lunes, 22 de febrero de 2016

La receta de Piketty para salvar la Eurozona: la unión de España, Francia e Italia


El economista francés Thomas Piketty se ha convertido en una estrella desde la publicación de El Capital en el siglo XXI. Esta obra, de 979 páginas sobre desigualdad económica, llegó a ser 'top' ventas en EEUU. Ahora, Piketty sostiene que las políticas de la Eurozona deben dar un giro brusco para alcanzar la viabilidad de esta economía. Para lograr un nuevo marco; Francia, España e Italia deben mostrar su fuerza ante Alemania, el país que según este economista conduce a día hoy el timón del área monetaria.

El célebre economista francés explica en un artículo publicado en The New York Review, que la extrema derecha está ganando apoyo en Europa, poniendo en peligro el futuro de la Eurozona. En Francia, "el aumento del desempleo y la xenofobia, una profunda decepción con el Gobierno actual de izquierdas y la sensación de que hemos intentado todo y ya es necesario probar algo nuevo está aupando a la ultra-derecha en Francia".

"Todo ello son las consecuencias de las desastrosas políticas implementadas después de la crisis financiera que comenzó en EEUU en 2008, una crisis que en Europa se ha transformado por nuestras propias acciones en una crisis eterna. La culpa pertenece a las instituciones y las políticas que han resultado totalmente insuficientes, sobre todo en la Eurozona", sentencia el economista francés.

Piketty no sólo culpa a las políticas de austeridad, también señala como culpable de la situación a la división existente en Europa en política y economía: "Tenemos una moneda única pero con diecinueve deudas públicas diferentes, diecinueve tipos de interés con los que los 'mercados financieros' pueden especular libremente, diecinueve Impuestos de Sociedades diferentes que crean una competencia desenfrenada. Todo ello sin una red común de seguridad social o una sistema educativo que comparta unos estándares comunes. Esto no puede funcionar y nunca funcionará", sentencia profesor de Economía.

Para Piketty hay que dar un giro a la Eurozona, un nuevo marco en el que exista mayor igualdad y una coordinación real de los países: "Sólo una verdadera refundación social y democrática de la zona euro, diseñada para fomentar el crecimiento y el empleo, organizada en torno a un conjunto de países dispuestos a desarrollar nuevas instituciones políticas, será efectivo para luchar contra los nacionalismos que ahora amenazan a toda Europa".

También sería importante que los políticos alemanes y franceses reconociesen sus errores. Es cierto que muchas reformas, como la libertad de horarios comerciales o las reformas de los sistemas de pensiones podían ser necesarias o ser al menos positivas. Sin embargo, no puede existir duda alguna de que "la recuperación económica de la Eurozona fue estrangulada por el intento de reducir el déficit público demasiado rápido, entre 2011 y 2013, y en particular por las subidas de impuestos".

Piketty cree que es necesario sentar a todos los países de la Eurozona en una mesa y que negocien sobre todos estos aspectos. Hablar sobre la deuda y su posible condonación: "La historia muestra que por encima de cierto umbral no tiene sentido seguir pagando la deuda durante décadas. Es mucho más aconsejable mostrarse abiertos a la posibilidad de las quitas de deuda con el objetivo de invertir en crecimiento, incluso desde el punto de vista de los acreedores".

Por otro lado, sería aconsejable imponer un Impuesto de Sociedades común para todo los miembros de la Eurozona. Si esto no se hace, "el resultado será un continuo dumping fiscal y la aparición de escándalos como el de LuxLeaks, en el que se usaba a Luxemburgo como vía para evadir impuestos. Este Impuesto de Sociedades común haría posible que se financiaran inversiones en infraestructuras o Universidades".

Y es que, según este economista francés Europa es una zona privilegiada y debe aprovechar estas condiciones para dar la mejor vida posible a sus ciudadanos. "Europa cuenta con toda la capacidad para poder ofrecer el mejor modelo de bienestar social en la tierra, ¡tenemos que dejar de malgastar esta oportunidad!".

Es el momento de que "España, Francia e Italia (aproximadamente el 50% de la población de la Eurozona) expongan una propuesta específica para un nuevo y más eficaz Parlamento. Si Alemania sigue negándose a ceder, lo que parece poco probable, el argumento contra la viabilidad del euro será imposible de contrarrestar".

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis