viernes, 24 de febrero de 2017

¿Quien se ha beneficiado de los rescates bancarios en la UE?


Entre 2008 y 2015, los Estados miembros de la UE han perdido 213.000 millones de euros en distintos tipos de paquetes y rescates bancarios. Los rescates en la UE conllevan un coste oculto para los contribuyentes. Contratos por valor de cientos de millones de euros a empresas de auditora y asesoría financiera. Las Cuatro Grandes empresas de auditoría: (EY, Deloitte, KPMG y PWC), junto a un pequeño grupo de empresas de consultoría financiera, operan como un oligopolio en el negocio del rescate bancario.

El negocio del rescate es la última investigación del Transnational Institute (TNI) que se ha publicado hoy y en la que se revelan detalles de cómo los rescates bancarios en la UE se han convertido en negocios que benefician a un pequeño grupo de empresas auditoras y asesoría financiera. De acuerdo a datos de la UE, los rescates bancarios han generado hasta 2017 una pérdida de más de 200.000 millones de euros. Este es el estudio más exhaustivo que se ha hecho a nivel europeo después de la crisis del 2008 sobre quiénes se han encargado de diseñar e implementar los programas de rescate en la UE.

¿Quién se beneficia de los rescates bancarios?

Las Cuatro Grandes empresas de auditoría: EY, Deloitte, KPMG y PWC han diseñado los paquetes de rescate más importantes de la UE y, junto a un pequeño grupo de empresas de consultoría financiera, operan como un oligopolio. A estas empresas se las ha recompensado con más contratos, a pesar del hecho que prestaron un pobre asesoramiento a los bancos antes de la crisis y de que no dieran la voz de alarma sobre la incoherencia de los modelos de negocio y el riesgo de las prácticas que estaban desplegando.

Según Sol Trumbo Vila, co-autora y coordinadora de esta publicación, el fenómeno de las “puertas giratorias”, por el que antiguos altos ejecutivos de las finanzas pasan a ocupar cargos directivos en las instituciones de la UE y viceversa, podría encontrarse en el origen de esta situación. “Otra posibilidad, es que la creciente complejidad de las finanzas en las últimas décadas y la externalización de la gestión de los asuntos financieros al sector privado ha dejado a los gobiernos y las instituciones de la UE sin alternativas”, concluye.

“Los europeos tienen el deber de conocer que un pequeño grupo de empresas ha hecho negocios de cientos de millones de euros en diferentes países asesorando a los bancos, y que a pesar de haber otorgado pobres recomendaciones, vuelven a ganar millonarios contratos asesorando a gobiernos sobre cómo rescatar a sus antiguos clientes en bancarrota”. Además, agrega Sol Trumbo, “esto sucede en toda la UE, lo que confirma el carácter sistémico de esta realidad”.

El coste oculto del rescate para los contribuyentes

“La ciudadanía europea se ha ido acostumbrando cada vez más a la idea de que se pueden utilizar fondos públicos para salvar de la quiebra a las instituciones financieras, y sin embargo, sabe muy poco de los detalles de cómo se salvan los bancos y quienes se benefician en el proceso”. Para Susan George, Presidenta del TNI, “este informe ayudará a entender quién es quién y cómo funciona el negocio del rescate”.

A pesar de que nueva legislación de la UE contiene medidas positivas para atajar los peores conflictos de interés, la influencia del grupo de empresas que constituyen el negocio del rescate, no deja de crecer.

“Es necesario abordar la dependencia de un sector financiero dominado por empresas e intereses privados, así como crear alternativas públicas y democráticas que sustituyan al oligopolio privado de las empresas de auditoría, o al menos que operen en paralelo” opina Susan George, y recomienda que “la banca pública puede ser un primer paso para fortalecer las instituciones públicas de forma que éstas puedan administrar mejor los asuntos financieros y bancarios y responder ante nuevas crisis”.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis