lunes, 5 de enero de 2015

¿Como será la economía en 2015? Aquí van seis predicciones

Hay pocas cosas menos predecibles que la economía. Hay cosas que afectan al sistema y que no se pueden prever. Sabiendo que lo siguiente podría ser incorrecto, el portal 'The National Interest' hace sus predicciones para el 2015. Estas son las predicciones de 'The National Interest:

1. La economía de EE.UU. volverá a desilusionar
Según las expectativas, el crecimiento del PIB será del 3% o menos aún. A diferencia de las heridas previas a la crisis financiera, esta vez las razones para el debilitamiento son otros países, principalmente China y Europa. Sus economías están estrechamente entrelazadas con la de EE.UU., por lo que sus efectos serán tangibles en el comercio. La otra gran economía, Japón, puede tener un leve impulso en la primera parte del año, con el efecto positivo para las exportaciones de la debilidad del yen. Las importaciones se encarecerán y la suma del comercio puede ser nula.

2. El crecimiento del PIB chino estará por debajo del presupuestado 7%
La merma en los precios de viviendas y en el crecimiento del PIB indica un traspaso de una economía propulsada por la infraestructura e inversiones a una basada en el consumo. De ahí, cuestiones sobre la sostenibilidad del consumo de mercancías de China no pueden menos que afectar a otras economías propulsadas por el consumo.

3. Los decrecientes precios del petróleo serán tanto una bendición como una maldición para EE.UU.
La caída en los precios del crudo otorga más recursos a los consumidores, algo beneficioso para la economía estadounidense. Igual que la construcción durante un auge inmobiliario, el sector petrolero crea empleos bien pagados para poco formados y menos hábiles trabajadores. Con la creciente presión sobre el sector, estos empleos tienden a ser remplazados por otros en el comercio al por menor y otras industrias basadas en el consumo, caracterizados por trabajo a tiempo parcial y peores sueldos.

4. Los precios de las mercancías se mantendrán bajos ante el decrecimiento global
Con el tiempo, los bajos precios deberían estimular la demanda y mover la oferta. Pero la fortaleza del dólar en relación al euro, el yen y las otras monedas juega en contra de la producción manufacturera estadounidense. La combinación de un debilitamiento de las perspectivas de crecimiento para la economía mundial y el fortalecimiento del dólar mantendrá la presión sobre los productos básicos y la economía mercantil en general, no solamente sobre el sector petrolero.

5. El sector inmobiliario de EE.UU. no crecerá significativamente
La recuperación ha sido decepcionante hasta la fecha y hay pocos catalizadores para estimular un rebote fuerte en las viviendas iniciadas. El crecimiento de los precios continuará desacelerándose y es probable que se vuelva negativo, como la fijación de precios se ha elevado por delante de la asequibilidad. La desaceleración de los precios más bajos será un beneficio a largo plazo para el mercado global de la vivienda, pero va a defraudar en 2015.

6. EE.UU. reasumirá el liderazgo en la economía global en 2015, no por sus propios éxitos
Ante el desilusionante crecimiento global, el debilitamiento mercantil de economías emergentes, además de los fracasos de Europa y Japón en conseguir sus metas de inflación, la economía estadounidense liderará un mundo débil y no una recuperación vigorosa.

Por otra parte, Estados Unidos puede ver en serias dificultades su mercado de bonos de deuda soberana a raíz de la nueva burbuja que se está inflando con el dólar. Es insólito que la moneda del país más endeudado del mundo se aprecie respecto al resto de las monedas. Esta burbuja puede estallar durante el 2015 y provocar un fuerte golpe a todo el sistema financiero.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin