domingo, 1 de julio de 2012

El Gobierno de Rajoy 'sacrifica' al Banco de España a cambio del rescate al sector financiero

Eduardo Segovia, El Confidencial

La conclusión más clara del acuerdo europeo logrado por España e Italia es que nuestro Gobierno ha preferido sacrificar la soberanía en supervisión bancaria de la que gozaba el Banco de España a cambio de que el rescate del sector no compute como deuda ni déficit público y de que el fondo europeo de rescate pueda comprar deuda española cuando la cosa se ponga tan fea como esta semana. Ahora bien, quedan muchísimas incógnitas abiertas, entre ellas el timing de la operación. Por ello, será el FROB quien inyecte inicialmente el capital a las entidades que lo necesiten en septiembre, con los fondos del préstamo europeo que posteriormente se permutarán por el dinero del MEDE.

"El Gobierno ha preferido adelantar la pérdida de la competencia de supervisión bancaria, que era inevitable tarde o temprano si se va a una Unión Bancaria Europea, a cambio de romper la retroalimentación entre la banca y la deuda pública, algo que es muy positivo y no sólo para España", comenta un analista. Otros expertos matizan además que España no pierde la soberanía porque participará en el nuevo mecanismo de supervisión que se va a crear en el BCE, que se supone que será colegiado. Pero el primer analista discrepa: "Aunque sea colegiado, estás cediendo una competencia que hasta ahora era exclusiva tuya. Y el peso de España no es suficiente para imponerse al de los países centrales del euro".

Fuentes oficiales tanto de Economía como del Banco de España aseguraban ayer que todavía no se ha definido cómo será ese mecanismo de supervisión ni cuál será el estatus del antiguo instituto emisor. Algunas fuentes consideran que lo lógico es que los bancos centrales nacionales sean los brazos de este órgano central en cada uno de los países y que sigan ejerciendo sus funciones actuales, aunque rindiendo cuentas a un poder superior que al final es quien tomará las decisiones.

Otros expertos, como Eurointelligence, aseguran que "no está ni mucho menos claro que Alemania esté dispuesta a ceder a sus propios bancos a la supervisión del BCE". Tampoco está claro qué pasará con los seguros, que no pueden ser supervisados por el BCE según el Tratado de la UE. Ni si las condiciones que se impondrán para poder utilizar el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), condiciones que previsiblemente irán más allá del sector financiero pese a que ayer Mariano Rajoy volviera a negarlo.

Una de las mayores incertidumbres se centra en el plazo en que este nuevo sistema de supervisión entrará en vigor, que es la condición para que el MEDE pueda inyectar dinero directamente a los bancos. En principio, la idea es alcanzar un acuerdo en octubre para ponerlo en marcha antes de fin de año. Pero, "¿es realista esperar un acuerdo para octubre? El propio MEDE se retrasó. La UE ha sido continuamente demasiado optimista sobre los plazos", añade esta firma de análisis.

Los plazos no cuadran


Y aunque se respete, existe una incoherencia entre este plazo y el calendario del rescate planeado por España. Éste contempla la firma del memorando con las condiciones para el sector el próximo 9 de julio, el fin del trabajo de las auditoras en cada entidad el 31 de julio y la definición de las necesidades concretas de cada una en septiembre, cuando se realice el nuevo test de estrés bottom-up (de abajo arriba). A partir de ahí, las entidades viables que necesiten capital tendrán nueve meses para conseguirlo por sus medios, y las inviables podrán recibir inmediatamente los recursos del préstamo europeo.

Por eso, distintas fuentes aseguran que será el FROB el que realice esta primera inyección de capital hasta que se cumplan las condiciones para que pueda hacerlo el MEDE. Así pues, inicialmente sí computará como deuda pública. Por tanto, posteriormente habrá que hacer una permuta entre el FROB y el MEDE. Otra opción es esperar a que esté dispuesto este sistema, pero probablemente los mercados no van a tener tanta paciencia y, como se ha dicho, es probable que se retrase.

A priori, parece muy complicado empezar con el FROB y sustituirlo por el MEDE, pero el texto de la Declaración de la Cumbre abre la puerta a esta vía al referirse a Irlanda: "El Eurogrupo examinará la situación del sector financiero irlandés con vistas a seguir mejorando la sostenibilidad del programa de ajuste que está dando buenos resultados. Los casos similares se tratarán del mismo modo". Ese caso similar sería España.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin