sábado, 4 de junio de 2016

Ha muerto Mohamed Ali, el deportista del siglo


El exboxeador estadounidense y tres veces campeón de los pesos completos Mohamed Ali murió durante esta madrugada en un hospital de Phoenix a los 74 años. Había sido internado el jueves por problemas respiratorios: Su estado era bueno y se esperaba que permaneciera poco tiempo en el hospital. Sin embargo, en las últimas horas, su salud empeoró de manera drástica.

Ali se había retirado del boxeo en 1981 y padecía de Parkinson, enfermedad que le fue diagnosticada en 1984. Fue uno de los más grandes del deporte y se lo gritaba al mundo una y otra vez. Fue el boxeador más famoso de todos los tiempos y considerado el "deportista del siglo", "el más grande": "The Greatest". Fue un ídolo, un artista en el ring. Su estilo elegante y ligero sobre el cuadrilátero y sus reflejos únicos lo convirtieron en un mito.

Con su manera de boxear, Ali revolucionó su deporte. Con los brazos sueltos colgando al costado, sin guardia alguna, provocaba a los rivales. Pero las piernas eran tan rápidas como los puños. "Flotaré como una mariposa y picaré como una abeja", describió en una ocasión.

También un hombre que se reveló contra las injusticias y se enfrentó a los poderosos, incluso poniendo en riesgo su carrera deportiva. Denunció el racismo y la guerra de Vietnam. Y su negativa a ser reclutado como soldado en 1967 para combatir en la guerra del sudeste asiático le costó una suspensión de tres años sin boxear.

Después su regreso a principios de los años 70, las peleas ante Joe Frazier, Ken Norton y George Foreman se convirtieron en fenómenos globales que espectadores de todo el mundo vieron sin importar la hora que fuera en sus países. También fue derrotado, como ante Frazier en 1971 y Norton en 1973. El último de sus 61 combates (56 victorias, 37 KO y cinco derrotas) fue también conmovedor. El 11 de diciembre de 1981 perdió contra el candiense Trevor Berbick, en una pelea que pasó a los anales como el "Drama en las Bahamas".

"Fue más grande que el presidente de Estados Unidos. Fue la persona más famosa del mundo", dijo George Foreman, uno de los grandes rivales de Ali. "Soy el más grande", repetía Ali, quien había nacido con el nombre de Cassius Clay y se lo cambió por considerar que ese nombre "era de esclavos" y tras convertirse al islam en 1964, año en que destronó al entonces campeón mundial Sonny Liston, que era considerado imbatible. "He sacudido el mundo", dijo tras su victoria.

El diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en 1984 lo definió como "una prueba de Dios". En los últimos años, Ali se dejó ver pocas veces en público. Sentado casi siempre en una silla de ruedas, apenas podía hablar. "Un días vas a morir -decía el credo de Ali-. Así que prepárate para ir al cielo y para vivir eternamente feliz."

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis