viernes, 7 de junio de 2013

Acreedores advierten que la burbuja de la deuda está a punto de estallar y desatará nueva crisis

El castillo de naipes de la economía mundial sigue empeorando y los problemas de Grecia y Chipre fueron sólo el comienzo de una tendencia global. El gran tsunami de la deuda pronto podría aplastar todo a su paso como una enorme bola de nieve... Así lo ve la Organización Mundial de Acreedores (World Organization of Creditors) en su último informe. Las deudas siguen creciendo y cada vez es más difícil para los países reducirla, o a lo menos estabilizarla.

Los resultados preliminares para 2012 muestran que el total de la deuda de todos los países ha superado US$ 55.000.000.000.000 (55 billones de dólares). La mayor parte (75%) es explicada por las siete principales economías desarrolladas (los países del G-7) que se encuentran enfrentando una dura recesión. Durante el año pasado, no sólo no mejoraron su situación, sino que aumentaron sus deudas en un 5%. La deuda total de los países desarrollados aumentó en un 12% o 110% del PIB total, y puede seguir creciendo.

En los países desarrollados la situación no es tan crítica: Durante el año 2012, la deuda pública total aumentó un 1%, o 34% del PIB. El mayor aumento se dio en los países de Oriente Medio y África del Norte, donde la deuda pública aumentó en un 5%. En otras regiones el aumento fue de 1-2% del nivel del año anterior.

A nivel global, no se han producido cambios sustanciales en lo que respecta a la deuda pública. Los dos primeros lugares de la clasificación están en manos de Estados Unidos y Japón, con 16 y 14 billones de dólares de deuda pública respectivamente. Esto indica que más de la mitad de la deuda soberana mundial se explica por estos dos países. Le siguen países que tienen una deuda pública del orden de 1 a 3 billones de dólares, como Italia y España. A finales de 2012, la deuda pública de Italia fue del 120% del PIB. Sin embargo, la situación de Italia es más estable que la de sus vecinos del sur de Europa, ya que los bonos del gobierno italiano tienen vencimientos a largo plazo y son en su mayoría propiedad de los inversionistas nacionales.

El mayor incremento porcentual basado en la deuda pública fue Kazajstán, donde la deuda se incrementó en un tercio (32%), pasando ese país a tener una deuda del 58 por ciento del PIB. A su vez, el mayor aumento de los pasivos financieros en los países desarrollados fue en España y Australia, con un 23% y 19%, respectivamente, en 2012.

China sigue reduciendo su deuda pública. A finales de 2012, su deuda se había reducido en un 6% respecto al año anterior, mientras que el gobierno había pagado un 5 por ciento de sus pasivos. La deuda pública de Grecia también se redujo en un 8 por ciento, y los pasivos financieros de Hungría disminuyeron en un 15 por ciento.
__________
Ver: WOC

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin