sábado, 12 de enero de 2013

Moneda de platino, hiperinflación y Trampa de Liquidez


Uno de los temores más recurrentes respecto al impacto de la moneda de platino es el relacionado con el tema de la inflación e hiperinflación. Se cree que la inyección de un billón de dólares de un solo golpe tendrá desastrosos efectos inflacionarios. Toda esta creencia deviene de la Teoría cuantitativa del dinero y la clásica fórmula ideada por David Hume que fascinó a Adam Smith: MV=PQ. Donde M es la cantidad de dinero, V la velocidad de circulación, P el nivel de precios y Q el nivel de producción. Habitualmente se piensa que V y Q mantienen una velocidad constante. Por eso está claro que un aumento de M (dinero) repercutirá en un aumento de P (precios). El problema está en creer que la velocidad de circulación del dinero mantiene una velocidad constante en el tiempo.

Así como hace pocos días (a raíz del mea culpa del FMI) señalé que los encargados de la política fiscal estarán muy atentos a detectar el momento del ciclo en que se encuentra la economía, así también los encargados de las política monetaria deberán estar muy atentos a la velocidad de circulación que tiene el dinero en un momento específico, para evitar que ésta se desplome y sumerja al mundo en la llamada Trampa de Liqudez, al desconocer los reales problemas de la oferta monetaria.

Lea el artículo en El Blog Salmón

Publicar un comentario

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis