viernes, 8 de julio de 2016

Pánico inmobiliario de Reino Unido hace saltar todas las alarmas a la banca


Los fondos congelados de Reino Unido tejen una red imposible de desenmarañar. El pánico desatado en los fondos inmobiliarios británicos, que han decretado ya el cerrojazo e impiden a sus titulares recuperar lo invertido, ha centrado la atención sobre la vulnerabilidad del sector inmobiliario comercial, financiado mayoritariamente por bancos locales, pero cada vez más por bancos extranjeros y aseguradoras. La confianza de los consumidores británicos sufre su mayor caída en 21 años.

Los bancos británicos y sus sociedades inmobiliarias habían concedido unos 90.000 millones de libras (unos 105.000 millones de euros) en créditos al sector inmobiliario comercial a finales de 2015, según un estudio de la Universidad de Montfort.

Por su parte, los bancos alemanes, estadounidenses y de otros países muestran una exposición al sector de 55.000 millones de libras (58.000 millones de euros), tras haber incrementado sus inversiones en el sector desde la crisis financiera de 2008. Las aseguradoras, que antes de la crisis apenas tenían exposición, totalizaban 25.900 millones de libras (unos 30.000 millones de euros) en créditos.

Esto implica que todos ellos podrían verse afectados si la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea desemboca en una ralentización en la inversión empresarial y reduce la demanda por oficinas y centros comerciales. El valor total de la deuda inmobiliaria comercial se situaba en 183.300 millones de libras (214.000 millones de euros) a cierre de 2015, según el estudio De Montfort.

La incertidumbre ha causado pánico entre los inversores en propiedades comerciales. La semana pasada, más de 18.000 millones de libras (21.000 millones de euros) de inversores en inmobiliaria comercial fueron congelados al suspenderse la negociación los fondos gestionados por M&G Investments, Standard Life Investments y Threadneedle Investments, entre otros.

Aunque los inversores minoristas son los que más pueden perder en un primer momento, algunos fondos han estado reduciendo el valor que pusieron en la propiedad- una señal de que probablemente bajará el precio.

La división de fondos de Legal & General y F&C Investments redujo el valor de sus fondos inmobiliarios en Reino Unido el jueves para disuadir a los inversores que quieran retirar su inversión.

"El mercado inmobiliario se basa en gran medida en la confianza", señala Danny Cox, broker de Hargreaves Lansdown. "Una vez que sufres una merma como esta, lleva tiempo recuperarse". Aunque la exposición de los bancos británicos al sector es alta -el año pasado supuso un 45% del crédito, según el informe-, ha bajado desde los más de dos tercios de hace una década.

Por su parte, los bancos alemanes tenían al cierre de 2015 más de 18.000 millones de libras (21.000 millones de euros) de préstamos al mercado inmobiliario británico, frente a los 10.500 millones (12.000 millones de euros) de sus homólogos estadounidenses, según De Montfort.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis