miércoles, 15 de junio de 2016

Chile entre los países más desiguales del mundo según el Banco Mundial


Según la medición realizada por el Banco Mundial en 2015, América Latina ha experimentado un cambio favorable en la economía y sociedad. Millones de personas lograron superar la pobreza en países liderados por gobiernos progresistas en los últimos 15 años, sin embargo, aún persiste la desigualdad.

Entre los 14 países más desiguales a escala global, cinco países africanos encabezan las primeras posiciones, seguido de cinco estados latinoamericanos: Honduras (53,7%), Colombia (53,5%), Brasil (52,9%), Guatemala (52,4%), Panamá (51,7%), y Chile (50,5%).

Para la medición, el Banco Mundial utilizó el coeficiente Gini, que se basa en dos variables absolutas: el cero (todos tienen el mismo ingreso o perfecta igualdad) y el 1 (una persona concentra todo el ingreso y el resto no tiene nada o desigualdad absoluta). Según el organismo, el país más igualitario es Noruega, con un índice de 25,9%, y el más desigual, Sudáfrica, con un 63,4%.

En el caso específico de Chile, se posiciona como la economía regional que más ha crecido desde los años 80. Sin embargo, el informe de 2015 de la OCDE, que agrupa a 34 naciones de altos ingresos, subraya los niveles de desigualdad en la sociedad chilena.

En efecto, el 10% más rico tiene un ingreso 27 veces superior al 10% más pobre. Así, en la medición de desigualdad del Banco Mundial, Chile aparece en el decimocuarto lugar a escala mundial y en el sexto de las economías de la región. Debido a la limitada intervención estatal, la situación empeora cuando se considera también el acceso a la salud y la educación.

En el Índice de Desarrollo Humano de la ONU pierde 13 puntos una vez que se suma la desigualdad conjunta de ingresos, acceso a salud y educación. Los países de ingreso mediano bajo, normalmente identificados como pobres, como Honduras y Guatemala, tienen prácticamente el mismo nivel de desigualdad que otros de ingresos medio-altos o altos, como Chile.

Los economistas señalan la necesidad de diferenciar conceptos como “pobreza” y “desigualdad”. Mientras la pobreza se vincula con el ingreso medio de una sociedad, la desigualdad lo hace con la distribución, y no hay una relación lineal entre ambos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis