martes, 5 de julio de 2016

Deutsche Bank, el banco más peligroso del mundo para el sistema financiero global


El banco alemán Deutsche Bank es la entidad financiera más peligrosa para el sistema financiero internacional, según una lista elaborada por el Fondo Monetario Internacional. Por detrás del banco germano y por delante de Santander, aparecen HSBC, Credit Suisse, JPMorgan, Goldman Sachs, Bank of América, BNP Paribas y Santander.

El FMI, además, ha advertido sobre el alto grado de interconexión del sistema financiero alemán. Según el organismo dirigido por Christine Lagarde "parece que Deutsche Bank es el contribuyente neto más importante a los riesgos sistémicos, por delante de HSBC y Credit Suisse". El FMI añade que el grado de efectos colaterales derivados de una crisis es el sistema financiero alemán sería más elevado fuera que dentro del país.

"En particular Alemania, Francia, Reino Unido y EEUU son los países que pueden provocar más efectos colaterales externos en términos de pérdidas de capital como consecuencia de un shock financiero en sus sistemas bancarios", apunta el FMI. Según informa Europa Press, los bancos sistémicos son aquellos cuyos problemas de solvencia pueden hacer tambalear el sistema financiero internacional, aquellos a las que en el argot financiero anglosajón se les conoce como TBTF (Too Big To Fail).

En su estudio, el fondo cree que la "relativa importancia" de Deutsche Bank subraya la necesidad de una gestión del riesgo, de la "intensa" supervisión de los bancos sistémicos y de la monitorización de sus exposiciones externas. La filial de Banco Santander en Estados Unidos ha suspendido los test de estrés de la Reserva Federal, al igual que la filial americana de Deutsche Bank. Se trata de las dos únicas entidades de las 33 analizadas que no han pasado los exámanes del banco central de EEUU.

Las acciones de Deutsche Bank han liderado las pérdidas en el Dax, el principal índice bursátil de Alemania. Sus títulos han caído un 2,65%, hasta 12,33 euros, y se sitúan muy cerca de mínimos históricos. Desde hace meses, el mercado está descontando que DB tiene problemas financieros y que su modelo de negocio entraña grandes riesgos, pese a que desde la entidad se ha negado en repetidas ocasiones que tenga problemas.

Durante la primera quincena de febrero, muchos inversores compararon a DB con el banco americano Lehman Brothers, cuya quiebra provocó una crisis financiera en Estados Unidos que se esparció a todo el mundo. DB es un banco de inversión que ofrece servicios financieros globales, pero desde hace años se encuentra en el punto de mira de los inversores, y en los últimos meses está afrontando un profundo proceso de reestructuración.

En 2015, publicó pérdidas astronómicas de 6.800 millones de euros y, además, anticipó que 2016 no sería un buen año. Desde entonces, los inversores penalizan las débiles previsiones que transmitió la entidad para el presente ejercicio. “Haremos lo posible por evitar pérdidas en 2016 pero, por supuesto, no podemos asegurar aún que será así”, señaló el director financiero, Marcus Schenck.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis