domingo, 15 de septiembre de 2013

A cinco años de la quiebra de Lehman proliferan las semillas de la próxima crisis


Hace cinco años, el 15 de septiembre de 2008, la quiebra de Lehman Brothers desató la que se conoce como la madre de todas las crisis financieras. Sin embargo, pese a demostrarse que esta quiebra fue producto de todo un sistema financiero corrupto y fraudulento (no fue la primera quiebra, ni la última), ningún ejecutivo bancario se encuentra en la cárcel. La banca sigue operando con una acumulación de riesgos incontrolables, y sigue extorsionando a los gobiernos. La semilla de la próxima crisis financiera está en ciernes y su estallido es sólo una cuestión de tiempo.
El colapso de Lehman Brothers marcó un punto de inflexión y por eso se habla de antes y después de la quiebra de Lehman. El mundo de antes de ese 15 de septiembre, era un mundo marcado por el despilfarro y las burbujas, la delirante euforia especulativa y el predominio absoluto de los reyes del mercado y las desregulaciones. Hasta ese momento, los mercados eran perfectos, y de no haber sido por este accidente, el premio nobel de economía no habría sido para Paul Krugman, sino para Eugene Fama, el autor de la Hipótesis de los mercados eficientes, una corriente de pensamiento del llamado fundamentalismo económico y más radical que la Hipótesis de las expectativas racionales de Robert Lucas, que le significó su Premio Nobel en 1995.
________
Lea el artículo en El Blog Salmón

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis