domingo, 11 de diciembre de 2016

La OPEP acuerda recorte histórico en producción de petróleo


A partir del primero de enero los nueve países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, más 11 países no miembros, entre ellos México y Rusia, reducirán su producción de petróleo como parte de un acuerdo global para aliviar el exceso de oferta que ha mantenido bajos los precios del petróleo durante los útimos 24 meses. La OPEP y los 11 países no miembros acordaron este sábado en Viena recortar su producción de crudo en un total de 558 mil barriles diarios. Se trata del primer acuerdo global desde 2001 para disminuir el bombeo de crudo en conjunto. La cifra quedó por debajo del objetivo inicial de 600 mil bpd, pero aun así es la mayor contribución que han hecho hasta ahora.

Este recorte es adicional al de 1.2 millones de bpd anunciado por la OPEP el pasado 30 de noviembre y fue concretado después de casi un año de discusiones dentro de la organización. La rebaja acordada recientemente por la OPEP representa una reducción de 4.45 por ciento y busca bajar a 32.5 millones de barriles diarios la oferta, a fin de estabilizar el mercado petrolero global. A ello se añaden ahora los recortes de México –país que hace un esfuerzo particular, puesto que su producción ya está en declive–, Rusia, Kazajistán, Malasia, Omán, Azerbaiyán, Bahrein, Guinea Ecuatorial, Sudán del Sur, Sudán y Brunei. Ahora, la atención del mercado de centrará en el cumplimiento del trato. El acuerdo, que entrará en vigor en enero de 2017, tendrá una duración de seis meses, con posibilidad de renovarlo por seis meses más.

El ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, dijo que su país recortará la producción de crudo desde los niveles de octubre de este año, de 11 mil 247 millones de barriles de petróleo por día (bpd). Al 31 de marzo de 2017, la reducción de suministros de Moscú totalizaría 200 mil bpd y finalmente llegará a 300 mil bpd. El acuerdo de este sábado acelerará la estabilización del mercado, reducirá la volatilidad y atraerá nuevas inversiones, auguró.

En tanto, el líder de la OPEP, Arabia Saudita, sostuvo que podría reducir su bombeo por debajo del umbral de 10 millones de bpd. El ministro de Energía del reino, Khalid al-Falih, declaró que su país está dispuesto a negociar una extensión del pacto global, que entra en vigor el primero de enero, luego de los primeros seis meses. Arabia Saudita disminuirá el bombeo en 486 mil bpd, pero Falih agregó ayer que Riad podría colaborar con recortes más profundos. En total, los países de la OPEP habían acordado, antes de la reunión del sábado, reducir 1.2 millones de bpd de su suministro.

Muchos países que no pertenecen a la OPEP, como México y Azerbaiyán, afrontan una caída natural de su producción de crudo y existen dudas acerca de que su compromiso represente verdaderamente un disminución de la oferta. Desde que los miembros de la OPEP decidieron recortar su producción la semana pasada, los precios del barril han subido alrededor de 15 por ciento, sin embargo, no esperan que se produzcan nuevas alzas. Los países miembros de la OPEP son Argelia, Angola, Ecuador, Gabón, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar, Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos y Venezuela.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin