miércoles, 13 de mayo de 2015

Stephen King: "La economía mundial es como un transatlántico sin botes salvavidas"


Stephen King, economista jefe de HSBC, cree que tras la Gran Recesión la economía es como un funambulista que intenta mantener el equilibrio sobre una cuerda pero debajo no tiene una red para detener su caída, si esta se produce. Según King, los bancos centrales y los gobiernos se han quedado sin munición para combatir la próxima crisis económica. La próxima recesión será una lucha titánica para los políticos.

Tal y como señalan en Business Insider, King ha explicado en una carta a los clientes que "la economía mundial es un transatlántico sin botes salvavidas. Si se produce otra recesión podría ser un golpe realmente duro para políticos y economistas".

Y es que "mientras en anteriores recuperaciones las política fiscal y la monetaria contaban con mucho margen de maniobra para reponer la munición, esta recuperación se está caracterizando por la persistente escasez de munciones. Este es el mayor problema. En todas las recesiones desde 1970, la Reserva Federal ha tenido margen para recortar los tipos de interés como mínimo en cinco puntos porcentuales. Este estímulo usado de forma tradicional está ahora totalmente descartado". En el actual contexto económico de bajo crecimiento es difícil que se vuelvan a ver unos tipos de interés oficiales elevados.

King señala que estamos lejos de la recuperación, y que la próxima recesión puede estar a la vuelta de la esquina. Existe cuatro factores que pueden desatar una nueva recaída de la producción y del empleo:
  • -El aumento de los salarios puede erosionar los beneficios de las empresas y afectar a la productividad. A su vez, las familias y los negocios registrarían una pérdida de confianza en la economía adelantando el "estallido de la burbuja de acciones".
  • -Las aseguradores y los fondos de pensiones no conseguirán cumplir en el futuro con sus obligaciones. Esto desatará una especie de histeria por intentar hacer líquidos todos los activos que tienen los agentes, que se verán obligados a vender a cualquier precio.
  • -El colapso de la economía en China y la debilidad de las materias primas también podría provocar el colapso económico de varios países emergentes, un escenario posible mientras que el dólar mantenga su fortaleza.
  • -La Reserva Federal podría causar la próxima recesión a través de un incremento de los tipos de interés. El máximo organismo monetario de EEUU puede repetir el mismo error que cometiera el BCE en el año 2011 o el Bando de Japón en el año 2000.
Las palabras de Stephen King son contundentes pero no aportan nada que no sepan los lectores de este blog. Hemos advertido que la economía mundial se tambalea en una cuerda floja al borde del abismo; que el impacto global de la desaceleración China puede ser dramático para los países emergentes, y que un leve movimiento al alza en la tasa de interés de la Reserva Federal sería la chispa de la próxima crisis financiera, y que la salida de Grecia del euro puede ser el próximo Lehman Brothers. La verdad es que nunca la situación de la economía mundial había sido tan alarmante, y con múltiples focos de ruptura. El modelo capitalista de los últimos 30 años se cae a pedazos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin