jueves, 29 de mayo de 2008

La tormenta perfecta que tiene en Jaque al "Orden Mundial" del Neoliberalismo


Mientras en todo el mundo las protestas contra el alza de los precios de los combustibles comienzan a intensificarse en una oleada similar a la que ocurre por el encarecimiento de los alimentos en ciudades de Asia y África, la “tormenta perfecta” sigue causando estragos. A la crisis inmobiliaria que vive el país del norte, y que se ha trasladado a varios países europeos como España y Gran Bretaña (las propiedades se han devaluado en 20%), se suma la crisis de liquidez, la crisis alimentaria, y el alto precio del petróleo. Esta suma de variables altamente tóxicas y simultáneas está provocando reacciones y movilizaciones masivas en varios puntos del planeta.
Transportistas, agricultores y estudiantes están en pie de guerra con paros y movilizaciones en Chile, España, Francia, Gran Bretaña, Bulgaria, Indonesia y otras ciudades del mundo. En Chile, la Confederación Nacional de Dueños de Camiones –que mueve el 93 por ciento de carga en el país- ha anunciado un paro nacional para la próxima semana; en Francia y España se han iniciado movimientos en los puertos y se ha llamado a una huelga indefinida. La OCDE (Organización de países para el desarrollo económico) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), auguran alzas de hasta un 80% para los alimentos básicos y la muerte de cientos de millones de personas producto del hambre.
El petróleo, que ha sextuplicado su precio desde 2002, cuando se cotizaba a 20 dólares el barril, duplicando su precio en los últimos 12 meses pasando de 65 dólares el barril en mayo de 2007 a los 130 dólares de la última semana, está llevando al mundo a la bancarrota. Y el atraso en la generación de nuevas y sustentables alternativas energéticas, está terminando no sólo con la hegemonía económica del país del norte sino que con el propio modelo económico neoliberal vigente en los últimos treinta años. La “tormenta perfecta” provocará un necesario cambio en el consumo y las costumbres depredadoras del mercado, acercándonos al fin del modelo económico neoliberal y al supuesto "Nuevo Orden Mundial" de la era iniciada por Reagan y Margaret Thatcher.
Publicar un comentario

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis