martes, 7 de julio de 2015

Stiglitz: "Lo que está haciendo el BCE con Grecia equivale a expulsarla de la Eurozona"


Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía y profesor de la Universidad de Columbia, cree que Europa sigue equivocándose con Grecia. El economista estadounidense sostiene que se puede llegar fácilmente a un acuerdo, pero para ello se deben rebajar las exigencias. Además, el BCE no puede seguir restringiendo la liquidez a Grecia, en una unión monetaria eso equivale a expulsar a un país del sistema.

Stiglitz explica en el Usa Today que "Grecia ha hecho casi todas las reformas que se le han pedido, además de haber protagonizado la mayor consolidación fiscal entre las economías avanzadas de Europa: han recortado despiadadamente los gastos y han incrementado los ingresos... Estas condiciones han conducido a una reducción del 25% del PIB y a un desempleo del 28%, no creo que los líderes europeos estén intentando castigar a Grecia, pero sí están usando modelos erróneos. Existe una enorme diferencia entre lo que pensaban que iba a ocurrir y lo que ha ocurrido". El conomista cree que ha llegado el momento de levantarse "contra la austeridad irreflexiva. Tras cuatro años aparecen los primeros signos de reconocimiento de que todo ha sido un error. Algunos líderes europeos ya creen que es necesario implementar políticas de crecimiento", asegura Stiglitz.

Ha llegado el momento de que Europa cambie, "impusieron a Grecia medidas que han incrementado su recesión a cambio de dinero, pero el 90% de esos fondos fue a pagar a los acreedores, Alemania y Francia incluidas. Ahora, hasta el FMI asegura que es necesario una profunda reestructuración de la deuda".

La posibilidades que pueden beneficiar a Grecia son muchas: alargar los vencimientos de los créditos concedidos a Grecia puede funcionar, reducir los intereses, perdonar una parte de la deuda o reconvertirla en bonos ligados al crecimiento del PIB, que Grecia pagaría cuando se recuperara. Esto sería alinear los intereses de Grecia y de sus acreedores a la vez que se permite una rápida recuperación".

También sería necesario cambiar los términos acordados con la Eurozona, "unos objetivos presupuestarios más razonables, como lograr un superávit primario del 1% (no del 3,5% que pide Europa ahora)". Y sobre todo, "el BCE debe proveer de liquidez a los bancos griegos inmediatamente. ¿Cómo puede haber una unión monetaria si el banco central no actúa como prestamista de última instancia? No se está proveyendo a los bancos con los euros que necesitan para pagar a los depositantes, lo que equivale a expulsar a Grecia de la Eurozona".

Para culminar, Stiglitz asegura que "si los miembros de la Eurozona continúan por la misma dirección me temo que el juego habrá terminado. El resultado será malo para Grecia, malo para Europa y malo para la economía mundial, incluido Estados Unidos".

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin