Mostrando las entradas con la etiqueta Distribución del Ingreso. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Distribución del Ingreso. Mostrar todas las entradas

viernes, 24 de enero de 2014

Los 85 más ricos del mundo tienen tanto dinero como los 3.500 millones más pobres, según un informe de Oxfam

Las 85 personas más ricas del mundo tienen tanto dinero como 3.500 millones de los más pobres del planeta, la mitad de la población de la tierra. Esto es según el último informe de Oxfam sobre los riesgos de la creciente brecha entre los muy ricos y los pobres. El informe, titulado “Trabajando para los pocos”, fue publicado el lunes, y fue compilado por Oxfam, una organización internacional que busca soluciones contra la pobreza y la injusticia. El documento se concentra en la dimensión de la desigualdad económica global causada por la creciente riqueza de los más ricos que plantea la amenaza al “progreso humano”.

lunes, 13 de enero de 2014

Bachelet y la crisis económica: una advertencia desde la izquierda

José Miguel Ahumada y Hassan Akram, El Mostrador

Hoy día nadie niega que Chile cambió. Las movilizaciones estudiantiles de 2011 desataron una ola de presión social. Se vio conminada tanto la democracia de los acuerdos que había dominado Chile desde la transición como el andamiaje institucional que la apoyaba. La consigna de los estudiantes: “Somos la generación sin miedo”, se extendió a toda la sociedad chilena y se empezó a cuestionar aquella institucionalidad autoritaria a través de la cual la ideología neoliberal había logrado sobrevivir el fin de la dictadura.

El futuro gobierno de Michelle Bachelet nos promete una importante reforma al modelo neoliberal. Eso por lo menos es lo que piensan sus seguidores en la izquierda de la Nueva Mayoría (particularmente el PC, pero también los progresistas del PS, DC y PRSD). También deben pensar lo mismo los que transfirieron su voto hacia ella desde las filas de los 17,41% que votaron por candidatos a su izquierda en la primera vuelta. Bachelet ya ha dicho que quiere enfrentar la espantosa desigualdad en Chile (que hace que algunos chilenos vivan con niveles de ingreso de Noruega, y otros, de Angola), pero el gran enigma es si va a poder concretar una agenda de políticas públicas capaz de superar el problema.

domingo, 13 de octubre de 2013

Credit Suisse: El 1% más rico posee el 46% de la riqueza global


Desde mediados del 2012 la cantidad de millonarios en el mundo ha crecido en casi dos millones y la mayoría provienen de Estados Unidos, según un informe elaborado por el banco Credit Suisse, Global Wealth Report 2012.

Nunca la humanidad ha tenido tanta riqueza ni ésta ha estado repartida de una forma tan desigual. La riqueza global ha subido un 68% en los últimos 10 años para llegar a un nuevo máximo histórico de 241 billones de dólares y Estados Unidos representa casi tres cuartos de ese incremento, según un informe elaborado por el banco Credit Suisse. Mientras que la riqueza global promedio por adulto sería así de 51.600 dólares, en la actualidad el 10% más acaudalado posee el 86% del total de los activos en el mundo. Y, es más, el 1% más adinerado posee el 46% de toda la riqueza.

lunes, 30 de septiembre de 2013

La concentración de la riqueza ha aumentado con la crisis

Alfredo Zaiat, Página 12

Hace cinco años, el 15 de septiembre de 2008, quebraba el banco de inversión Lehman Brothers, uno de los símbolos del capitalismo financiero global. Un año antes había estallado la burbuja especulativa con préstamos hipotecarios denominados subprime. Estos seis años de crisis en Estados Unidos y en Europa, economías que siguen estancadas o en recesión, han profundizado la concentración del capital financiero y la riqueza. O sea, los bancos culpables de la debacle económica global más profunda desde el crac del ’29 del siglo pasado se fortalecieron, y el núcleo minoritario de la población que era rica ahora es más rica. ¿Cómo se alcanzó ese resultado si existe una idea naturalizada en la sociedad, impulsada precisamente por el poder económico, acerca de que en una crisis todos pierden? Lo logran porque tienen un activo imprescindible para preservar privilegios: además del dinero, la soberbia de los promotores de la ignorancia, que aquí hay en abundancia.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Marx (y no solo Keynes) llevaba la razón


Vicenç Navarro, Crónicas de la razón práctica

Una de las causas de la crisis financiera y económica que ha recibido escasa atención ha sido la evolución de la distribución de las rentas entre las derivadas del capital y las derivadas del trabajo, a lo largo del periodo post II Guerra Mundial. El conflicto capital-trabajo, al cual Karl Marx dedicó especial atención, hasta el punto de considerarlo como el hilo conductor de la historia (“la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases”) , ha perdido visibilidad en los análisis de las crisis actuales, sustituido por los análisis de los comportamientos de un sector del mundo del capital, es decir, el capital financiero, sin dar suficiente importancia al conflicto del capital (y no solo de su componente financiero) con el mundo del trabajo. Los datos, sin embargo, continúan acentuando la importancia de la relación capital-trabajo en la génesis de las crisis económica y financiera que están ocurriendo en estos momentos.

jueves, 20 de junio de 2013

La crisis aumenta el numero de millonarios y potencia la desigualdad en el mundo


Según un estudio de la consultora Capgemini y RBC, durante el año 2012 se registraron niveles de riqueza récord situando a la población mundial con grandes patrimonios en 12 millones de personas. La crisis pasó de largo para los ricos y en España el número de individuos con grandes patrimonios se incrementó un 5,4 por ciento hasta alcanzar las 144.600 personas. Según el Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo, elaborado por Capgemini y RBC, sólo en América Latina no crecieron las grandes fortunas, pese a que la población mundial con grandes patrimonios aumentó en 9,2 por ciento con respecto al año 2011.
En España, la población más rica se incrementó en 144.600 personas cuyos activos financieros superaron el millón de dólares, lo que significa un aumento del número de millonarios del 5,4% con respecto al año anterior. A nivel mundial, la población con grandes patrimonios creció en 12 millones de personas, lo que refleja un aumento del 9,2%.
Esto demuestra que la actual crisis financiera está produciendo una concentración de riqueza hacia la gente que ya es rica, y que la clase media que producía, consumía, ahorraba, etc., se está adelgazando, reduciendo y pasando a ser directamente pobre, mientras lo ya pobres caen a la miseria. Esto es un fenómeno muy malo porque significa un empobrecimiento generalizado que exacerba la violencia y potencia la lucha de clases que pronosticó Karl Marx.

martes, 18 de junio de 2013

Suecia pierde brillo en la distribución del ingreso

Suecia, que fue siempre visto como un ejemplo de equidad y justicia distributiva, ha comenzado a perder su brillo y así lo demuestra esta gráfica del coeficiente de Gini, que da cuenta del aumento de la desigualdad en los últimos 30 años en el país nórdico. De acuerdo a los datos de la OECD para un registro de 15 años, de 1985 a 2000, Suecia fue el país en que más aumentó la desigualdad entre los 34 países miembros de la OECD, superando incluso el ritmo del incremento en la desigualdad de países como Estados Unidos. En esos 15 años la desigualdad aumentó más de un 30 por ciento.

sábado, 30 de marzo de 2013

La brutal desigualdad del ingreso en Chile: cómo el 1% se queda con el 30% del ingreso

Estudio muestra que el ingreso per cápita del 1% más rico es 40 veces mayor que el ingreso per cápita del 81% de la población

Un reciente estudio de los economistas Ramón López, Eugenio Figueroa y Pablo Gutiérrez, no sólo confirmó lo que otras investigaciones, basadas en la encuesta CASEN, ya habían concluido respecto de que en Chile hay una alta concentración de la riqueza. Los nuevos datos indican que en esas investigaciones dicha concentración estaba siendo subestimada. En su trabajo, los especialistas de la U. de Chile no utilizaron datos de la CASEN, sino información del Servicio de Impuestos Internos (SII).

“El real problema de distribución en Chile está en lo más alto de la distribución y no tanto dentro del grueso de la población (90% o aún 99% de ella) donde la distribución tiende a ser relativamente pareja. Es realmente en el 1% más rico y sobretodo en el 0,1% y 0,01% más rico donde se concentra el ingreso”. Esta es una de las afirmaciones del estudio publicado en la web de la Universidad de Chile por los economistas Ramón López, Eugenio Figueroa B. y Pablo Gutiérrez, sobre cómo está repartida la riqueza en nuestro país: “La ‘parte del león’: Nuevas estimaciones de la participación de los súper ricos en el ingreso de Chile”.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Crisis financiera amenaza con exterminar a la clase media


Todas las crisis financieras tienen algo en común. Un grupo relativamente pequeño de gente, generalmente formado por banqueros, asume riesgos muy elevados. Ello les permite, durante un tiempo, mostrar beneficios inusualmente elevados, lo que justifica el aumento de precio de las acciones de sus empresas y grandes bonus para sus directivos. El problema es que estos beneficios no están debidamente ajustados. Se subestiman los riesgos y se exageran los verdaderos ingresos, entonces es cuando estalla la crisis.

El gran problema de la crisis es la distribución de la riqueza mundial


Como he señalado en otros artículos, desde 1980 en adelante el ingreso del 1% más rico se incrementó significativamente en comparación al 99% restante. Es más, el 0,1% más rico vio crecer sus ingresos un 390% en estas tres décadas, mientras el 90% creció apenas un 5%. Gran parte de este crecimiento se produjo durante el hinchamiento de la burbuja entre 1995-2007.
Esta pirámide, tomada del blog de Barry Ritholtz y que muestra la distribución de la riqueza mundial, pone de manifiesto cómo el 67,6% de la población económicamente activa (3.054 millones de personas) se reparte apenas el 3,3% de la riqueza, mientras sólo el 0,5% de las personas que habitan el planeta (29,7 millones) se reparten el 38,5% de los recursos.

domingo, 10 de abril de 2011

El crecimiento exponencial de las diferencias entre ricos y pobres

Este es un reporte para la economía española realizado por el colectivo IOÉ que publica el Barómetro Social de España. Fue publicado en Diagonal Web

Durante el ciclo económico expansivo (1994-2007) el Producto Interior Bruto —macro indicador de la evolución económica general— se incrementó un 69,6%, pero el valor de las acciones y el patrimonio empresarial lo hizo a un ritmo mucho mayor (468,6%); algo similar ocurrió con el valor del patrimonio inmobiliario (283,7%) y el de los activos financieros (210%). Eso desde el lado de las rentas del capital. ¿Qué pasó con los ingresos del grueso de la población? En este ciclo el importe de la pensión media se incrementó un 16%, mientras que el del salario medio apenas creció (1,9%) y el de la prestación media por desempleo disminuyó (-16,7%); todas estas magnitudes evolucionaron claramente por debajo del ritmo de incremento del PIB (mientras que las rentas del capital se incrementaron muy por encima del mismo).

martes, 18 de enero de 2011

¿Por qué la desigualdad hace que los ricos se sientan más pobres?


Catherine Rampell es la editora de economía de The New York Times y la semana pasada escribió este articulo Why so many rich people don't feel very rich?, ¿Por qué muchos ricos se sienten pobres? a propósito de una investigación sobre la distribución del ingreso en Estados Unidos. La investigación es lapidaria para el actual modelo económico demostrando que el 90-95 por ciento de la población recibe un ingreso bastante plano (ver gráfica) y que la diferencia entre el percentil 40 y el percentil 60 es bastante pequeña. Sin embargo, el 5 por ciento más rico de la población (percentil 95) goza de una diferencia brutal que se aprecia en la linea vertical de la gráfica. Esto demuestra lo que he expresado en otros artículos cuando he señalado que el modelo neoliberal privilegia al 1 por ciento más rico y castiga duramente al 99 por ciento restante de la población. La gráfica deja en evidencia que el 1 por ciento más rico se queda con el 80 por ciento de la torta de ingresos, y deja el restante 20 por ciento de la torta al 99 por ciento de la población.
El siguiente es el artículo que escribió Paul Krugman en respuesta al notable aporte de Catherine Rampell: Why does inequality make the rich feel poorer:

domingo, 17 de octubre de 2010

Las cifras de la concentración mundial de la riqueza

Daniel Raventós, Sin Permiso

Los estudios sobre la pobreza y los pobres son muy abundantes. Los estudios sobre la riqueza y los ricos no son tan profusos. Departamentos de sociología, de filosofía política o de economía de cualquier facultad del mundo, revistas académicas de ciencias sociales, multitud de gobiernos, institutos estadísticos, muchos ayuntamientos, periódicos, organismos internacionales… producen cantidades formidables de informes, estudios, tesis doctorales, estadísticas y artículos sobre los más increíbles aspectos de la pobreza. Algunos incluso son buenos y útiles. La conocida publicista y activista de ATTAC Susan George describe la situación con no poca sorna: ¿los pobres? ¡que coman investigaciones!

miércoles, 28 de julio de 2010

Empeora la desigualdad obstinada de Chile

Patricio Navia

Después que hace dos semanas los resultados de la encuesta nacional de pobreza CASEN de 2009 mostraran el primer deterioro en 20 años de democracia, los datos de desigualdad de la misma encuesta entregados esta semana confirman que el milagro del desarrollo económico y la estabilidad democrática de Chile tiene una amenaza estructural, la desigualdad.

Si bien Chile fue exitoso en reducir la pobreza de casi un 40% en 1990 a un 13,7% en 2006, la crisis económica de 2009 y el crecimiento más lento que ha experimentado la economía en los últimos años contribuyeron a que la pobreza aumentara por primera vez desde el retorno de la democracia. En 2009, un 15,1% de los chilenos vivía en situación de pobreza. Casi uno de cada cuatro niños en Chile vive en la pobreza.

martes, 27 de julio de 2010

Chile sigue siendo "top ten" en desigualdad

Los ingresos de los chilenos más pobres se estancaron entre los años 2006 y 2009, mientras que los ingresos de los más ricos crecieron un 9 por ciento promedio, según datos de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen). De acuerdo a esta Casen, es la primera vez desde el año 2000 que aumenta la brecha entre ricos y pobres. Lo cierto es que Chile sigue siendo un auténtico top ten en desigualdad, como lo muestra esta gráfica que presenté el año pasado, con los datos que obtuve hasta el año 2007.

Mientras el 10% de hogares de mayores ingresos captura el año 2009 un 40,2% del total de ingresos autónomos, lo que equivale a 1.6 puntos porcentuales más que en 2006; el 10% de hogares de menores ingresos sólo obtiene un 0,9% del total de ingresos autónomos el año 2009, que representa 0,3 puntos porcentuales menos que en 2006. "La comparación de dichos resultados con los obtenidos en versiones previas de la encuesta Casen, muestran que en el período 2006-2009 se produjo un aumento en los niveles de desigualdad", subraya el texto.

lunes, 31 de mayo de 2010

“Crear empleos sin destruir el planeta”, entrevista con Serge Latouche

El siguiente texto es una entrevista con Serge Latouche, uno de los impulsores de la teoría del decrecimiento, realizada por José Bellver para el periódico Diagonal. La entrevista se hizo el 9 de diciembre de 2009 y fue publicada en el número 118 de Diagonal el 10 de febrero de 2010 bajo la frase "Salir de la sociedad de crecimiento es salir de las dinámicas de desigualdad", mencionada por el economista francés, como título de la entrevista. Ahora ECCE ha publicado la versión completa de dicha entrevista, un documento esencial.

Jose Bellver Soroa, Economía Crítica y Crítica de la Economía

- José Bellver.: ¿Cómo enunciaría usted de forma sintética lo que entiende por ‘decrecimiento’?

- Serge Latouche.: En primer lugar, esto no es algo fácil porque el decrecimiento es un eslogan, por lo que no es un concepto a tomar al pie de la letra. Implica la necesidad de romper con el crecimiento, la ideología del crecimiento y la sociedad del crecimiento.

lunes, 24 de mayo de 2010

En Estados Unidos el 1% de la población controla el 42% de la riqueza del país


Una verdadera medida de la vitalidad de una economía se mide por su riqueza. Podemos mirar los ingresos y otras medidas de productividad, pero la verdadera riqueza se mide por el patrimonio neto. Ahora bien: si la riqueza es un elemento central de la economía, mucho más importante es cómo se distribuye esta riqueza entre los agentes que concurren a su formación. Y en esta ámbito hay profundas fallas. Detectar estas fallas ha sido el objetivo central de mi investigación como economista. De ahí los post sobre la desigualdad económica o la distribución del ingreso. Por eso destaco este artículo publicado en www.mybudget360.com. ¿Quién controla la riqueza en los EE.UU.?

Según un estudio del Centro Conjunto para Estudios de la Vivienda el 25% de los hogares de EE.UU. controlan el 87% de toda la riqueza del país. Eso número entrega la bonita suma de $ 54.200.000.000.000. Pero si se mira más cerca en la distribución del ingreso, encontramos que el 1% por ciento de la población estadounidense controla el 42 por ciento de toda la riqueza financiera del país. Por ello que adquirir un pedazo de la riqueza financiera fue el sello distintivo de la clase media entre los años 50 y 80.

Hoy se tiene a una sociedad mayoritariamente endeudada por las tarjetas de crédito, los préstamos para automóviles, los préstamos estudiantiles, o la inmensa deuda hipotecaria. Si el valor neto se mide tomando los activos y restando los pasivos, la gran mayoría de los estadounidenses tiene un patrimonio neto negativo.

Siga leyendo esta información en www.mybudget360.com


jueves, 1 de abril de 2010

Wen Jiabao promete una revolución mundial gracias a Adam Smith

El premier chino, Wen Jiabao, se ha comprometido a una profunda reforma de la distribución del ingreso en China para reducir la brecha entre ricos y pobres y mejorar la estabilidad social. De lograrlo, daría un avance gigantesco que se convertiría en un ejemplo y en una verdadera revolución mundial.

En un artículo publicado hoy en la revista Qiushi, "Buscando la Verdad", el medio oficial del gobierno chino, Jiabao señaló en la necesidad de hacer todos los esfuerzos para construir una estructura de distribución del ingreso "racional".
"Si la brecha de ingresos sigue aumentando, se plantea una grave amenaza para nuestro desarrollo económico y para la estabilidad social. Estamos preparados y seremos capaces de resolver este problema poco a poco con una buena tendencia de desarrollo económico y social y una mayor sostenibilidad en diferentes ámbitos."

Con esta cita, Jiabao demuestra ser un gran lector de Adam Smith y La teoría de los sentimientos morales, pues, tal como reseñé en febrero del año pasado, Jiabao dijo estas palabras al Financial Times en su visita a Londres:
Smith escribió que si en una sociedad toda la riqueza está concentrada y es propiedad de un pequeño número de personas, no puede haber estabilidad: tarde o temprano se produce el colapso”

viernes, 12 de marzo de 2010

El mito de la clase media chilena

Ignacio Briones, Poder360°

Cerca de dos tercios de las personas pertenecientes al 5% de mayores ingresos se autodenomina de clase media. Y, por increíble que parezca, lo propio hace casi la mitad de las personas del 1% más privilegiado.

Referirse a la llamada clase media se ha transformado en un lugar común en el discurso político. Nada que deba sorprendernos demasiado. Apelar a la clase media es una forma de buscar al votante mediano. Una vieja estrategia que cobra doble sentido en un sistema electoral como el chileno. El problema surge cuando el concepto comienza a vaciarse de contenido, invocando realidades que sólo parecen habitar en la imaginación de nuestros dirigentes. Esto puede tener consecuencias no menores en el diseño de políticas públicas.

Cierto es que la definición precisa de clase media no es unívoca. Si sólo pensamos en ingresos, ¿estamos hablando de hogares que ganan cerca del promedio? ¿De aquellos en las inmediaciones de la mediana (el ingreso de la familia del percentil 50)? Menos dudas debiera haber sobre lo que no es clase media. Ciertamente no lo son las familias pertenecientes al 20% más pobre. Y, con la misma vara, tampoco debiéramos considerar como tales a las del 20% más rico.

Si al leer este artículo usted tiene la inquietud, ponga atención a las siguientes cifras. Si su hogar (usted, su señora e hijos, en caso que trabajen) tiene un ingreso promedio mensual superior a $1.300.000 (aprox US$2.500), entonces pertenece al 10% de mayores ingresos laborales de Chile. Si es superior a $675.000, está en el top 25%. Los hogares del 5% más acomodado tienen ingresos promedio del orden de $2.000.000, mientras que el 1% más aventajado supera los $4.500.000 al mes. La media para Chile es de $600.000 y la mediana cercana a $350.000.

Como no todo es dinero, algunos datos educacionales nos entregan pistas complementarias sobre lo que no es clase media. Según la encuesta Casen, sólo un 7% de los adultos tiene un título universitario y apenas un 4,9% de los jefes de hogar proviene de una familia cuyo padre asistió a la universidad. Corolario: si usted es profesional o su padre lo era, usted está en el grupo de los privilegiados y muy probablemente no cae en la categoría de clase media.

Todas estas cifras son oficiales. Provienen de la encuesta Casen 2006 (variables monetarias ajustadas por IPC a diciembre de 2009). Y si bien se trata de información pública, este tipo de datos bien merecerían ser refrescados a diario en los titulares de prensa. Evitaría confusiones y malos diagnósticos. Porque confusión parece haber, y de la grande. Particularmente entre quienes están más cerca de la toma de decisiones.

En un interesante trabajo, el economista de la Universidad de Chile Javier Núñez, muestra que la percepción de la elite respecto a lo que representa ser de clase media está fuera de foco. Cerca de dos tercios de las personas pertenecientes al 5% de mayores ingresos se autodenomina de clase media. Y, por increíble que parezca, lo propio hace casi la mitad de las personas del 1% más privilegiado. No sorprende entonces que el 10% de mayores ingresos considere que el ingreso promedio en el país es más del doble de lo que realmente es.

Muchos de nuestros parlamentarios no están ajenos a esta confusión. Autodenominarse de clase media es la norma. Qué importa que sólo por dietas estén en el 1% más aventajado. Como olvidar a un senador que se vanagloriaba de su título de clase media: siempre había vivido en Ñuñoa. Nada más alejado de la realidad. Con un promedio por hogar de $1.400.000 al mes, el ingreso de Ñuñoa es 2,3 veces mayor al promedio nacional y sitúa holgadamente a sus habitantes dentro del 10% más rico del país. Si de referentes comunales de la clase media se trata, Pudahuel es un mejor ejemplo.

Esta suerte de disonancia cognoscitiva puede resultar particularmente grave cuando se diseñan políticas públicas. Y es que malos diagnósticos llevan siempre a malas políticas.

Considérese la reciente polémica sobre el alza del impuesto a la bencina cuya baja transitoria se había decretado el año pasado. La teoría económica es clara en señalar que se trata de un impuesto eficiente dadas las externalidades negativas asociadas. La preocupación de buena parte de nuestros parlamentarios, de todos los colores, es naturalmente otra: se trataría de un gran atentado a la clase media. Por cierto, la propia.

En un excelente estudio presentado en el primer encuentro anual de la Sociedad Chilena de Políticas Públicas organizado por la Universidad Adolfo Ibáñez, los economistas Claudio Agostini y Johanna Jiménez derriban este mito. Demuestran que el citado impuesto es progresivo y concluyen que “no es posible afirmar que la reducción del impuesto a los combustibles beneficiaría en mayor proporción a la clase media”. La intuición del resultado no debiera extrañar si uno se diera el trabajo de mirar los datos básicos. Por ejemplo, sobre tenencia de automóviles, por lejos la principal fuente de consumo de bencina. Según la misma Casen, en Chile el 75% de los hogares no tiene auto y apenas un 3% tiene más de un vehículo particular.

La confusión sobre la clase media no parece ser algo nuevo. Los errores de política que pueden surgir tampoco. Tomemos el caso de la educación superior gratuita a mediados del siglo pasado. Esa que tantas añoranzas todavía despierta en muchos ya que, según se argumenta, “permitió que la clase media accediera a la universidad”.

En una investigación en curso documentamos que la educación universitaria llegó a consumir hasta un 25% de todo el presupuesto público de educación pese a que sólo atendía al selecto 1% de los educandos de Chile. Este error de foco implicó subsidiar a quienes, en su mayoría, no eran de clase media. Se privó así a la educación secundaria, a la que sí aspiraba la clase media, de los necesarios recursos para expandir una cobertura que estaba por debajo del 30%. Con ello se retrasó significativamente la acumulación de capital humano en el país.

En sus recomendaciones al príncipe para el buen gobernar, Nicolás Maquiavelo reivindicaba lúcidamente el principio de realismo advirtiéndole que “muchos han visto en su imaginación repúblicas y principados que jamás existieron en la realidad”. Un consejo que, cinco siglos más tarde, sigue plenamente vigente para evitar errores de diagnóstico y malas políticas públicas. Y si de combatir espejismos se trata, no hay mejor antídoto que los datos objetivos. Un paso en esa dirección es dotar al Congreso de un verdadero departamento de estudios de alto nivel técnico que asesore la labor parlamentaria. No se trata de que emita opiniones, pero sí que genere esos titulares con los datos duros que debieran estar fuera de discusión.
______________
Ignacio Briones es profesor de la Escuela de Gobierno de la U. Adolfo Ibáñez

La relación peso chileno/dólar, oscila entre los 515-520 pesos chilenos por dólar

viernes, 14 de agosto de 2009

Top Ten en desigualdad


clickad para ampliar
Chile es uno de los países con peor distribución del ingreso del mundo, y el modelo económico neoliberal (entiendase globalización, tratados de librecomercio mezquinos, abundancia de trabajo precario), no ha hecho más que acentuarlo, como muestrala gráfica.
De acuerdo al Informe de Desarrollo Humano de la ONU, el país con la peor distribución del ingreso, de acuerdo al Coeficiente de Gini, es Namibia con un índice de 0,707 (recordemos que mientras más cerca de 1 hay mayor desigualdad, y mientras más cerca de 0 mejor equidad). Brasil tiene un índice de 0,571 y Chile de 0,557, es decir uno de los peorers del mundo. Somos top ten en desigualdad. Los países con mejor equidad son Suecia con 0,25, Japón con 0,249 y Dinamarca con 0,245.

En la gráfica vemos claramente los períodos en los que el Gini ha mejorado para Chile: desde fines de los años 60 (gobierno de Frei Montalva) hasta la primera parte de los 70 (gobierno de Salvador Allende), y luego a principios de los años 90 (gobierno de Patricio Aylwin, el primer gobierno de la Concertación). Desde 1975, la desigualdad aumenta fuertemente, tal como lo hace desde 1994, con los gobiernos de Frei Ruiz-Tagle, Lagos y Bachelet. Lejos de reducirse, la desigualdad se ha estancado y por momentos ha aumentado producto de la miopía política y económica de los gobiernos de la concertación.

Lectura recomendada El coeficiente de Gini

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis