lunes, 3 de diciembre de 2012

La controversia marítima que enfrenta a Chile y Perú en La Haya



¿Paralela o diagonal?. Lo que a ojos de cualquiera podría entenderse como una simple línea divisoria hoy enfrenta a Chile y Perú. Ambos países se disputan una franja de alrededor de 38.000 kilómetros cuadrados de mar en su región fronteriza. La fase oral de los alegatos comenzó hoy en la Corte Internacional de La Haya, donde Perú demandó a Chile por la soberanía de esa zona. El canciller chileno valoró "el tono y la manera en que Perú realizó los alegatos", que continuarán este martes mientras miércoles y jueves tomará la palabra Chile. La demanda peruana reclama que el límite marítimo entre los dos Estados no es el paralelo que cruza el punto donde termina la frontera terrestre entre Chile (18º 21′ 03” según Chile, 18º 21′ 08” según Perú) y Perú, sino una línea equidistante tomada desde la frontera.

Esta diferencia crea una zona de controversia de unos 38.000 kilómetros cuadrados (como se aprecia en la imagen), los que actualmente están bajo soberanía chilena, y que Perú los reclama como propios. Según Chile, sin embargo, la frontera actual fue suscrita en una declaración de 1952 y un convenio de 1954, firmados por ambos países junto a Ecuador. Perú, por su parte, desconoce dichos tratados, asegurando que se trata de "simples acuerdos pesqueros". La disconformidad con la frontera marítima fue mencionada en reuniones bilaterales desde la década de los años 80, cuando Allan Wagner era canciller. Desde ese momento "Perú ha construido artificial y unilateralmente un caso de conflicto", según palabras del excanciller chileno, Ignacio Walker. Según Walker, recién el año 2000 Perú envió una nota diplomática al gobierno chileno, poniendo en duda el límite marítimo y contradiciendo los tratados internacionales previamente firmados.

Aparte de la línea marítima de la discordia, existen otros dos puntos menos conocidos que podrían ser claves ante una potencial actuación “salomónica” de la corte internacional. La primera es la que Perú denomina como “el triángulo exterior”, que -según la demanda peruana- estaría dentro de las 200 millas de su zona económica exclusiva (ZEE), pero fuera de la de Chile. Chile, por su parte, reconoce esta zona como de “alta mar” y, por lo tanto, como mar abierto.

La segunda se aplica sobre el punto desde donde se traza la frontera. Actualmente, el límite marítimo comienza en el hito número 1, fijado en el paralelo 18º 21′ 03” y acordado mediante un conjunto de actos, especialmente en los años 1968 y 1969, según la argumentación chilena. En su demanda, Perú asegura que el límite se debe trazar a partir del punto de La Concordia, fijado en el Tratado de 1929. Entre la Concordia y el hito número uno hay unos 220 metros de distancia. Estos dos puntos se vuelven relevantes ante la posibilidad de que La Haya adopte una resolución que busque concederle algo a cada lado.

En el Perú existe un gran temor de que Chile no acate la sentencia y que de inicio a un conflicto bélico. Así lo confirma una encuesta realizada por las Universidades Diego Portales (UDP) y Católica del Perú (UCP). Un 19,6 por ciento de los peruanos cree que si Chile pierde el litigio por los límites marítimos entablado por Perú ante la Corte de Justicia de La Haya iniciará un conflicto bélico. Este mismo estudio señala que sólo un 6,7 por ciento de chilenos cree que su vecino reaccionaría de esa manera y un 48,1 por ciento considera que Perú acataría un fallo adverso. A su vez, sólo un 28,4 por ciento de los peruanos encuestados cree que los chilenos acatará un fallo adverso, ya que la mayoría ve a su vecino del sur como "un país agresor, que hurtó, violó y saqueó" sus tierras en la Guerra del Pacífico (1879-1883).
__________
Ver Controversia de delimitación marítima entre Chile y el Perú
Publicar un comentario

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis