martes, 8 de mayo de 2018

Argentina vuelve a los tentáculos del FMI tras desplome del peso


El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció que ha iniciado conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir una línea de apoyo financiero por la crítica situación que vive el país trasandino ante la imparable depreciación del peso frente al dólar. Según revela Bloomberg, el crédito flexible rondaría los 30.000 millones de dólares. El valor del peso se ha hundido acumulando una depreciación de 6% en los últimos días. El dolar se cotizaba en enero en 18,65 pesos y hoy lo hace a 23,50, su máximo histórico. Ninguna de de las medidas del gobierno ha frenado el desplome, lo que ha provocado una profunda incertidumbre en el país, y da cuenta del rotundo fracaso del gobierno macrista.

A doce años de saldar la deuda con el FMI de la mano de Nestor Kirchner, Argentina vuelve a pedir socorro, como lo hizo en 2001, para superar su precaria situación financiera. Como se sabe, las condiciones para recibir apoyo del FMI son reformas estructurales, más privatizaciones, más recortes en el gasto público y más flexibilización laboral. El FMI presta a cambio de un monitoreo trimestral para vigilar la aplicación de sus exigencias. Es decir, el país pierde soberanía financiera dado que la delega a los dictados del Fondo. Esperemos que esta vez los dólares del FMI no sirvan para financiar la fuga de capitales de los grandes actores financieros. Pero en el contexto neoliberal del gobierno de Macri, eso es mucho pedir.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin