lunes, 24 de marzo de 2014

La guerra económica con Rusia podría tener un alto costo para Europa y Estados Unidos


La Unión Europea, siguiendo una vez más a Estados Unidos, ha aplicado drásticas sanciones contra Rusia tras el referéndum del domingo pasado en el cual el 97 por ciento de la población de Crimea optó por independizarse de Ucrania y adherirse a Rusia. Estados Unidos y la UE, encabezada por Alemania, rechazaron el resultado, e iniciaron una cadena de hostilidades contra el Kremlin, congelando cuentas y bienes de ciudadanos de ese país. Los castigos y sanciones incluyen la amenaza de sacar a Rusia del G-8 y suspender la próxima reunión de este grupo prevista para junio en Sochi. Las amenazas buscan aislar económicamente a Rusia y esta es un arma de doble filo que podría tener serias repercusiones para Europa y, especialmente para Alemania. Esto confirma una vez más, la total necedad de la dirigencia europea, especialmente de Frau Merkel, cuyo liderazgo dictatorial solo ha profundizado una crisis que pronto cumplirá siete años en Europa, y que aún está muy lejos de resolverse.

Leer más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin