miércoles, 24 de octubre de 2012

Economía española retrocede 1,7% en 12 meses, sube la prima de riesgo y caen las bolsas


La economía española retrocedió el 0,4% en el tercer trimestre de 2012 y completó cinco trimestres seguidos en rojo acumulando un descenso de 1,7 por ciento en 12 meses, como se aprecia en la gráfica, de acuerdo a los datos del Banco de España. El boletín estadístico de la entidad referido al período comprendido entre julio y septiembre indica que el retroceso de la economía es similar al observado en el trimestre anterior cuando también descendió 0,4 por ciento.
Según el informe, la caída de la demanda nacional se suavizó al descender el 1,2%, afectada positivamente por la anticipación de decisiones de gasto ante la subida del IVA y por el "alivio" que ha supuesto el plan de pago a proveedores sobre las cuentas de las sociedades y de los empresarios. En el panorama económico internacional, el tercer trimestre supuso una desaceleración adicional en el ritmo de recuperación de la economía mundial, ante la pérdida de impulso de los países emergentes, del continuado debilitamiento de la actividad de la zonaeuro y del persistente tono de bajo crecimiento en el resto de los países desarrollados.


Las incertidumbres sobre la economía española dispararon la prima de riesgo que volvió a superar los 400 puntos y cerró en 405,27 puntos básicos por primera vez en las últimas dos semanas. La prima se disparó aún más porque el interés del bono alemán a diez años se redujo a 1,572 por ciento, en comparación al 1,618 por ciento del cierre del lunes, mientras que el bono español se elevó a 5,575 por ciento. La prima de riesgo se agravó luego de los negativos datos económicos que comenzaron a emanar de Estados Unidos tras la apertura de Wall Street, elevando también la prima de riesgo de Grecia, Italia, Irlanda, Francia y Portugal. La caída en la cotización de las empresas tecnológicas iniciada el jueves pasado, se mantiene en vilo debido a las débiles ganancias registradas en el tercer trimestre de este año. Esto hace predecir una contracción aún más prolongada, pese a la fortaleza exhibida por Alemania, el único país que se mantiene recibiendo ganancias y luciendo una sólida cuenta fiscal. El Ibex 35 de la bolsa española, cayó un -1,64% y cerró en los 7.747 puntos. El Dow Jones también tuvo una jornada para el olvido al descender -1,82 por ciento y coronar su mayor caída en cuatro meses. A continuación, la gráfica del Ibex35 para los últimos 5 años.


Todo indica que la caída de las bolsas mundiales continuará dado que la contracción que está sufriendo la economía se hará más acentuada en este cuarto trimestre. El alto desempleo y los nuevos despidos realizados por las empresas que ven reducir sus ventas y ganancias, produce el efecto de retroalimentar la crisis y conducirla a la llamada espiral de la muerte.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin