martes, 21 de julio de 2015

Grecia paga 6.217 millones de euros al FMI y el BCE


Grecia transfirió este lunes al Banco Central Europeo (BCE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI) pagos pendientes de su deuda por un monto de 6 mil millones de euros, cumpliendo con una de las primeras condiciones fijadas por sus acreedores extranjeros para comenzar en las próximas semanas un nuevo proceso de negociación de su deuda. El gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras, comenzó la aplicación de un incremento de 13 a 23 por ciento del impuesto al valor agregado (IVA) sobre alimentos envasados, restaurante y taxis, por lo que el comercio local reportó de inmediato ventas a la baja y precios al alza.

Los hoteles y hostales en este país, con un fuerte flujo de turistas extranjeros, no son sujetos de las nuevas tasas tributarias, mientras a las medicinas, los libros y los espectáculos se les aplicará un impuesto reducido de 6 por ciento. Con estos cambios en la política fiscal, el gobierno proyecta tener un ingreso de 795 millones este año y de 2 mil 400 a partir de 2016.

Alexis Tryphon, ministro de finanzas encargado de los asuntos fiscales, se comprometió a no dejar perder ni un solo euro derivado del incremento al IVA, para lo cual haremos todo lo posible para que este aumento vaya a las arcas del Estado y no a los bolsillos de los infractores.

Tsipras se reunió con varios miembros de su gabinete involucrados en asuntos financieros y de justicia a fin de crear un comité contra la corrupción y el fraude fiscal, lucha que demandan los acreedores europeos a fin de fortalecer la capacidad del Estado para generar ingresos.

Fuentes del Ministerio de Finanzas informaron que el rembolso a los acreedores ha sido posible gracias al crédito puente de 7 mil 160 millones de euros que el viernes pasado concedió al país la Unión Europea, mediante el Mecanismo Europeo de Estabilidad. De los 4 mil 200 millones que liquidó al BCE, 3 mil 500 millones corresponden al capital y 700 millones a intereses.

El gobierno griego también pagó mil 560 millones de euros al FMI, que debió liquidar el 30 de junio pasado, cuando las negociaciones con los ministros de finanzas de la zona euro se estancaron y el gobierno carecía de flujos de dinero. Adicionalmente, Grecia entregó al FMI 457 millones de euros que dejó de pagarle el 13 de julio, por lo que desembolsó a la institución dirigida por Christine Lagarde un total de 2 mil 17 millones de euros.

El gobierno de Tsipras tiene también previsto transferir unos 500 millones de euros al Banco de Grecia (central) para su capitalización. El desembolso de 6 mil 820 millones de euros agotó prácticamente el crédito puente de 7 mil 160 millones de euros otorgado la semana pasada por el BCE.

El cumplimiento de estas condiciones de política económica son requisitos básicos para que los 18 socios de Grecia en la zona euro –sin el FMI– comiencen a negociar un crédito de entre 82 mil millones y 86 mil millones de euros para su entrega en un periodo de tres años, con el que Tsipras pretende superar las crisis financiera y económica que su país arrastra desde 2008. Este será el tercer paquete de financiamiento para Grecia, después de los pactados en 2010 y 2012.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin