miércoles, 19 de abril de 2017

Argentina: el FMI no se muestra tan optimista con el rumbo económico de Mauricio Macri

El FMI prevé una inflación del 25,6% en Argentina para este año. La estimación es casi nueve puntos más alta que la meta oficial del Gobierno de Mauricio Macri para 2017

La pauta oficial de inflación en Argentina no sólo resulta poco creíble para los gremios de trabajadores a la hora de negociar paritarias sino también para el FMI, un viejo aliado del Gobierno de Mauricio Macri en Argentina y otros mandatarios conservadores de la región.

En su informe de perspectivas económicas globales, el organismo internacional anticipó una inflación para este año del 25,6 por ciento, por encima del techo del 17 por ciento que quiere imponer el Banco Central. Asimismo, para 2018 el cálculo oficial del 12 por ciento de suba de precios vuelve a estar por debajo de la estimación del Fondo, que se ubica en el 18,2 por ciento. En materia de crecimiento económico, para este año el FMI viene reduciendo su proyección desde el 2,8 de hace varios meses hasta el 2,2 por ciento actual, mientras que el Gobierno proyecta un 3,5 por ciento, tal como informa Página /12.

La estrecha relación del FMI con la administración de Mauricio Macri quedó en evidencia el año pasado, cuando el organismo debió revisar varias veces a la baja su proyección de crecimiento económico para la Argentina. En abril de 2016 estimó una caída del 1 por ciento para ese año y en julio la estiró hasta el -1,5 por ciento. En octubre redujo su cálculo un poco más, hasta el -1,8 por ciento. Finalmente, la baja de la economía fue del 2,3 por ciento, provocando pérdida de empleos y poder adquisitivo para miles de trabajadores.

De esta manera, Argentina vuelve a quedar segunda en el ránking latinoamericano de inflación, sólo por detrás de Venezuela, sumida en una grave crisis económica con hiperinflación, que el FMI calcula que superará el 2.000%, tal como señala El País.

Por su parte, el Indec, el organismo nacional de estadísticas de Argentina, ha registrado un 6,3% de inflación acumulada en el primer trimestre de 2017, el que suele concentrar las mayores subidas anuales. El dato marcará las paritarias, las negociaciones de aumento salarial que en Argentina se discuten año a año de forma colectiva por sector económico y que el Gobierno pretendía limitar a un máximo del 18%. Eso ha llevado a que los docentes de la Provincia de Buenos Aires, la más poblada de Argentina, se encuentren realizando distintas medidas de fuerza para reclamar un salario digno.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis