viernes, 2 de marzo de 2018

Wall Street responde con fuertes caídas a los nuevos aranceles al acero y el aluminio anunciados por Trump


Wall Street cerró este jueves con fuertes caídas después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, señalase que no hay riesgo de sobrecalentamiento en la economía y especialmente después de que Donald Trump anunciase aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio, incrementando el miedo a una posible guerra comercial.

Al cierre de las operaciones, el Dow Jones perdió el 1,68% dejándose más de 400 puntos hasta los 24.608,98, mientras que el S&P 500 perdía un 1,33% hasta los 2.677,67 enteros y el Nasdaq se dejaba un 1,27% hasta las 7.180,56 unidades.

La jornada transcurrió durante sus primeras dos horas en el ecuador entre los números positivos y negativos, para caer fuertemente tras el anuncio de Trump, llegando a perder más de un 2% en el caso del Dow Jones. La última hora de la sesión sirvió a los índices para mitigar la caída.

Wall Street intentaba digerir nuevas informaciones de la Reserva Federal, cuyo presidente, Jerome Powell, comparecía hoy ante el Comité Financiero del Senado tras hacerlo el martes en la Cámara de Representantes, donde dejó la puerta abierta a una cuarta subida de los tipos de interés este año.

Los mercados recibieron con subidas a Powell, a diferencia del otro día, cuando enfatizó que la economía no está recalentándose y afirmó que el banco central no ve "pruebas fuertes" de que los salarios vayan a subir de forma "decisiva" ni de que su inflación "esté en un punto de aceleración".

No obstante, barrió esos avances el anuncio de Trump sobre los aranceles a las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%) de algunos países que planea firmar la próxima semana para que estén en vigor un largo periodo de tiempo.

Arrastrado por el temor hacia las políticas proteccionistas, el Dow cayó cerca de 600 puntos, que luego desanduvo, y en la Bolsa de Nueva York se resintieron firmas automovilísticas como Ford Motor (-3,11%) o General Motors (-3,96%), mientras que metalúrgicas como AK Steel (9,69%) celebraron el momento.

A medida que se sucedían las ventas en el parqué neoyorquino, el índice de volatilidad Vix, que mide el "miedo" en los mercados, se disparó hasta niveles no vistos en dos semanas y al cierre progresaba un 12,64% hasta 22,36, por encima del promedio.

Prácticamente todos sectores se tiñeron de rojo; el tecnológico (-1,63%) y el industrial (-1,57%) siendo los más perjudicados, por delante del sanitario (-1,27%), mientras que el de bienes de consumo no cíclicos avanzaba un 0,48 y el de empresas de servicios públicos estaba plano.

Entre los treinta valores del Dow Jones, encabezaban los descensos Boeing (-3,33%) y United Technologies (-3,27%), seguidos de Intel (-2,94%), Caterpillar (-2,88%), American Express (-2,42%) y Goldman Sachs (-2,34%).

Repotaban ganancias en ese grupo, aunque por debajo de medio punto porcentual, Verizon (0,46%), Coca-Cola (0,42%), Procter & Gamble (0,18%) y Chevron (0,04%).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajó un 1,1%, hasta 60,99 dólares el barril, y al cierre de Wall Street el oro caía hasta 1.317,40 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a diez años retrocedía a 2,815% y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,2264 dólares.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin