martes, 6 de agosto de 2013

La deuda de Estados Unidos es seis veces mayor que la declarada

Los Estados Unidos han acumulado más de $70 billones de dólares en deuda pública, una cantidad casi seis veces la cifra declarada, de acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de California-San Diego, realizado por el profesor de economía James Hamilton.

Este estudio de James Hamilton analiza la deuda federal desde una perspectiva que no se ha hecho anteriormente, y que incluye los gastos realizados por el gobierno tras el estallido de la crisis en 2008 como el apoyo para la vivienda, garantías de préstamos, seguros de depósito, las medidas adoptadas por la Reserva Federal, y los fondos fiduciarios del gobierno.

Desde que la economía tocó fondo en 2008, la deuda federal de Estados Unidos se ha disparado a las nubes. Esto ha llevado a que los contribuyentes estadounidenses paguen alrededor de US$220.000.000.000 sólo en intereses. Como los intereses tienen su propia dinámica de crecimiento por la magia del interés compuesto, la Oficina de Presupuesto del Congreso prevé que los gastos netos por intereses de la deuda federal de EE.UU. superará todo el presupuesto de defensa para el año 2021.

Esta historia de terror fiscal para Estados Unidos es mucho peor de lo que se ha reconocido públicamente. Gran parte de la carga de la deuda actual es un resultado directo de la Gran Recesión de 2008, que fue un esfuerzo sin precedentes por parte de Washington para rescatar a la economía del país de la ruina financiera. Esto llevó a una serie de operaciones controvertidas por parte de la Reserva Federal de EE.UU. conocido como "alivio cuantitativo" o "compras de activos a gran escala". El objetivo de estos programas es que mediante la compra de títulos de largo plazo, la Fed podría bajar la tasa de interés a largo plazo, fomentar la inversión y hacer que la economía rodando de nuevo. Según Hamilton, "el efecto neto de los préstamos de emergencia de la Fed entre 2006 y 2008 fue incrementar el endeudamiento neto del gobierno federal por más de un billón de dólares, equilibrada por la adquisición de los activos correspondientes (los préstamos de emergencia)."
La verdadera sorpresa en el informe, sin embargo, llegó con el costo de Medicare y la Seguridad Social, que se calcula en US$27.600 mil millones y US$26.500 mil millones respectivamente. Hamilton no pudo ocultar su sorpresa ante los hallazgos. "Estos números son tan grandes que es difícil incluso discutir de una manera coherente.. La población de EE.UU. está envejeciendo y el envejecimiento de la población significa menos personas que pagan y más gente esperando beneficios. Esta realidad será un obstáculo clave en la sostenibilidad de la política fiscal de Estados Unidos. Uno pensaría que deberíamos estar ahorrando en la actualidad como una nación que se prepara para la jubilación, y si, de hecho, no lo hacemos, la corriente enorme de la deuda federal de balance es aún más preocupante".

El problema de la deuda no incluye sólo a los enfermos y ancianos. Los préstamos del gobierno para los estudiantes también se presentan en el informe de Hamilton. El Departamento de Educación de EE.UU. aprobó US$714 mil millones al final de 2012, que es un salto significativo desde los US$104 mil millones emitidos a finales de 2007. Pero como la economía de Estados Unidos no genera nuevos puestos de trabajo, muchos de estos graduados universitarios ahora carecen de los medios financieros necesarios para devolver su deuda.

Aunque el informe pinta un cuadro muy preocupante, algunos dicen que en realidad puede ser peor. Para el profesor de Economía de la Universidad de Boston Laurence J. Kotlikoff, "Si se suman todas las promesas que se han hecho de las obligaciones de gasto, incluyendo gastos de defensa, y se le resta toda los impuestos que esperamos recoger, la diferencia es 211.000.000.000.000 dólares. Esa es la brecha fiscal", dijo Kotlikoff. "Ese es nuestro verdadero endeudamiento." De acuerdo con el reloj de la deuda nacional de EE.UU., el gobierno tiene "apenas" 16.800.000.000.000 dólares de deuda, que viene a ser más de $53.000 por cada ciudadano de los Estados Unidos... pero podría ser 12 veces mayor. En cuanto a los números que se acumulan constantemente, es difícil ver cómo los Estados Unidos realizarán la cuadratura del círculo de una población cada vez más envejecida, junto con la dura realidad de la economía moderna.
______
Vea el Informe de James Hamilton

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin