domingo, 13 de octubre de 2013

Cómo se enriqueció la familia Rothschild especulando con la Batalla de Waterloo



En el año 1806, el Principe Elector Guillermo IX tuvo que huir de las tropas de Napoleón y abandonar Kassel en menos de 24 horas. Una parte de su fortuna por valor de 600.000 libras la dejó a su agente Mayer Amschel Rothschild, quien especuló con este dinero en la batalla de Waterloo poniendo de rodillas al gobierno inglés. A Nathan Rotschild se le atribuye la frase “hay que comprar con el sonido de los cañones y vender con el sonido de las trompetas. Nathan Rothschild se hizo de fortuna al conocer antes que nadie el resultado de la batalla de Waterloo y compró cuando toda Inglaterra daba por perdida la gesta de Wellington y los precios estaban por los suelos. Luego vendió en la euforia que siguió a la derrota del emperador Napoleón, el hombre que para Hegel simbolizaba “la razón a caballo”.

Esta película fue realizada en Alemania en 1939 y está basada en los documentos históricos que muestran cómo la familia Rothschild especuló con la batalla de Waterloo y cómo el Banco de Inglaterra (y por ende el gobierno inglés) pasaron a sus manos. El filme nos nutre de generosa información que nos permite comprender las triquiñuelas empleadas por los Rothschild para hacerse con el control de la bolsa de Londres, epicentro de la economía mundial hace 200 años. Desde cómo utiliza Meyer Amscheld Rotschild el dinero que Guillermo IX le deja en custodia y lo evade a Inglaterra permitiendo que parte de ese dinero financie a los dos bandos de la guerra.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis