martes, 7 de junio de 2016

Se vende Blackwater, la polémica empresa de los soldados mercenarios en Irak


Constellis, la propietaria de la empresa de servicios de seguridad militar de EEUU Academi (antes Blackwater), ya ha entablado negociaciones para su venta por cerca de 1.000 millones de dólares incluyendo la deuda, según han confirmado varias fuentes cercanas a la operación. El proceso de desinversión pondrá a prueba, tanto en lo financiero como por lo que respecta a la reputación, el atractivo para los inversores de una empresa polémica por sus servicios de soldados a sueldo y que de hecho fue fundada por veteranos de las fuerzas especiales de EEUU en la primavera de 2003, para aprovechar la creciente demanda de servicios privados en Irak tras la invasión estadounidense.

La venta de Constellis se produce justo cuando el viento ha cambiado de dirección para la que en otros tiempos fuera la niña mimada del Pentágono, en un mercado en el que cada vez hay más competencia y que está socavando la rentabilidad de sus operaciones con mercenarios (la mayor parte de sus 8.000 asalariados son antiguos militares) en 25 países de todo el planeta. La compañía apenas ha comenzado a recuperarse de un débil rendimiento financiero en 2015, gracias a la reducción de costes y un nuevo equipo de gestión que ha revisado su política comercial, como ha reconocido la calificadora Moody's.

La historia de Blackwater, fundada en su caso en 1997, cambió para siempre en 2007 cuando se conoció que varios de sus mercenarios habían asesinado a 14 civiles indefensos en Irak. Eso obligó a Erik Prince, su fundador, a cambiar el nombre por el de Xe Services. Pero el rebranding no fue suficiente. En 2010 Erik Prince 'vendió' la compañía a Forte Capital Advisors and Manhattan Strategic Ventures -controlada por un amigo de su familia-, que la rebautizó de nuevo como Academi y se comprometió a manejar la polémica empresa bajo una confusa política de responsabilidad social corporativa.

En 2014 la firma de mercenarios no tuvo más remedio que aceptar una fusión con su competidora Triple Canpoy para formar Constellis, que ahora se vende y que aún cuenta en su consejo de administración con pesos pesados de la política y las finanzas de Estados Unidos como el ex Fiscal General John Ashcroft y Red McCombs, el multimillonario propietario del gigante de la publicidad Clear Channel Communications.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis