jueves, 29 de septiembre de 2016

Trump regala Jerusalén a Netanyahu por asesoría para el “muro apartheid” con México


Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada

Más allá del epílogo presidencial en Estados Unidos (EEUU) –cuando, según el barómetro de la cotización del peso mexicano, Hillary descolgó el primer debate a su contrincante Trump–, llamó la atención que en la víspera el polémico premier israelí, Bibi Netanyahu, se haya reunido con ambos contendientes.

La reunión privada, sin la participación de los multimedia, con la excepción de una radiante foto entre Trump y Netanyahu –almas gemelas en cuanto a racismo/mexicanofobia /arabofobia/islamofobia se refiere–, atrajo más la atención debido al apoyo del empresario Donald por reconocer a Jerusalén como capital indivisa del Estado racista/apartheid/paria de Israel, a cambio de la asesoría de Netanyahu para concluir las dos terceras partes que faltan del muro transfronterizo con México que fue construido en su primera tercera parte por Baby Bush, que fue aprobado por la entonces senadora Hillary ante las narices fariseas de los panistas Fox y Calderón, quienes engañan de no haberse dado cuenta de tamaña afrenta (https://goo.gl/RU0WHW).

El portal Breitbart, portavoz de Trump, publicitó sin tapujos que el candidato presidencial charló con el primer ministro Netanyahu sobre la erección del muro transfronterizo con México, con base en el éxito de Israel en el levantamiento de sus murallas en los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania (https://goo.gl/8vOXcm).

El racismo/mexicanofobia/arabofobia/ islamofobia de Netanyahu ha sido congruente desde que profirió hace 23 años, en su misántropa publicación Un lugar entre las naciones: Israel y el mundo (http://goo.gl/uOB3rk), su execrable principio palestino, cuando lo equiparó al peligro (sic) mexicano para los estadounidenses, lo cual reiteró en Dallas (Texas) hace 14 años, cuando expectoró que los palestinos son para los israelíes lo que los mexicanos son para los estadounidenses (https://goo.gl/yvgOLP). No comments!

Ya había indicado que la conclusión del nuevo “muro apartheid” de Trump con México sería erigido por la empresa Magal Security Systems de Israel, que fue la constructora de su equivalente en Gaza. La estatal Israel Aerospace Industries posee 26 por ciento de Magal, constructora de los muros globales del Estado racista/ apartheid/paria de Israel. Asistimos a la israelización de los muros.

En 2016 se agudizó la erección de varios muros globales donde destacan los de Israel con sus vecinos –además de los territorios ocupados palestinos–, el de EEUU con México, y los intraeuropeos, para contener el flujo masivo de inmigrantes (https://goo.gl/oQEMdF). Lo más impactante radica en que Israel se ha convertido en su principal constructor global.

Ya había inquirido en un artículo previo: ¿existe diferencia entre las perturbadoras cosmogonías racistas de Trump y Netanyahu y sus respectivos muros mexicanófobos y arabófobos de los mismos mercaderes israelíes de Magal? La respuesta es evidente: ¡ninguna!

A juicio del periodista israelí Chemi Shalev, la reunión de Netanyahu con Trump benefició al candidato del Partido Republicano después de que el israelí-estadounidense Sheldon Adelson, de 83 años, con una fortuna de 30 mil millones de dólares –magnate de casinos en Las Vegas, implicado en tratativas mafiosas globales (https://goo.gl/KcuVlN) y acusado de lazos con el crimen organizado (https://goo.gl/PUqulo)–, se volcó en favor del multimillonario candidato Donald Trump.

Más allá de la justificación de que el premier israelí también se reunió con la candidata Hillary Clinton, Netanyahu está dispuesto a intervenir, una vez más, en las elecciones presidenciales de EEUU y está listo a ayudar, una vez más, al Partido Republicano, cuando solamente Donald Trump se beneficiará con la visita de Netanyahu, según Shalev, quien arremete contra Netanyahu por ser el hombre que le dio un barniz de respetabilidad a un candidato que muchos estadounidenses ven como un bandido (¡supersic!) y un racista que es incompetente para dirigir a EEUU.

En su cuenta de Facebook, Trump promete transferir la embajada de EEUU a Jerusalén que considera, en forma arbitraria, unilateral y errónea como la “capital eterna del pueblo judío por más de 3 mil años (https://goo.gl/pgo5vg)”.

Saeb Erekat, secretario general de la OLP, fustigó la irreverencia de Trump por las leyes internacionales en referencia al estatus de Jerusalén, que incluye la ocupación e ilegal anexión de la parte oriental ocupada de Jerusalén.

A juicio de Erekat, las declaraciones del asesor de Trump en asuntos israelíes, “el abogado judío-estadunidense David Friedman, muestran el total abandono de la solución de dos estados, la ley internacional y las resoluciones de la ONU (https://goo.gl/2wUrjo)”. En forma perturbadora, el asesor de Trump, Friedman, había proclamado que “Israel puede anexar (¡supersic!) Cisjordania y permanecer judío (https://goo.gl/UWJtSL)”.

No todo fue color rosa para Netanyahu en Nueva York, donde fue increpado por sus vínculos con Rusia debido a su “gran interés en la tecnología de Israel (https://goo.gl/0sTQAq)”. ¡Vaya duplicidad!

Netanyahu, zelote de las 400 bombas nucleares clandestinas de Israel, recibió en forma insólita el Premio Herman Kahn del Hudson Institute.

Kahn, estratega de la Rand, abogó en 1960 por “la guerra termonuclear (https://goo.gl/goe7Ze)”, donde alucinó una estrategia para una guerra atómica victoriosa contra la Unión Soviética.

Juan Cole, uno de los máximos arabistas de EEUU, condena la erección del “muro apartheid de Israel (https://goo.gl/KvOFcV)”, que constituye la musa para el muro de Trump con México.

Cole menciona que gran parte del diálogo entre Trump y Netanyahu, en el “penthouse aurífero” de Nueva York del empresario estadounidense, versó sobre el “muro apartheid de Israel” de 708 kilometros, calificado de necesario por razones de seguridad, que penetra en la profundidad de Cisjornadia y aisla en guetos y zonas militares en la región a los palestinos. Además de su larga extensión, el “muro apartheid de Israel” está engalanado con muros eléctricos, trincheras, cámaras, censores, alambre de púas y patrullas militares”.

Los seguidores de Trump abrieron una oficina de apoyo electoral en el territorio ocupado de Cisjordania para los colonos con doble nacionalidad israelí-estadounidense (https://goo.gl/REuKPi).

Llamó la atención que la vociferante secta del megaespeculador George Soros en México, que se arropó en forma grotesca con la bandera mexicana, no haya protestado por la reunión entre Netanyahu y Trump.

Todavía más incongruente e inconsistente es la protocandidata del PAN, Margarita Zavala (esposa del vilipendiado Calderón, a quien calificó de su estigma), quien protestó ruidosamente la visita de Trump a México cuando se había exhibido antes como fanática de Hillary, quien apadrinó la entrega del petróleo mexicano (https://goo.gl/XW8EWa).

La misma esposa de Calderón fue invitada a Israel, donde apoyó en forma implícita el infanticidio palestino y no protestó por el encuentro entre Netanyahu, su aliado, y Trump, su enemigo, cuando Bibi y Donald son almas gemelas del racismo y la mexicanofobia. ¿A quién engañan?

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis