sábado, 29 de marzo de 2014

Caída del comercio mundial pone a la globalización en reversa


El comercio internacional ha crecido durante dos años seguidos más lento que el PIB mundial. Este es un dato crucial y marca un punto de inflexión en la economía global dado que desde la segunda guerra mundial la actividad del comercio internacional se caracterizó por crecer año a año mucho más que el crecimiento del PIB. Como señala la revista Time, la caída del comercio está marcando un punto de inflexión producto de la desaceleración que está sufriendo la economía global.

Los recientes conflictos en diferentes partes del mundo, desde Oriente Medio a Ucrania y el mar de China Meridional, han contribuido al deterioro de la actividad comercial. Sin embargo, la causa principal es que Estados Unidos ha dejado de ser la esponja gigante que absorbía los excesos de mercancías y servicios que producía el resto del mundo. Su déficit comercial (el índice que muestra cuánto mayores son las importaciones que las exportaciones) se redujo entre 2012 y 2013 en un 12%. Por una parte, esto es porque Estados Unidos ha comenzado a explotar sus reservas no convencionales de petróleo y gas, reduciendo sus compras de estas materias primas en el extranjero. Por otra parte, los consumidores estadounidenses todavía no se han recuperado de la crisis y no tienen dinero para gastar.

Mientras tanto, ninguna otra economía ha podido asumir el papel del consumidor mundial de última instancia. Europa está luchando por salir de la crisis y probablemente tenga problemas con el poder adquisitivo durante los próximos cinco años. Los mercados emergentes están sumergidos en distintos niveles de turbulencia y se expanden dos veces más despacio ahora que antes de la crisis. Los chinos, a quien les corresponde una gran parte del gasto mundial después de 2008, ahora se ven enfrentados a una posible crisis financiera propia tras el estallido de su burbuja crediticia.

Rana Foroohar advierte que "En esta nueva época económica, no todos los barcos subirán igualmente o suavemente. ¡Prepárense para un camino lleno de baches!". Desde su punto de vista, mercados más o menos convergentes durante los últimos 30 años comenzarán a divergir a lo largo de líneas nacionales y sectoriales. El panorama económico mundial, al igual que el político, resultará más volátil y menos predecible. La economía mundial atraviesa la más seria tormenta de su historia y así lo confirma la caída del comercio mundial.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis