domingo, 12 de junio de 2016

Tras 4 años del rescate bancario, España solo logró maquillar su economía


Este viernes se dio inicio a una nueva edición de la Eurocopa. Cuatro años pasaron ya de la organizada por Polonia y Ucrania, en 2012. Hacia la ciudad polaca de Gdansk viajó en ese entonces el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, para asistir al debut de su selección, defensora del título, frente a Italia. "La situación está resuelta", dijo en ese momento de crisis económica.

Rajoy viajó pese a los cuestionamientos, ya que, días antes, el Eurogrupo había anunciado su plan de rescate a la banca española. A partir de entonces, las variables de la economía se modificaron, pero, según publica El Economista, la situación de fondo no cambió.

Para brindar su ayuda, varias fueron las exigencias del Banco Central Europeo (BCE), como bajar el déficit público y flexibilizar el mercado laboral, que también incluían una supervisión de las cuentas, que aún no ha terminado.

¿Qué pasó desde entonces? La prima de riesgo pasó de los 500 puntos básicos a 650, para comenzar un descenso hasta los 140 actuales. La Bolsa, por su parte, registró un crecimiento del 35%, mientras que el Tesoro logró financiarse en mínimos históricos, con tasas del 0,7%.

Objetivo obligado: reducir el déficit de las cuentas públicas La asignatura pendiente con Bruselas sigue siendo la disminución del déficit, equivalente al 9,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2011 al 5% del último ejercicio. Sin embargo, lograrlo implicó fuertes ajustes en áreas como salud, educación y empleo público.

A esto se suma el incremento de la recaudación impositiva a base de un aumento del IVA y otros impuestos, que permitieron ingresos por 23.000 millones de euros. Recién el año pasado el Gobierno autorizó algunas rebajas.

No obstante, la deuda no detuvo su crecimiento y pasó de 69,5% a más de 100% del PIB.

La flexibilización laboral fue otro de los temas más cuestionados de la reforma impulsada por el BCE y pese a que la cantidad de desempleados descendió en casi un millón de personas, la tasa de desempleo en España aún duplica a la media europea. Las condiciones para cobrar el subsidio de desempleo también fueron ajustadas.

Por último, el portal destaca que la crisis y la mala calidad del empleo también fueron factores determinantes en la emigración de más de 600.000 personas en los últimos cuatro años; mientras que los que se quedaron enfrentaron un duro proceso de desendeudamiento.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis