lunes, 12 de diciembre de 2011

Goldman Sachs, la gran máquina de las burbujas especulativas


Matt Taibbi, Rolling Stone

"La primera cosa que hay que saber acerca de Goldman Sachs es que está en todas partes. El banco de inversión más poderoso del mundo es un vampiro chupador envuelto como un pulpo alrededor de la faz de la humanidad, succionando sin descanso con su hocico sangriento todo lo que huela a dinero. De hecho, la historia de la reciente crisis financiera, se puede ver como una historia de la rápida declinación y caída del imperio americano, se lee como un Quien es Quien de los graduados de Goldman Sachs.

Por ahora, la mayoría de nosotros conocemos a los principales actores. Como secretario del Tesoro de George W. Bush, antiguo director ejecutivo de Goldman, Henry Paulson, fue el arquitecto del plan de rescate, un receloso y egoísta plan para canalizar miles de millones de tus dólares a un puñado de sus viejos amigos en Wall Street. Robert Rubin, anterior Secretario del Tesoro de Bill Clinton, primero, pasó 26 años en Goldman antes de convertirse en presidente de Citigroup - que a su vez obtuvo de Paulson un plan de rescate de los contribuyentes por 300 mil millones dólares. Aquí está, John Thain, el imbecil jefe de Merrill Lynch que ha comprado una alfombra de 87.000 dólares para su oficina, mientras su empresa estaba implosionando, un ex banquero de Goldman, Thain ha disfrutado de un ramillete multibillionario de dolares de Paulson, que utilizo miles de millones en fondos de los contribuyentes para ayudar a Bank of America y rescatar la apesadumbrada empresa de Thain. Y Robert Steel, el ex jefe Goldmanita de Wachovia, se asignó a sí mismo y a sus colegas ejecutivos $225 millones en pagos de paracaídas dorado cuando su banco se estaba autodestruyendo. Otro es Joshua Bolten, jefe de gabinete de Bush durante el rescate, y Mark Patterson, el jefe del Tesoro del Estado Mayor, que era un cabildero de Goldman hace apenas un año, y Ed Liddy, el ex director de Goldman, a quien Paulson puso a cargo del gigante de los seguros AIG rescatados por el "bailout", que desvió más de $ 13 mil millones a Goldman después que Liddy subió a bordo. Los jefes de los bancos nacionales de Canadá y de Italia son alumnos de Goldman, también lo es el jefe del Banco Mundial, el jefe de la Bolsa de Nueva York, los dos últimos jefes de la Federal Reserve Bank de Nueva York - que, por cierto, estan ahora a cargo de la supervisión de Goldman - por no hablar de ...

Pero entonces, cualquier intento de construir una narración en torno a todos los ex Goldmanitas en posiciones de influencia se convierte rápidamente en un ejercicio de absurdo y sin sentido, es como tratar de hacer una lista de todo. Lo que usted necesita conocer es la vista panoramica: si Estados Unidos está dando vueltas sobre el drenaje, Goldman Sachs ha encontrado en tal drenaje una vía de escape muy lamentable en el sistema del capitalismo democrático occidental, ya que nunca se previó que en una sociedad pasivamente gobernada por los mercados libres y las elecciones libres, la codicia organizada siempre acaba derrotando a la democracia desorganizada.

El alcance y poder sin precedentes del Banco le han permitido convertir a toda América en un gigantesco vertedero de estafas, la completa manipulación durante años de varios sectores económicos a la vez, lanzando los dados apostando cuando o cuanto se derrumba el mercado, y todo el tiempo atragantándose en lo oculto con los costos de los platos rotos de las familias en todas partes - los precios elevados de la gasolina, el aumento de las tasas de crédito al consumidor, fondos de pensiones desguazados, despidos masivos, los impuestos a futuro para pagar rescates. Todo ese dinero que usted está perdiendo, va a alguna parte, y tanto en forma literal como en un sentido figurado, directo a Goldman Sachs es por dónde se va: El banco es un enorme motor altamente sofisticados para la conversión de la utilidad, la sustancia de la riqueza de la sociedad, despliega lo menos útil por lo mas inútil e insípido en la Tierra - el beneficio puro para las personas ricas.

Esto lo logran usando de nuevo el mismo manual una y otra vez. La fórmula es relativamente simple: Goldman se posiciona a sí mismo en medio de una burbuja especulativa, con la venta de inversiones que saben que son basura. Luego, ellos colectan grandes sumas de dinero desde la clase media y los niveles inferiores de la sociedad con la ayuda de un estado paralizado y corrupto que le permite rescribir las reglas a cambio de las monedas que el banco les lanza al patrocinio político. Por último, cuando todo queda congestionado, dejando a millones de ciudadanos en la calle, es comienzan el proceso otra vez, vienen con la caballería a rescatarnos a todos nosotros para prestarnos nuestro propio dinero a interés, luego de presentarse a sí mismos como hombres por encima de la codicia, sólo un grupo de chicos muy inteligente con las pilas puestas. Ellos han estado tirando de esta misma maniobra una y otra vez desde la década de 1920 - y ahora están preparando para hacerlo de nuevo, creando lo que puede ser una burbuja más grande y más audaz todavía.

Si usted quiere entender cómo llegamos a esta crisis financiera, hay que entender primero donde se fue todo el dinero - y para entender esto es necesario entender antes que Goldman ya se ha salido con la suya. Esta es una historia exactamente de cinco burbujas de longitud - incluyendo el extraño y aparentemente inexplicable aumento en el precio del petróleo del año pasado. Había un montón de perdedores en cada una de las burbujas, y en el plan de rescate que siguieron. Pero Goldman no era uno de ellos.

Burbuja # 1 La Gran Depresión


"Goldman no siempre fue un gigante demasiado grande para quebrar de Wall Street, justamente casi siempre con el rostro implacable del capitalismo de matar-o-ser-muerto. El banco fue fundado en 1869 por un inmigrante alemán llamado Marcus Goldman, que lo construyó con su yerno Samuel Sachs. Fueron pioneros en el uso de papel comercial, que es sólo una forma elegante de decir que hicieron préstamos de dinero a corto plazo y pagarés a los vendedores de poca monta en el centro de Manhattan.

Usted probablemente puede adivinar la primera trama básica de Goldman en 100 años de actividad: audaz, el banco de inversión immigrante, se levanta por su propio esfuerzo. En su historia antigua que no hay realmente un solo episodio que permita el escrutinio, ahora se ve a la luz de los acontecimientos más recientes: la incursión desastrosa de Goldman en la fiebre especulativa del precrash de Wall Street en la década de 1920.

Este gran Hindenburg de la historia financiera tiene algunas características que podrían sonarle familiares. En aquel entonces, el principal instrumento financiero utilizado para estafar a los inversionistas fue llamado un "fideicomiso de inversión". Similares a las modernas sociedades de inversión, donde se confía el dinero de los inversores grandes y pequeños y (teóricamente, al menos) es invertido en una mezcla heterogénea de valores de Wall Street, aunque los valores y las cantidades a menudo se ocultan a la opinión pública. Así que un tipo normal puede invertir $ 10 o $ 100 en un trust y sentir que es un gran jugador. Al igual que en la década de 1990, cuando los instrumentos financieros nuevos como comercio diario y comercio electrónico atrajeron miles de nuevos inversionistas que querían sentirse como grandes personajes, fondos de inversión que han atado a una nueva generación de inversores permanentes en el juego de la especulación.

Empezando un patrón que se repetiria una y otra vez, Goldman se metió en el juego de los fondos de inversión tarde, dio un salto a pies juntos y se fue adelante. El primer esfuerzo fue el de Goldman Sachs Trading Corporation, el banco emitió un millón de acciones a $ 100 cada uno, compró todas las acciones con su propio dinero y entonces vendió el 90 por ciento de ellos al público hambriento a $ 104. La Corporación de Comercio implacablemente luego compró sus propias acciones, elevando el precio de licitación más y más. Eventualmente hizo objeto de dumping parte de sus tenencias y patrocinó un nuevo trust, la Corporación de Shenandoah, la emisión de más millones en acciones de ese fondo - que a su vez fue patrocinado por otro fideicomiso denominado Corporación de Blue Ridge. De esta manera, cada sociedad de inversión sirvió como un frente de una pirámide sin fin de inversión: Goldman escondido detrás de Goldman y oculto detrás de Goldman. De los 7.250.000 de acciones iniciales de Blue Ridge, 6.250.000 eran en realidad propiedad de Shenandoah - que, por supuesto, fue en su mayor parte propiedad de Goldman Trading.

El resultado final (pregúntese si esto le suena familiar) fue una conexión en cadena de dinero prestado, muy vulnerable a una disminución en el rendimiento en cualquier lugar a lo largo de la línea. La idea básica no es difícil de seguir. Usted toma un dólar y présta nueve en contra que, luego de tomar ese fondo de $10 y un préstamo de $90, entonces usted crea su fondo de US $100 y, mientras el público sigue los créditos y los préstamos e invierte $900. Si el fondo último de la fila comienza a perder valor, ya no tiene el dinero para pagar a sus inversores, y todo el mundo es masacrado.

En un capítulo de El Gran Crash de 1929, titulado "En Goldman Sachs confiamos", el famoso economista John Kenneth Galbraith sostenía la Blue Ridge y el trust Shenandoah como ejemplos clásicos de la locura de la inversión basada en el apalancamiento. Los trusts de Goldman, escribió, eran la principal causa de accidente histórico del mercado, en dólares de hoy, las pérdidas que el banco sufrió totalizó unos 475 mil millones dólares. "Es difícil no maravillarse de la imaginación, que estaba implícita en esta locura gigantesca", observa Galbraith, sonando como el dicho de Keith Olbermann. "Si debe haber una locura, algo se puede decir, pero es en una escala heroica"."

Burbuja # 2 acciones tecnológicas


"Avancemos unos 65 años. Goldman no sólo sobrevivió a la quiebra que acabó con muchos de los inversores que engañó, sino que se convirtió en el principal asegurador de las corporaciones más ricas y poderosas del país. Gracias a Sidney Weinberg, que pasó de la categoría de auxiliar de conserje a la cabeza de la empresa, Goldman se convirtió en el pionero de la oferta pública inicial, uno de los medios principales y más lucrativo de las empresas para obtener dinero. Durante los años 1970 y 1980, Goldman podia no haber sido la Estrella de la Muerte tragadora de planetas con la influencia política que tiene hoy, sino que era una empresa importante que tenía la reputación de atraer a los talentos más inteligente de la calle.

También, curiosamente, tenía la reputación de una ética relativamente sólida y un enfoque paciente a la inversión evitando el dinero rápido; sus dirigentes fueron capacitados para adoptar el mantra de la empresa, "codiciosos a largo plazo". Un ex banquero de Goldman, que dejó la firma en los noventa recuerda haber visto a sus superiores renunciar a un negocio muy rentable por el hecho de que era un negocio con perdidas a largo plazo. "Hemos devuelto el dinero a 'grandes' clientes corporativos que han hecho un mal negocio con nosotros", dice. "Todo lo que hicimos fue legal y justo pero ¿codicioso a largo plazo? 'dijo que no quería hacer tales beneficios a costas de los gastos colectivos de los clientes sino que nosotros explotamos el mercado".

Pero luego, algo sucedió. Es difícil decir qué ocurrió exactamente, podría haber sido el hecho de que el copresidente de Goldman en los años noventa, Robert Rubin, acompañó a Bill Clinton a la Casa Blanca, donde dirigió el Consejo Económico Nacional y se convirtió en secretario del Tesoro. Mientras los medios estadounidenses se enamoraron de la línea de la historia de un par de babyboomer, niños de los sesenta, Fleetwood Mac, y los yuppies que anidaron en la Casa Blanca, también los medios se cuidaron de aportar cualquier indiscreción sobre Rubin, que fue promocionado como sin duda la persona más inteligente en caminar sobre la faz de la Tierra, con Newton, Einstein, Mozart y Kant, muy por detrás.

Rubin fue el banquero prototípico de Goldman. Probablemente nació con un traje de 4.000 dólares, tenía un rostro que parecía estar permanentemente congelado justo antes de una disculpa por ser más inteligente que usted, y de él emanaba una como-Spock, emoción neutral exterior, el único sentimiento humano que te puedas imaginar que él estaba viviendo una pesadilla de ser forzado a jugar de coach. Se convirtió casi en un cliché nacional que lo que pensaba Rubin era lo mejor para la economía - un fenómeno que alcanzó su ápice en 1999, cuando Rubin apareció en la portada de Time con el subsecretario del Tesoro, Larry Summers, y el presidente de la Fed, Alan Greenspan, bajo el título "Los hombres que salvaron al mundo". Y "lo que Rubin pensaba", en su mayoría, era que la economía estadounidense y, en particular los mercados financieros, estaban excesivamente regulados y debían ser puestos en libertad. Durante su permanencia en el Tesoro, en la Casa Blanca, Clinton hizo una serie de movimientos que tendrian drasticas consecuencias para la economía mundial - comenzando con el fracaso total y completo de Rubin para regular su antigua empresa durante su carrera loca por obtener obscenos beneficios a corto plazo.

La estafa de base en la era de Internet es muy fácil de comprender, incluso para los económicamente analfabetos. Las empresas que no eran mucho más que las ideas peregrinas garabateadas en servilletas de salones de fumadores noctámbulos fueron expuestas al público a través de oficinas de propiedad intelectual (IPO), promocionados en los medios de comunicación y puestos a la venta al público en mega-millones. Era como si los bancos como Goldman estaban envolviendo cintas alrededor de los melones, lanzándolas desde ventanas de los pisos 50 y abriendo los teléfonos para oír las ofertas. En este juego usted era un único ganador si recuperaba su dinero antes de que el melón golpeara el pavimento.

Parece obvio ahora, pero lo que el inversor medio no sabía en ese momento era que los bancos habían cambiado las reglas del juego, haciendo que los negocios se vieran mejor de lo que realmente eran. Lo hicieron mediante la creación de lo que fue, en realidad, un sistema de dos niveles de inversión - una para los de adentro que conocía los números reales, y otro para los inversores laicos invitados a perseguir los precios crecientes que los propios bancos sabían que eran irracionales. Aunque el patrón posterior de Goldman sería capitalizar los cambios en el entorno normativo, su innovación clave en los años Internet era abandonar las normas de control de calidad de su propia industria.

"Desde la Gran Depresión, había directrices estrictas de suscripción que en Wall Street debían seguirse a la hora de tornar una sociedad para inversión pública ", dice un prominente administrador de fondos cobertura. "La empresa tenía que estar en actividad durante un mínimo de cinco años, y tenía que demostrar la rentabilidad de tres años consecutivos. Sin embargo, Wall Street tomó estas directrices, y las arrojó a la basura. Goldman completa la farsa eliminando las reservas: "Sus analistas estaban por ahí diciendo Basura.com vale $100 por acción."

El problema era que nadie le dijo a los inversionistas que las reglas habían cambiado. "Todo el mundo en el interior lo sabía", dice el gerente. "Bob Rubin aseguro que sabía lo que eran las normas de suscripción. Habían estado intactas desde la década de 1930."

Jay Ritter, profesor de finanzas en la Universidad de la Florida que se especializa en las IPOs, dice que los bancos como Goldman sabían muy bien que muchas de las ofertas públicas que se pregonan no valían ni un centavo. "En los ochenta, los aseguradores principales insistieron en tres años de rentabilidad. Luego fue un año, luego que fue un trimestre. En la época de la burbuja de Internet, ni siquiera se les exigia rentabilidad en el futuro previsible".

Goldman ha negado que cambiara sus estándares de suscripción durante los años de Internet, pero sus propias estadísticas desmienten la afirmación. Así como lo hizo con la confianza de los inversiónistas en la década de 1920, Goldman comenzó lento y terminó en los años locos de Internet. Después tomo una poco conocida compañía con finanzas débiles llamada Yahoo!, que se hizo publica en 1996, una vez que el boom de la tecnología ya había comenzado, Goldman se convirtió rápidamente en el rey de las IPO de la era de Internet. De las 24 empresas que se hicieron públicas en 1997, un tercio estaban perdiendo dinero en el momento de la salida a la bolsa. En 1999, a la altura del boom, que tomó 47 empresas públicas, incluyendo neonatos como Webvan y eToys, las ofertas de inversión eran en muchos sentidos los equivalentes modernos de Blue Ridge y Shenandoah. Al año siguiente, se suscribieron 18 empresas en los primeros cuatro meses, de los cuales 14 fueron los perdedores de dinero en el tiempo. Como suscriptor líder de las acciones de Internet durante el auge, Goldman proporcionó beneficios mucho más volátiles que los de sus competidores: En 1999, la salida a la bolsa de Goldman en promedio saltó 281 por ciento por encima de su precio de oferta, en comparación con el promedio de Wall Street de 181 por ciento.

¿Cómo Goldman pudo lograr resultados tan extraordinarios? Una respuesta es que utilizaron una práctica conocida como "escalamiento", que es sólo una forma elegante de decir que manipuló el precio de la acción de las nuevas ofertas. Así es como funciona: Digamos que tú eres Goldman Sachs, y Basura.com viene a usted y le pide que ofrezca su empresa al público. Usted está de acuerdo en los términos habituales: Usted pondra el precio de la acción, determinando cuántas acciones deben ser ofrecidas y toma el CEO Basura.com en el programa de un "camino" para inversores charla coloquial, todo a cambio de una tarifa sustancial (por lo general seis a siete por ciento del monto recaudado). A continuación, le promete a sus mejores clientes el derecho a comprar grandes porciones de la salida a bolsa al precio de oferta baja - digamos que Basura.com tiene el precio de la acción inicial de $15 - a cambio de una promesa de que va a comprar más acciones más adelante en el mercado abierto.Eso que pareciera una simple demanda le da el conocimiento interno del futuro de la oficina de propiedad intelectual, los conocimientos que no fueron revelados a los idiotas del comercio diario que sólo tenían el folleto y que que pasaron: Usted sabe que algunos de sus clientes que compraron X cantidad de acciones a 15 dólares también van a comprar más acciones en $20 o $25, casi garantizando que el precio se va a ir a $25 y más allá. En esta forma, Goldman artificialmente sube los precios de la nueva empresa, que por supuesto beneficia al banco - un seis por ciento de una tasa de salida a bolsa 500 millones de dólares es una ganancia seria.

Goldman fue reiteradamente demandado por los accionistas por participar en el escalamiento en una variedad de oficinas de propiedad intelectual en Internet, incluyendo Webvan y NetZero. Las prácticas engañosas también llamaron la atención de Nicholas Maier, gerente del sindicato de Cramer & Co., el fondo de cobertura se ejecuto en su momento por el ahora famoso charlista idiota de televisión Jim Cramer, el mismo fue alumno de Goldman. Maier dijo a la SEC que, mientras trabajaba para Cramer entre 1996 y 1998, fue varias veces obligado a participar en las prácticas de escalamiento en ofertas IPO de Goldman.

"Goldman, de lo que vi, era uno de los peores perpetradores", dijo Maier. Ellos alimentaron totalmente la burbuja. Y es específicamente ese tipo de comportamiento que ha causado la caída del mercado. Construyeron estas ofertas de acciones sobre una base ilegal - manipulando - y en última instancia, lo que realmente era, el pequeño inversionista que terminó comprando. En 2005, Goldman acordó pagar US $ 40 millones por sus violaciones de escalamiento - una pena insignificante en comparación con las enormes ganancias que hizo. (Goldman, que ha negado su participación en todos los casos en que se ha envuelto, se negó a responder a las preguntas de esta historia.)

Otra práctica que Goldman emprendio durante el boom de Internet fue el "spinning", mejor conocido como el soborno. Aquí, el banco de inversión ofreceria a los ejecutivos de la compañía las acciones de la nueva compañía pública en precios extra-bajos, a cambio de actividades de suscripción de futuros. Los bancos que participan en el hilado entonces subestimarian el precio de la oferta inicial - garantizando que los Precios de apertura "calientes" de acciones que habían entregado a los iniciados, es mas probable que aumenten rápidamente, suministrando premios FirstDay (primer día) más grandes para unos pocos elegidos. Así que en lugar de abrir Basura.com a 20 dólares, el banco se acercaba el presidente de Basura.com y le ofreceria un millón de acciones de su propia compañía en $18 a cambio de futuros negocios - efectivamente robando a todos los nuevos accionistas de Basura.com para desviar el dinero en efectivo que debía haber ido a la línea inferior de la empresa hacia la cuenta bancaria privada del presidente de la compañía.

En un caso, Goldman supuestamente hizo una multimillonaria oferta de dólares al CEO de eBay Meg Whitman, quien más tarde se unió a Goldman. En intercambio por futuros negocios bancarios.Según un informe de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara en 2002, Goldman dio ofertas especiales de acciones a directivos de 21 empresas que hizo públicas, incluyendo a Jerry Yang cofundador de Yahoo!, y dos de los grandes villanos de la edad de los escándalos financieros - Dennis Kozlowski de Tyco y Ken Lay de Enron. Goldman denunció airadamente el informe como "una flagrante distorsión de los hechos" - poco antes había hecho el pago de $110 millones para resolver una investigación sobre el tejido de manipulaciones en marcha y otros, por los reguladores del estado de Nueva York. El giro de las acciones de IPO caliente no eran un beneficio empresarial inofensivo" El fiscal general Eliot Spitzer dijo en ese momento. "En cambio, fue una parte integral de un plan fraudulento para obtener inversiones en nuevos negocios bancarios".

Este tipo de prácticas conspiraron para convertir la burbuja de Internet en uno de los mayores desastres financieros en la historia del mundo: unos 5 trillones de dólares de riqueza fue evaporada solo en el NASDAQ. Pero el verdadero problema no era el dinero que perdido por los accionistas, sino era el dinero ganado por los banqueros de inversión, que recibieron bonos fuertes para manipular el mercado. En lugar de enseñar una lección de Wall Street que las burbujas siempre se desinflan, los años de Internet demostraron a los banqueros que en la era del libre flujo de capital de propiedad pública y las empresas financieras, las burbujas son increíblemente fáciles de inflar, y las primas individuales son en realidad más grandes a medida que la manía y la irracionalidad son mayores.

En ninguna parte fue esto más cierto que en Goldman. Entre 1999 y 2002, la empresa pagó 28,5 mil millones dólares en compensaciones y beneficios - un promedio de aproximadamente 350.000 dólares anuales por empleado. Esos números son importantes porque el legado clave del auge de Internet es que la economía está impulsada en gran parte por la consecución de los enormes sueldos y bonificaciones que esas burbujas hacen posible. El mantra de Goldman "a largo plazo codiciosos" se desvaneció en el aire cuando él se jugó a conseguir su cheque antes de que el melón golpeara el pavimento.

El mercado ya no era un lugar gerenciado racionalmente donde crecen negocios reales y rentables: era un enorme océano de Dinero de Algún Otro, donde los banqueros transportan grandes sumas de dinero a través de cualquier medio necesario tratando de convertir ese dinero en bonos y pagos lo antes posible. Si, tu escalas y giras 50 IPO (oficinas de propiedad intelectual) en Internet que van a la quiebra en un año, ¿y qué? Para el momento en que la SEC (Comisión de Bolsa de Valores) ha llegado al momento de la imposición de multas a su empresa por $ 110 millones, el yate que compraste con tu salida de bonos a la bolsa ya tiene seis años. Además, usted probablemente estará fuera de Goldman para entonces, dirigiendo el Tesoro de EE.UU. o tal vez el estado de Nueva Jersey. (Uno de los momentos verdaderamente cómico en la historia de un colapso financiero reciente de América se produjo cuando el gobernador Jon Corzine de New Jersey, quien dirigió Goldman desde 1994 hasta 1999 y salió con $ 320 millones en oferta pública inicial en el engorde de acciones, insistió en 2002 que "yo" Nunca "antes" había oído hablar el término de escalamiento.)

Para un banco que pagó $ 7 mil millones al año en sueldos, multas de 110 millones dólares emitida a finales de media década eran algo mucho menos que un elemento de disuasión - era una broma. Una vez que estalló la burbuja de Internet, Goldman no tenía ningún incentivo para reevaluar su nueva estrategia, guiada por el lucro, sino que busca alrededor otra burbuja para inflar. Como resultado, se tenía una lista, gracias en gran parte a Rubin."

Burbuja # 3 Vivienda


"El rol de Goldman en el desastre mundial que estaba extendiendo la burbuja de la vivienda no es difícil de rastrear. Una vez más, el truco de base fue una relajación en las normas de suscripción, aunque en este caso las normas no estaban en las oficinas de propiedad intelectual, sino en las hipotecas. Casi todo el mundo sabe que durante décadas los concesionarios de hipotecas insistieron en que los compradores pudieran producir un pago inicial del 10 por ciento o más, mostrando un ingreso estable y buena calificación de crédito, y que a la vez poseyeran un verdadero nombre y apellido. Luego, en los albores del nuevo milenio, de repente se tiró toda esa mierda por la ventana y se empezó a escribir las hipotecas sobre las espaldas de las servilletas de camareras y mesoneros que las transportaban a cinco dólares y una barra de vagabundos.

Nada de esto hubiera sido posible sin los bancos de inversión como Goldman, que envolvieron el paquete de esas hipotecas de mierda y los vendieron en masa a las compañías de seguros y a los confiados fondos de pensiones. Esto creó un mercado de masas para la deuda tóxica que nunca hubiera existido antes, en los viejos tiempos, ningún banco habría querido mantener algunos ex adicto y chulos en sus libros de hipoteca, sabiendo que podrian fallar. No se pueden realizar estas hipotecas, en otras palabras, a menos que se puede vender a alguien que no sabe lo que son.

Goldman utilizó dos métodos para ocultar el desorden en el que estaban vendiendo. En primer lugar, empaquetaron centenares de hipotecas diferentes en los instrumentos llamados Obligaciones de deuda con garantía (CDO). Entonces, los inversores que vendieron la idea de que, debido a que un montón de esas hipotecas iban a estar muy bien, no hay razón para preocuparse demasiado por los activos basura: los CDO, en su conjunto, eran buenos. Por lo tanto, las hipotecas de baja calificación se convirtieron en las inversiones AAA. En segundo lugar, para cubrir sus propias apuestas, Goldman busco empresas como AIG para ofrecer seguros - conocido como el canje de crédito - en el CDO. Los swaps son esencialmente un circuito de apuesta entre AIG y Goldman: Goldman apuesta a la pérdida de forma predeterminada, AIG está apostando a que no.

Sólo había un problema con las ofertas de: Todos los tejemaneos representan exactamente el tipo de especulación peligrosa que se supone que los reguladores federales deben frenar, derivados como CDOs y los swaps de crédito ya habían causado una serie de graves calamidades financieras: Procter & Gamble y Gibson Greetings perdieron fortunas, y el Condado de Orange, California, se vio obligado a insolvencia en 1994. Un informe de ese año por la Oficina de Contabilidad del Gobierno recomienda que estos instrumentos financieros sean estrictamente regulados - y, en 1998, el jefe de la CFTC Commodity Futures Trading Commission, una mujer llamada Brooksley Born, se mostró de acuerdo. En mayo, se distribuyó una carta a los líderes de negocios y de la administración Clinton lo que sugiere que los bancos deberán proporcionar una mayor divulgación en las operaciones de derivados, y mantener reservas para amortiguar las pérdidas.

Más regulación no era exactamente lo que Goldman tenía en mente. "Los bancos se vuelven locos, ellos deben ser detenidos", dice Michael Greenberger, que trabajó para Born como director de operaciones y mercado en la CFTC y ahora es profesor de Derecho en la Universidad de Maryland. "Greenspan, Summers, Rubin y [jefe de la SEC Arthur ] Levitt deben ser detenidos."

El cuarteto económico reinante de Clinton - "especialmente Rubin", según Greenberger ? llamaron a Born para una reunión y se planteó el caso. Ella se negó a dar marcha atrás, sin embargo, y continuaron presionando para una mayor regulación de los derivados. Luego, en junio de 1998, Rubin públicamente hizo la denuncia de su acción, al tiempo de recomendar a que el Congreso le quitara a la CFTC su autoridad reguladora. En 2000, en su último día de sesiónes, el Congreso aprobó el ahora famoso Commodity Futures Modernization Act, donde se había insertado en una ley de gastos de 11.000 páginas en el último minuto, casi sin debate en el Senado. Los bancos estaban en libertad de comerciar swaps de incumplimiento con impunidad.

Pero la historia no terminó ahí. AIG, un proveedor importante de swaps de incumplimiento, se acercó al Estado de Nueva York, Departamento de Seguros en el año 2000 y preguntó si los swaps de incumplimiento (CDS) serían regulados como los seguros. En ese momento, la oficina estaba dirigida por un Neil Levin, un ex vice presidente de Goldman, quien decidió en contra de la regulación de los enfoques sectoriales. Ahora, libre para suscribir el mayor número de valores basados en vivienda y comprar crédito de Protección de mora, ya tenía lo que quería, Goldman se volvió loco con la lujuria de préstamos. En el apogeo del boom de la vivienda en 2006, Goldman hizo la suscripción de 76,5 mil millones dólares el monto de los valores respaldados por hipoteca - un tercio de los cuales fueron de alto riesgo - en gran parte para los inversores institucionales, como las pensiones y compañías de seguros. Y esta cuestión masiva de bienes inmuebles eran enormes pantanos de basura.

Tome un ejemplar de 494 millones dólares ese año, GSAMP Trust 2006S3. Muchas de las hipotecas pertenecían a los prestatarios de segunda hipoteca, y el promedio del capital común que tenían en sus hogares fue del 0,71 por ciento. Además, el 58 por ciento de los préstamos incluidos tenían poca o ninguna documentación - no hay nombres de los prestatarios, ni las direcciones de los hogares, sólo códigos postales. Sin embargo, las principales agencias de calificación, Moody's y Standard & Poor's, dieron una puntuación del 93 por ciento de la emisión como de grado de inversión. Moody's prevé que menos del 10 por ciento de los préstamos quedarían en mora. En realidad, el 18 por ciento de las hipotecas quedaron en mora en 18 meses.

No es que Goldman estuviese personalmente en algún riesgo. El banco tomó todas estas horribles, completamente irresponsables hipotecas provenientes de gangsters de las empresas de estado como Countrywide y las vendieron a los municipios y los jubilados - ancianos, por el amor de Dios - todo el tiempo fingiendo que no era clasificación mierda. Pero incluso cuando se involucraba lo que hacía era tomar posiciones cortas en el mismo mercado, en esencia, apostando en contra de la misma mierda que estaba vendiendo. "El sector hipotecario sigue siendo cuestionado," David Viniar, director financiero del banco principal, se jactó en 2007. "Como resultado, hemos tomado importantes descuentos en nuestras posiciones de inventario de largo plazo... Sin embargo, nuestra tendencia de riesgo en este mercado iba a ser corta, y que la posición corta neta era rentable". En otras palabras, las hipotecas que se vendían eran para pendejos. El dinero real se encontraba en las apuestas en contra de las mismas hipotecas.

"Así es como son audaces estos imbéciles", dice un director de fondos de cobertura. "Por lo menos con otros bancos, se podría decir que sólo eran mudos - creían lo que estaban vendiendo, y salió mal la cosa. Goldman sabía lo que estaba haciendo". Pregunto al administrador cómo puedes vender algo a los clientes y en realidad estás apostando en contra - sobre todo cuando usted sabe más sobre las debilidades de los productos que el cliente - no constituye fraude de valores. "Es exactamente el fraude de valores", dice. "Es el corazón de fraude de valores."

Finalmente, cantidades de los inversores perjudicados se pusieron de acuerdo. En una repetición virtual de la locura de la IPO de Internet, Goldman fue golpeado con una ola de demandas tras el colapso de la burbuja inmobiliaria, muchos de los cuales acusaron al banco de la retención de la información pertinente acerca de la calidad de las hipotecas que emitió. Reguladores estatales de Nueva York están demandando a Goldman y 25 de otros aseguradores por la venta de paquetes de hipotecas de mierda de Countrywide a la ciudad y los fondos de pensiones estatales, que perdieron más de $ 100 millones en las inversiones. De Massachusetts también se investigó Goldman por delitos similares, actuando en nombre de 714 titulares de hipotecas que se atascaron con préstamos predatorios. Pero una vez más, Goldman salió prácticamente impune, evitando el juicio con el acuerdo en pagar miserables $60 millones, los cuales la división CDO del banco hizo en un día y medio durante el boom inmobiliario.

Los efectos de la burbuja de la vivienda son bien conocidos - se llevó más o menos directamente al colapso de Bear Stearns, Lehman Brothers y AIG, cuya cartera tóxica de los swaps de crédito fue en gran parte compuesto por el seguro que los bancos como Goldman compraron en contra de sus propias carteras de vivienda. De hecho, por lo menos 13 mil millones dólares del dinero de los contribuyentes dado a AIG en el rescate fue en última instancia a Goldman, en el sentido de que el banco se extenderá sobre la burbuja de la vivienda en dos ocasiones: Es jodido por los inversores que compraron sus CDO mierda apostando en contra de su propio producto mierdero, entonces se volvió y cogió el contribuyente haciéndole pagar las mismas apuestas.

Y una vez más, mientras el mundo estaba colapsando por la crisis alrededor del banco, Goldman estaba seguro dándole una fina compensación a sus departamentos. En 2006, la nómina de la firma saltó a 16.5 billones americanos, un promedio de 622.000 dólares por empleado. Como Goldman explicó "Nosotros trabajamos muy duro aquí"

Pero lo mejor está por venir. Mientras el colapso de la burbuja inmobiliaria echó a casi todo el mundo a la calle o a la cárcel, Goldman gruesamente dobló y solitariamente creó otra burbuja, una que el mundo no sospecha que tenga algo que ver con la firma."

Burbuja #4 un Gallon


"Para el inicio de 2008, el mundo financiero estaba en agitación. Wall Street pasó los últimos dos decenios y medio en la producción de un escándalo tras otro, que dejo poco que vender que no estuviera viciado. Los términos de bonos basura, IPO, hipotecas subprime y otros una vez oferta caliente financiera quedaron ahora firmemente asociados en la mente del público con engaños, las condiciones de crédito y el canje de CDS estaban a punto de unirse a ellos. El mercados de crédito estaba en crisis, y el mantra "la noción de que los precios de la vivienda nunca bajan" que ha sostenido a la economía en toda la fantasía de Bush es ahora un mito plenamente gastado, dejando la calle clamar por un nuevo paradigma de estiércol en pasta.

¿Dónde ir? Con el público renuente a poner dinero en cualquier cosa que luzca como un documento de inversión, La Street tranquilamente se trasladó al casino del mercado físico de mercaderías de las cosas que tu puedes tocar: el maíz, el café, el cacao, el trigo y, sobre todo, de energía, especialmente petróleo. "En conjunto con un declive del dólar, la contracción del crédito y el crash de la vivienda causó un ?vuelo a las mercancías? una búsqueda de los mercaderías primarias. En particular, los futuros sobre el petróleo se dispararon como un cohete, ya que el precio de un solo barril pasó de alrededor de 60 dólares a mediados de 2007 a un máximo de $ 147 en el verano de 2008.

Aquel verano, a medida que la campaña presidencial se calentó, se aceptó la explicación de por qué había alcanzado la gasolina 4,11 dólares por galón y que había un problema con el suministro de petróleo en el mundo. En un ejemplo clásico de cómo los republicanos y los demócratas responden a la crisis mediante el enredo en un feroz intercambio de irrelevancias imbéciles, John McCain insistió en que poner fin a la moratoria sobre la perforación costa afuera sería "muy útil en el corto plazo", mientras que Barack Obama típico en las artes liberales - yuppie estilo federal sostuvo que la inversión en los automóviles híbridos es la manera de salir.

Pero era todo una mentira. Mientras que la oferta mundial de petróleo eventualmente se secará, el flujo a corto plazo ha ido en aumento. En los seis meses antes de que los precios llegaran a picos, de acuerdo con la Administración de Información sobre Energía de los EE.UU., el suministro mundial de petróleo pasó de 85,24 millones de barriles por día a 85,72 millones. Durante el mismo período, la demanda mundial de petróleo se redujo de 86,82 millones de barriles por día a 86,07 millones de euros. No sólo fue el suministro de petróleo a corto plazo sino también de que se caiga la demanda que, en el clásico punto de vista económico, tendría que haber empujado los precios hacia abajo.

Por lo tanto, ¿Que causó el enorme pico de los precios del petróleo? Adivina adivinador. Obviamente Goldman había ayudado - hay otros jugadores en el mercado de mercancías físicas - pero la causa tuvo casi todo que ver con el comportamiento de unos pocos actores poderosos decididos a convertir al mercado una vez sólido en uno de casino especulativo. Goldman persuadió a los fondos de pensiones y otros grandes inversores institucionales para invertir en futuros sobre el petróleo - un acuerdo para comprar petróleo a un precio determinado en una fecha fija. La embestida transformó al petróleo de una mercancía física, rígidamente sujeta a la oferta y la demanda, a algo en lo cual apostar, como un valor. Entre 2003 y 2008, la cantidad de dinero especulativo en los productos básicos aumentó de US $13 millones a US $317 millones, un aumento de 2.300 por ciento. En 2008, un barril de petróleo se tranzaba 27 veces, por término medio, antes de que fuera efectivamente despachado y consumido.

Como esto es un caso frecuente, se produjo una ley en la era de la Depresión diseñada específicamente para prevenir este tipo de cosas. El mercado de productos básicos mucho antes de la depresión fue diseñado en gran parte para ayudar a los agricultores: un productor preocupado por las caídas de los precios futuros podría entrar en un contrato para vender su maíz a un precio determinado para la entrega más tarde, lo que le hizo preocuparse menos sobre el almacenamiento de su cosecha. Cuando nadie estaba comprando trigo, el agricultor podía vender a un intermediario conocido como un "especulador tradicional", que almacena el grano y lo vende más tarde, cuando la demanda vuelve. De esta forma, siempre hay alguien que compra a los agricultores, aún cuando el mercado no tiene necesidad de sus cultivos.

En 1936, sin embargo, el Congreso reconoció que nunca más debe haber especuladores en el mercado de los productores y los consumidores reales. Si eso sucediera, los precios se verían afectados por algo distinto de la oferta y la demanda, y podría derivarse de las manipulaciones de precios. Una nueva ley faculta a la Commodity Futures Trading Comisión CFTC (Comisión del Comercio de Mercancías a Futuro)- el mismo cuerpo que más tarde intentó y no pudo regular de crédito de intercambio (swap credits)- para imponer unos límites a la especulación en mercancías (commodities). Como resultado de la supervisión de la CFTC, la paz y la armonía reinaron en los mercados de productos básicos por más de 50 años.

Todo esto lo cambió en 1991 cuando, sin saberlo casi nadie en el mundo, una filial denominada J. Aron, Casa de comercio de propiedad de Goldman escribió a la CFTC con un argumento inusual. Los agricultores con grandes almacenes de trigo, Goldman argumentó, no eran los únicos que necesitan cubrir su riesgo de futuras caídas de los precios ? los corredores de Wall Street de grandes apuestas en los precios del petróleo también lo necesitaban para cubrir su riesgo, porque, bueno, que podían perder mucho también.

Esto fue la mas completa y absoluta mierda - la ley 1936, recuerda, se ha diseñado específicamente para mantener las distinciones entre las personas quienes compran y venden cosas tangibles y reales de tipos que comercian con papel. Sin embargo, la CFTC, sorprendentemente, compró el argumento de Goldman. El banco emitió un pase libre, llamado la exención de "Bona Fide Hedging? (Cobertura de riesgo de buena fe), lo que permite a la filial de Goldman llamarse un ?cubridor fisico? y escapar prácticamente de todos los límites impuestos a los especuladores. En los años siguientes, la comisión emitió en silencio 14 exenciones similares a otras empresas.

En adelante, Goldman y otros bancos quedaron en libertad de atraer más inversionistas a los mercados de las mercaderías primarias, lo que permite a los especuladores jugar cada vez mayores apuestas. Esa carta a Goldman de 1991 más o menos directamente llevó a la burbuja del petróleo en 2008, cuando el número de especuladores en el mercado - impulsada allí por temor a la caída del dólar y el desplome de la vivienda ? y finalmente vencido por el mundo real de proveedores y consumidores abrumados. Para 2008, por lo menos tres cuartas partes de la actividad en las bolsas de mercaderías primarias fueron especulativos, según un miembro del personal del Congreso que estudió los números - y eso es probablemente una estimación conservadora. A mediados del verano pasado, a pesar del aumento de la oferta y una caída de la demanda, se estaban pagando $ 4 por galón cada vez que arranca la bomba.

Lo que es aún más sorprendente es que la carta a Goldman, junto con la mayoría de las otras excepciones, fue emitida más o menos en secreto. "Yo era el jefe de la división de comercio y mercados, y Brooksley Born era el presidente de la CFTC", dice Greenberger, "y ninguno de nosotros sabía que esta carta saliera de allí." De hecho, las cartas sólo salieron a la luz por casualidad. El año pasado, un miembro del personal de la House Energy and Commerce Committee (Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes) se dio cuenta de lo ocurrido en una sesión informativa en que funcionarios de la CFTC de sobremesa hicieron una referencia a las exenciones.

"Yo había sido invitado a una reunión informativa fue celebrada en la comisión de energía", recuerda el miembro del personal. "Y de repente en medio de ella, comienzan diciendo, 'Sí, hemos hecho la expedición de estas cartas desde hace años ' yo levanté la mano y dije, '¿De verdad? Usted envió una carta? ¿Puedo verlo? Y ellos se limitaron a decir algo asi como, "duh, duh." Así que dimos unos pasos y de nuevo volvimos, y finalmente uno de ellos dijo: ¿eTnemos que aclararlo con Goldman Sachs?. "No entiendo, '¿Qué quieres decir, que se debe aclarar con Goldman Sachs?"

La CFTC citó una norma que prohíbe la liberación de cualquier información sobre la posición actual en el mercado de una empresa. Sin embargo, la solicitud del miembro del personal fue acerca de una carta que había sido emitida 17 años antes. Eso no tenía nada que ver con la posición actual de Goldman. Lo que es más, el artículo 7 de la ley 1936 de mercancías da al Congreso el derecho a cualquier información que quiera de la comisión. Sin embargo, en un ejemplo clásico de cuan completa es la captura del gobierno por Goldman, es decir, la CFTC se esperó hasta la aclaración del banco antes de entregar la carta.

Armado con la semi-secreta exención dada por el gobierno, Goldman se ha convertido en el principal diseñador de un gran salón de apuestas en materi8as primas. Su Índice de Mercancías Goldman Sachs (Goldman Sachs Commodities Index)- que realiza un seguimiento de los precios, de 24 de los principales productos mercadeados, pero es ponderado abrumadoramente hacia del petróleo - se convirtió en el lugar donde los fondos de pensiones y las compañías de seguros y otros inversores institucionales a largo plazo podría hacer masivas apuestas en los precios de las mercaderías. Todo lo cual fue bien y bueno, excepto por un par de cosas. Una es que los especuladores son en su mayor parte apostadores de "tiempo único", que rara vez o nunca toman posiciones cortas - lo que significa que sólo apuestan por los precios en aumento. Si bien este tipo de comportamiento es bueno para un mercado de valores, es terrible para las mercancías, ya que continuamente fuerzan los precios al alza. "Si los especuladores toman posiciones cortas, así como largas, van empujando los precios hacia arriba y hacia abajo a la vez", dice Michael Masters, un gerente de cobertura de fondos que ha ayudado a exponer el papel de los bancos de inversión en la manipulación de los precios del petróleo. "Pero ellos sólo empujan los precios en una sola dirección: arriba."

Para complicar las cosas aún más esta el hecho de que Goldman estuvo vociferando con todas sus fuerzas por un aumento de los precios del petróleo. A principios de 2008, Arjun Murti, un analista de Goldman, aclamado como un "oráculo de petróleo" por The New York Times, prevé un "super repunte" en los precios del petróleo, la previsión de un aumento hasta $ 200 por barril. (Nota del traductor: En esos mismos días el presidente Chávez vaticinó la subida de los precios a 200$ el barril) Para ese momento ya Goldman había invertido fuertemente en el petróleo a través de su filial ?commodities trading?, J. Aron, y además se hizo de la propiedad de una participación en una importante refinería de petróleo en Kansas, donde se almacenaba el crudo que compraba y vendía. A pesar de que el suministro de petróleo mantiene el ritmo de la demanda, advirtió Murti hablaba continuamente de interrupciones de abastecimiento de petróleo del mundo, yendo tan lejos como para afirmar el hecho de que era propietario de dos coches híbridos. Los altos precios, el banco insistió, eran de algún modo la culpa de los hambrientos consumidores de América; en 2005, analistas de Goldman insistieron en que no sabríamos cuando los precios del petróleo se reducirían hasta saber "cuando los consumidores dejen de comprar vehículos utilitarios deportivos traga gasolina, en lugar de buscar alternativas de menos consumo de combustible. "

Pero no fue el consumo de real de petróleo que conducía a los precios - es el comercio de papeles del petróleo. En el verano de 2008, de hecho, los productos básicos y los especuladores habían comprado las existencias de los futuros sobre el petróleo suficientes para cubrir 1,1 millones de barriles de crudo, lo que significa que los especuladores de futuros tenían propiedad de más petróleo en el papel de lo que existe en la realidad física de petróleo almacenado en todos los tanques de almacenamiento comerciales de Estados Unidos y de la Reserva Estratégica de Petróleo combinados. Fue una repetición de la locura de Internet y la burbuja inmobiliaria, cuando Wall Street hizo sus beneficios actuales mediante la venta de acciones de los espejismos de un futuro de ficción y fantasía sin cesar sobre el aumento de los precios.

En lo que se por ahora es una pauta dolorosamente conocida, la del melón mercancía-petróleo que golpea duro el pavimento en el verano de 2008, causando una pérdida masiva de riqueza; hundiéndose los precios del crudo de $ 147 a $ 33. Una vez más, los grandes perdedores fueron la gente común. Los fondos de los pensionistas invertidos en esta mierda fueron masacrados: CalPERS, el Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de California, tenía $ 1,1 mil millones en futuros de petróleo, cuando vino el accidente. Y el daño no sólo provino del petróleo. La subida de los precios de los alimentos impulsada por la burbuja de materias primas llevó a catástrofes en todo el planeta, obligando a un estimado de 100 millones de personas ambientas de alimentos y que provocó disturbios en todo el Tercer Mundo.

Ahora los precios del petróleo están aumentando de nuevo: y se dispararon un 20 por ciento en el mes de mayo y casi se han duplicado en lo que va de año. Una vez más, el problema no es la oferta o la demanda. "La mayor oferta de petróleo en los últimos 20 años es ahora", dice Rep. Bart Stupak, un demócrata de Michigan, quien se desempeña en la comisión de energía de la cámara de representantes. "La demanda se encuentra en su punto mas bajo en 10 años. Y, sin embargo, los precios están subiendo."

Preguntado por qué los políticos insisten en cosas como los automóviles híbridos o la perforación costa afuera, cuando la oferta y la demanda no tienen nada que ver con los altos precios, Stupak sacude la cabeza. Y dice "Creo que simplemente no entienden muy bien el problema", dice. "No se por que los políticos ignoran lo que se puede explicar en 30 segundos""

Burbuja # 5 Cabalgando el rescate


"Después del derrumbe de la burbuja del petróleo el pasado otoño, ya no había una nueva burbuja para mantener las cosas zumbando ? en este tiempo, el dinero se ve como un desaparecido, al igual que la depresión ha llegado a todo el mundo. Así que el safari financiero se ha trasladado a otros lugares, y el gran partido en el caza se ha convertido en la única piñata que el capital dejó sin vigilancia para alimentarse: el dinero de los contribuyentes. Aquí, en el mayor rescate en la historia, es donde realmente Goldman Sachs comenzó a flexionar sus músculos.

Se inició en septiembre del año pasado, cuando el entonces secretario del Tesoro Paulson hizo una serie de decisiones trascendentales. Aunque ya había diseñado un rescate de Bear Stearns, unos meses antes y ayudaron a rescatar a los casi prestamistas privados Fannie Mae y Freddie Mac, Paulson eligió dejar que Lehman Brothers - uno de los últimos competidores reales de Goldman ?cayera en el colapso sin intervenir ("el status de Superhéroe de Goldman ha quedado intacto ", dice el analista de mercado de Eric Salzman," y ?un competidor de banca de inversión, Lehman, se va"). Al día siguiente, Paulson dio luz verde un enorme plan de rescate 85 mil millones dólares de AIG, que rápidamente dio la vuelta y AIC devolvió 13 mil millones dólares que debía a Goldman. Gracias a los esfuerzos de rescate, el banco terminó pagado en su totalidad por sus malas apuestas: En contraste, los trabajadores de automóviles retirados de Chrysler serán sortarios si reciben 50 centavos por cada dólar que se les adeuda.

Inmediatamente después del rescate de AIG, Paulson anunció su plan de rescate federal para el sector financiero, un plan de 700 mil millones dólares llamado Programa de Alivio de Activos en Problemas, y puso un hasta ahora desconocido banquero de 35 años de Goldman llamado Neel Kashkari encargado de administrar los fondos. Para calificar para los fondos de rescate, Goldman anunció que se iba a convertir de un banco de inversión a una empresa bankholding, una medida que permite el acceso no sólo a $ 10 millones en fondos TARP, sino a toda una galaxia de menos visible, apoyo público a la financiación - en particular, los préstamos de la ventanilla de descuento de la Reserva Federal. A finales de marzo, la Fed habrá prestado o garantizado por lo menos 8,7 trillones americanos de dólares en virtud de una serie de programas de rescate y, de nuevo - y gracias a una ley que permite a la Fed ocultar y bloquear la mayoría de las auditorias del Congreso, tanto las cantidades y los destinatarios de los fondos seguirán estando casi completamente en secreto.

La conversión a un banco de sociedad de cartera (bank-holding) tiene otras ventajas: el supervisor principal de Goldman es ahora la Fed de Nueva York, cuyo presidente en el momento de su anuncio era Stephen Friedman, un ex presidente de Goldman Sachs. Friedman estaba técnicamente en violación de la Reserva Federal por la permanencia en el Consejo de Goldman cuando estaba supuestamente regulando el banco, a fin de subsanar el problema, solicitó y obtuvo una dispensa del conflicto de intereses del gobierno. Friedman también debía despojarse de sus acciones de Goldman después de que Goldman se convirtió en una empresa bankholding, pero gracias a la dispensa, se le permitió salir a comprar 52.000 acciones adicionales en su antiguo banco, dejándolo 3 millones dólares más rico. Friedman, dimitió en mayo, pero el hombre ahora a cargo de la supervisión de Goldman -, presidente de la Fed Nueva York William Dudley - es otro Goldmanita anterior.

El mensaje colectivo de todo esto - el rescate de AIG, la aprobación rápida para su conversión bankholding, los fondos TARP - es que cuando se trata de Goldman Sachs, no hay un mercado libre en absoluto. El gobierno podría dejar a otros jugadores en el mercado morir, pero simplemente no permitirá quebrar a Goldman bajo ninguna circunstancia. Su ventaja en el mercado se ha convertido de repente en una declaración abierta de privilegio supremo. "En el pasado era una ventaja implícita", dice Simon Johnson, profesor de economía en el MIT y ex funcionario del Fondo Monetario Internacional, que compara el plan de rescate con el capitalismo de amigos que ha visto en países del Tercer Mundo. "Ahora es más una ventaja explícita."

Una vez que el rescate se encontraba en el lugar, Goldman fue directo a un nuevo negocio como de costumbre, el sueño imposible de organizar planes complicados para picar el pellejo estadounidense limpio de su capital perdido. Uno de sus primeros pasos en la tranquila era post rescate (postbailout) impulsar el calendario que utiliza para su informe de ganancias, en esencia, limpiando diciembre de 2008 - con sus pretendidas pérdidas en $ 1.3 mil millones antes de impuestos - de los libros. Al mismo tiempo, el banco anunció un beneficio 1,8 mil millones dólares muy sospechoso para el primer trimestre de 2009 - que al parecer incluye una gran parte del dinero canalizado a la misma por los contribuyentes a través del rescate de AIG. Dice un director de fondos de cobertura (hedgefund). "Se escondieron las pérdidas en el mes de diciembre y llaman al rescate beneficio en dinero."

Dos números más destacan el giro sorprendente del primer trimestre. El banco paga la suma astronómica de 4,7 mil millones en bonos y la compensación en los tres primeros meses de este año, un aumento del 18 por ciento con respecto al primer trimestre de 2008. También recaudó $ 5 mil millones en emisión de nuevas acciones casi inmediatamente después de la liberación de sus resultados del primer trimestre. En conjunto, las cifras muestran que Goldman esencialmente dando un pago de salario de $ 5 mil millones para sus ejecutivos en el centro de la crisis económica mundial que ayudó a causar, utilizando la contabilidad mediohecha de rodada sobre los inversionistas, unos meses después de recibir miles de millones en un plan de rescate de los contribuyentes.

Aún más sorprendente, Goldman tuvo todos los requisitos correctos antes de que el gobierno anunciara los resultados de su prueba de "estrés" para los bancos que tratan de pagar el dinero TARP - lo que sugiere que Goldman sabía exactamente lo que venía. El gobierno estaba tratando de organizar cuidadosamente los reembolsos en un esfuerzo por evitar más problemas en los bancos que no podían pagar el dinero de inmediato. Pero Goldman hizo explotar esas preocupaciones, descaradamente haciendo alarde de su condición privilegiada. "Parecían saber todo lo que tenían que hacer antes de que saliera la prueba de esfuerzo, a diferencia de los demás, que tuvieron que esperar", dice Michael Hecht, director gerente de JMP Securities. "El gobierno salió y dijo, 'Para pagar TARP, usted tiene que emitir deuda de al menos cinco años, que no está asegurado por la FDIC - Goldman Sachs ya lo había hecho una o dos semanas antes.

Y aquí está el chiste real. Después de jugar un papel íntimo en cuatro burbujas históricas catastróficas, después de ayudar a desaparecer $ 5 trillones americanos en riqueza de la Nasdaq (Bolsa de valores tecnológicos), después de empeñar a miles de hipotecas tóxicas a los pensionistas y las ciudades, después de ayudar a que el precio de la gasolina llegue hasta $ 4 por galón y de impulsar 100 millones de personas en todo el mundo al hambre, después de obtener decenas de miles de millones de dólares de los contribuyentes a través de una serie de rescates bajo la supervisión de su antiguo director, ¿qué Goldman Sachs devolverá al pueblo de los Estados Unidos en 2008?

Catorce millones de dólares


Eso es lo que la empresa paga en impuestos en 2008, un tipo impositivo efectivo de exactamente 1%, leyó, uno por ciento. El banco pagó $ 10 mil millones en compensaciones y beneficios ese mismo año y obtuvo un beneficio de más de $ 2 millones de dólares - sin embargo, paga el Tesoro de menos de un tercio de lo que se desviaba hacia el CEO Lloyd Blankfein, que hizo 42,9 millones dólares el año pasado.

¿Cómo es esto posible? Según el informe anual de Goldman, los bajos impuestos se deben en gran parte a los cambios en "mezcla geográfica de ganancias del banco?. En otras palabras, el banco trasladó su dinero tal que la mayoría de sus ingresos se llevaron a cabo en países extranjeros con tasas impositivas bajas. Gracias a nuestro sistema totalmente jodido de impuestos de sociedades, empresas como Goldman pueden enviar sus ingresos ultramar y diferir los impuestos sobre esos ingresos de forma indefinida, incluso aunque ellos reclaman por las deducciones por adelantado sobre ingresos no gravados. Por ello, cualquier empresa con un contador, al menos ocasionalmente sobrio normalmente puede encontrar una manera hacer cero sus impuestos. Un informe de la GAO, de hecho, se comprobó que entre 1998 y 2005, aproximadamente dos tercios de todas las empresas que operan en los EE.UU. no pagaron impuestos en absoluto.

Esto debería ser un ultraje escandaloso - pero de alguna manera, cuando Goldman publicó su perfil de impuestos post-rescate casi nadie dijo una palabra. Uno de los pocos que hizo observación de la obscenidad es el representante Lloyd Doggett, demócrata de Texas, quien sirve en el comité de vías y medios de la casa de representantes. "Con la mano derecha va a pedir dinero de rescate", dijo, "con la izquierda está ocultándolo en ultramar."

Burbuja # 6 Calentamiento Global


"Adelantemos a nuestros días. Es a principios de junio en Washington, DC, Barack Obama, un joven político popular, cuyos principales donantes privados para la campaña son un banco de inversión llamado Goldman Sachs - sus empleados donaron unos 981.000 dólares a su campaña - se sienta en la Casa Blanca. Después de haber navegado a la perfección el campo minado político de la era de rescate, Goldman está de nuevo de vuelta a su antiguo negocio escrutando en las lagunas de un mercado creado por el nuevo gobierno con la ayuda de un nuevo grupo de alumnos que ocupan puestos clave del gobierno.

Atrás han quedado Hank Paulson, y Neel Kashkari, en su lugar de jefe Tesoro de gabinete, Mark Patterson y jefe de CFTC Gary Gensler, también Goldmanitas anteriores. (Gensler fue cojefe de la empresa de financiación). Y en vez de derivados de crédito o de futuros de petróleo o CDOs respaldados por hipotecas, el nuevo juego en la ciudad, la próxima burbuja, es en los créditos de carbono - un floreciente mercado de billones de dólares que apenas si existe, sin embargo, el Partido Demócrata que recibió $ 4.452.585 en las últimas elecciones, se las arreglará para empujar a la existencia a una innovadora nueva burbuja de materias primas, disfrazado como un "plan ambiental", llamado cap-and-trade.

El nuevo mercado de crédito de carbono es una repetición virtual del mercado casino de materias primas que ha sido amable con Goldman, excepto que tiene una nueva arruga deliciosa: Si el plan avanza como se esperaba, el alza de los precios será por mandato del Gobierno. Goldman, ni siquiera tendrá que arreglar el juego. Será amañado de antemano.

Así es como funciona: Si el proyecto de ley pasa, habrá límites de la cantidad de emisiones de carbono (gases de efecto invernadero) que pueden producir al año para las plantas de carbón, servicios públicos, los distribuidores de gas natural y numerosas otras industrias. Si las empresas gastan más de su asignación, podrán comprar "asignaciones" o "créditos? de otras empresas que han logrado producir menos emisiones. El presidente Obama estima conservadoramente que alrededor de 646 mil millones dólares el valor de los créditos de carbono que serán subastados en los primeros siete años, uno de sus principales asesores económicos especula que el número real podría ser dos o incluso tres veces esa cantidad.

La característica de este plan que tiene un atractivo especial a los especuladores es que el "tope" de carbono se reducirá continuamente por el gobierno, lo que significa que los créditos de carbono serán cada vez más escasos con cada año que pasa. Lo que significa que esta es una nueva marca de productos de mercado donde para el principal producto para ser comercializado se garantiza un aumento en el precio con el tiempo. El volumen de este nuevo mercado será más de un trillón de dólares anuales; para efectos de comparación esto es el triple de los ingresos anuales combinados de todos los proveedores de electricidad por un total de 320 billones de dólares EE.UU.

Goldman desea esta ley. El plan es (1) entrar en la planta base del paradigma de la legislación, (2) estar el segmento de lucro de ese paradigma y (3) asegurarse de una gran tajada de el sector. Goldman comenzó presionando para capandtrade hace mucho tiempo, pero las cosas realmente se intensificaron el año pasado cuando la empresa gastó US $ 3,5 millones para el lobby en cuestiones climáticas. (Uno de sus grupos de presión en el momento no era otro que Patterson, ahora jefe del Tesoro de Obama). En 2005, cuando Hank Paulson fue jefe de Goldman, ayudó personalmente a la redacción de la política ambiental del Banco, un documento que contiene algunos elementos sorprendentes para una empresa que en todas las otras áreas se han opuesto sistemáticamente a cualquier tipo de regulación gubernamental. El informe de Paulson sostuvo que "la acción voluntaria por sí sola no puede resolver el problema del cambio clímatico". Unos años más tarde, el jefe de carbono del Banco Mundial, Ken Newcombe, insistió en que capandtrade por sí sola no será suficiente para solucionar el problema climático y pidió un aumento de las inversiones públicas en investigación y desarrollo. Lo cual es conveniente, habida cuenta de que Goldman hizo las primeras inversiones en energía eólica (que compró una subsidiaria llamada Horizon Wind Energy), el diesel renovable (es un inversor en una empresa llamada Changing World Technologies) y la energía solar (se alió con BP Solar), exactamente el tipo de ofertas que prosperará si el gobierno fuerza a los productores de energía a utilizar una energía más limpia. Como dijo Paulson en el momento, "No estamos haciendo las inversiones para perder dinero".

El banco posee una participación del 10 por ciento en el Chicago Climate Exchange, donde los créditos de carbono serán objeto de comercio. Por otra parte, Goldman posee una participación minoritaria en Blue Source LLC, una empresa de UTAH que vende créditos de carbono del tipo que serán de gran demanda, si el proyecto de ley pasa. El ganador del Premio Nobel Al Gore, que está íntimamente involucrado con la planificación de los capandtrade (límites máximos y comercio), ha puesto en marcha una empresa llamada Generation Investment Management, con tres peces gordos de la ex de Goldman Sachs Asset Management, David Blood, Mark Ferguson y Peter Harris ¿Su negocio? Invertir en las compensaciones de carbono. También hay US $ 500 millones Green Growth Fund, creado mediante Goldmanitas para invertir en Tecnologías verdes (Greemntech) ... la lista sigue y sigue. Goldman está por delante de los titulares de nuevo, esperando a alguien para que llueva en el lugar correcto. ¿Será el Mercado de futuros de petróleo más grande mercado que este?. "Oh, se le quedará enano", dice un ex integrante de la Comisión de Energía en la Cámara de Representantes.

Bueno, usted podría decir, ¿a quién le importa? Si cap-and-trade tiene éxito, ¿no seremos salvados todos de la catástrofe del calentamiento global? Tal vez - pero capandtrade, según lo previsto por Goldman, es en realidad un impuesto al carbono estructurado de manera que los intereses privados recaudan los ingresos. En lugar de simplemente imponer un gravamen fijo del gobierno sobre la contaminación de carbono y obligando a los productores de energía sucia a pagar por el desastre que hacen, capandtrade (de topes y comercio) permitirá a una pequeña tribu de los codiciosos-como-el infierno de Wall Street a su vez encochinen otro mercado de materias primas en un régimen de recaudación de impuestos por privados. Esto es peor que el plan de rescate: Le permite al banco tomar el dinero de los contribuyentes antes de que siquiera se recoja.

"Si va a ser un impuesto, yo preferiría que Washington establezca el impuesto y cobre", dice Michael Masters, el director fondos de cobertura quien habló en contra de la especulación con los futuros del petroleo. "Pero estamos diciendo que Wall Street puede establecer el impuesto, y Wall Street puede cobrar el impuesto.? Esa es la última cosa en el mundo que yo quiero. ?Es simplemente estúpido."

Cap-and-trade va a ocurrir. O, si no lo hace, algo semejante ocurrirá. La moraleja es la misma que para todas las otras burbujas que Goldman ayudó a crear, desde 1929 hasta 2009. En casi todos los casos, el banco mismo, que se comportó con imprudencia temeraria durante años, como un lastre para el sistema con préstamos tóxicos y depredadores de la deuda, y con el reparto de primas masivas a algunos jefes y se ha visto recompensado con montañas de dinero prácticamente libre y las garantías gubernamentales -- mientras que las víctimas reales de este desastre, los contribuyentes comunes, son los que pagan por ello.

No siempre es fácil aceptar la realidad de los que ahora rutinariamente permiten a estas personas salirse con la suya, hay una especie de negación colectiva que se activa cuando un país pasa por lo que Estados Unidos ha atravesado últimamente, cuando la gente pierde prestigio y status tal como ocurre en los últimos años. Realmente no se puede registrar el hecho de que usted ya no es un ciudadano de una democracia próspera del primer mundo, que ya no estás por encima de ser robado en pleno día, porque al igual que un amputado, todavía puede ordenar y sentir cosas que ya no están allí.

Pero esto es así. Este es el mundo en que vivimos ahora. Y en este mundo, algunos de nosotros tenemos que jugar con las reglas, mientras que otros consiguen una nota de la principal excusándolos de la tarea hasta el final de los tiempos, más 10 mil millones de dólares libres en una bolsa de papel para comprar el almuerzo. Es un estado mafioso, corriendo en la economía gángster, e incluso en los precios no se puede confiar, hay impuestos ocultos en cada dólar que usted paga. Y que tal vez no podemos detener, pero al menos debemos saber dónde se puso todo en marcha."
___________
Este artículo de Matt Taibbi fue publicado en abril de 2010 en la Revista Rolling Stones, y hoy se considera un artículo clave para comprender la dinámica de Goldman Sachs, el banco que domina al mundo
Publicar un comentario

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis