miércoles, 3 de febrero de 2016

Las turbulencias financieras de la desaceleración económica


Las turbulencias en los mercados globales iniciadas con ínusitado ímpetu en enero han continuado con más fuerza en febrero anticipando lo que gran parte de los medios prefieren ignorar. Si por un lado siempre las crisis financieras estuvieron asociadas a escaladas alcistas en el precio del petróleo, esta vez con el precio del petróleo en los niveles más bajos en 15 años resulta una paradoja imaginar una nueva crisis financiera. Sin embargo, aunque resulte contrario a la intuición, los bajos precios del petróleo están empujando a la economía mundial en picada por el castigo que estos bajos precios están infligiendo a los países emergentes. En las crisis anteriores los países emergentes tenían una fuerza en el PiB mundial del 20 por ciento (en 1990, según datos del FMI), mientras hoy supera el 40 por ciento del PiB mundial por lo que el impacto de su caída afecta a toda la economía. Por otra parte no es necesaria una nueva crisis financiera dado que en rigor, aún estamos bajo el golpe de la crisis 2008/2009. Nada de lo que han hecho las autoridades y banqueros centrales ha sido para encarar los verdaderos tumores de la crisis dado que solo han pateado para adelante los problemas postergando el momento de la verdad.

Leer más>>

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin