jueves, 22 de septiembre de 2016

La FED se apresta a recortar de nuevo las estimaciones a largo plazo sobre las tasas de interés


Ann Saphir y Jonathan Spicer, Reuters

Las autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos se aprestan esta semana a recortar nuevamente sus proyecciones sobre cuánto deberían incrementarse las tasas de interés en una economía donde la actividad, la producción y la inflación avanzan a un ritmo menor que el de décadas pasadas.

Se trataría de la cuarta vez en 15 meses en que el banco central estadounidense se ve forzado a admitir que sus proyecciones sobre la llamada "tasa neutral" fueron demasiado optimistas, lo que generaría dudas sobre la salud de la economía en los próximos años.

Aún así, la Fed insiste en que las tasas de interés bajas y su enorme hoja de balance en bonos son suficientes para continuar apoyando el crecimiento.

Conversaciones con funcionarios de la Fed sugieren que algunos reducirán sus previsiones sobre el tipo de interés a largo plazo en la reunión de política monetaria de esta semana, y la mediana de las estimaciones indica que el cálculo bajará a 2,75 por ciento.

La proyección sobre el nivel idóneo en el que podría situarse la tasa de fondos federales se ubicaba en 3,75 por ciento en junio de 2015 y en 4,25 por ciento hace cuatro años.

Se prevé que la Fed dejará sin cambios su tasa de interés referencial luego de su reunión de dos días, de acuerdo a un sondeo de Reuters a economistas. El tipo clave del banco central se ha ubicado cerca de 0,38 por ciento desde el alza de diciembre, que constituyó el primer incremento en casi una década.

La esperada reducción de las proyecciones a largo plazo para una "tasa neutral" implica además una desaceleración en el ritmo de las futuras alzas del tipo y apunta a menos incrementos, más espaciados de lo que esperaban las autoridades de los bancos centrales y los inversores.

Mientras más baja se encuentre la previsión sobre la "tasa neutral", menos ansiedad tendrá la Fed sobre el ajuste de su política monetaria, ya que podrá justificar mejor sus reiteradas decisiones de aplazar incrementos del tipo clave.

El resultado, de acuerdo al presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, será la ola "más tenue" de alzas de tasas; "mucho más planas" que en cualquier otro periodo en el pasado, según dijo en otra conversación el jefe de la Fed de Dallas, Robert Kaplan.

El banco central no ha subido sus tasas en lo que va del 2016, pese a que indicó en diciembre que esperaba aplicar el ajuste monetario cuatro veces este año y otras tres veces más en el 2017, ya que decidió mostrar cautela ante la desaceleración del crecimiento global, la volatilidad del mercado financiero y la débil inflación estadounidense.

Y en vista del nuevo enfoque sobre la "tasa neutral", la actual orientación de la Fed parece ser muy optimista.

Las autoridades de la Fed dicen que el envejecimiento de la población de Estados Unidos y el declive en el ritmo de productividad están socavando el potencial de la economía, por lo que les preocupa que las alzas de tasas sean demasiado bruscas.

"Ellos no están muy lejos de estar en una tendencia de ajuste de las condiciones (de endeudamiento)", dijo Shehriyar Antia, fundadora de Macro Insight Group y ex analista senior de la Fed de Nueva York. "Esto requiere más paciencia, ya que el riesgo de quedar rezagado ante la inflación es menor", aseveró.

Los constantes retrocesos de la Fed han afectado en cierta forma su credibilidad ante los mercados. Operadores de futuros de tasas a corto plazo, por ejemplo, ahora apuestan a que el banco central no subirá los tipos de interés hasta principios del próximo año.

De todas formas, cualquier recorte en las proyecciones de la "tasa neutral" no implica que nunca se producirá el ajuste.

"Ellos quieren mantener las expectativas del mercado sobre un alza de tasas en caso de que quieran hacerlo en diciembre si las condiciones (económicas) lo permiten", dijo Sam Bullard, economista senior de Wells Fargo Securities.

(Reportes de Richard Leong en Nueva York y Howard Schneider en Washington. Editado en español por Marion Giraldo para Rebelion)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis