reducir sustancialmente en una década.

Los documentos muestran que bajo la estimación del escenario base -el resultado más probable- la deuda de Grecia seguiría siendo del 118 por ciento del PIB en 2030, muy por encima del 110 por ciento que el FMI considera sostenible. Por eso resulta necesario hacer concesiones significativas para que Grecia pueda librarse definitivamente de los problemas de financiación de su deuda. Incluso en el mejor de los casos, que supone el crecimiento anual del 4 por ciento durante los próximos cinco años y unos 15 mil millones de euros en ganancias por las privatizaciones, los niveles de deuda se reducirían a solo el 124 por ciento en 2022. De este modo, en ninguno de los escenarios Atenas tendría la posibilidad de cumplir con la meta establecida por el Eurogrupo en 2012: "una deuda muy por debajo de un 110% del PIB para el 2022".

"Está claro que las divergencias políticas e incertidumbres de los últimos meses han hecho imposible alcanzar la meta de 2012", afirma el informe, añadiendo que para mejorar las posibilidades de resolver el problema de la deuda griega son necesarias "concesiones significativas".

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin