viernes, 17 de mayo de 2013

La dictadura de Videla y el genocidio económico argentino



Eduardo Di Cola*, Buenos Aires

La muerte del genocida Jorge Rafael Videla nos transporta nuevamente al pasado más luctuoso de nuestra historia. Naturalmente que el mayor dolor está exaltado por las muertes, desapariciones, robos de bebés y todo lo que como ataque despiadado estuvo dirigido sistemáticamente en contra de las Personas.

No hay dudas que en la lucha por la Verdad y la Justicia está el mejor homenaje que podemos rendirles. De todas formas también durante el Proceso hubo un genocidio económico que simplemente quiero traducirlos en dos datos.

La deuda externa se multiplicó por 5,8 en el período 1976/83, pasó de US$ 7.870 millones a US$ 45.087 millones. Para que tomemos una idea de lo que significó, si desde el advenimiento de la democracia hubiéramos continuado con los mismos porcentajes de crecimiento, hoy nuestra deuda sería de 1,12 billones de dólares (US$ 1.127.175.000.000) A su vez si nos referimos a la fuga de divisas, los capitales de argentinos acumulados en el exterior pasaron de 3.566 millones de dólares en 1975 a 32.514 millones en 1983, vale decir que se multiplicó por 9.

De haber seguido la fuga de divisas en los mismos niveles desde el advenimiento de la democracia hasta ahora, el total de divisas fugadas acumuladas en el exterior sería de 1,04 billones de dólares (US$1.040.448.000.000). Evidentemente un absurdo que nunca podría haber ocurrido porque nadie nos hubiera prestado y a su vez la economía nacional tampoco podría haber generado semejante cantidad de dólares.

Simplemente hago este ejercicio para que tomemos conciencia de la magnitud del genocidio económico que tuvo como principales protagonistas a la dupla Videla-Martínez de Hoz, que como resultado se tradujo en el quiebre y desmantelamiento de todo nuestro aparato productivo.

La deuda heredada fue la gran responsable de las crisis que tuvo que afrontar la democracia. Recién dos décadas después de la mano de ex Presidente Néstor Kirchner los argentinos pudimos iniciar exitosamente el camino del desendeudamiento. Por primera vez en décadas el esfuerzo valió la pena.
__________
*Ex Diputado Nacional.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis