viernes, 17 de mayo de 2013

Manual europeo para crisis financieras

¿Qué implica Chipre para la resolución bancaria y la gestión de crisis?. Dada la naturaleza reactiva ad-hoc de la gestión de la crisis en la Eurozona hasta ahora, los participantes del mercado se afanan en identificar un enfoque sistemático para calcular correctamente el riesgo bancario. Chipre refuerza el "demasiado grande para quebrar" en vez de representar un marco de trabajo universal. Los acreedores de países pequeños y pequeños sistemas bancarios corren su propio riesgo pero poco ha cambiado para los emisores grandes. Las condiciones financieras se deteriorarían si quebrara una entidad financiera sistemáticamente importante, dejando al BCE en el indeseable papel de prestamista de última instancia. Por eso, el BCE seguramente prefiera evitar las liquidaciones de bancos muy grandes. Con el riesgo de impago y la volatilidad suprimidas por la promesa de apoyo del banco central, y a falta de un supervisor supranacional con poderes efectivos, hay pocas probabilidades de una reforma que se anticipe a la crisis y apoye una prestación saludable de crédito. Eso implica que la gestión de la crisis continuará siendo reactiva por naturaleza.
________
Tomado de El Economista

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin