jueves, 18 de febrero de 2016

La OCDE rebaja tres décimas sus previsiones de crecimiento mundial para 2016 y 2017


El crecimiento de la economía mundial en 2016 se mantendrá a un nivel similar al 3% registrado en 2015, su menor ritmo de expansión en cinco años, mientras que en 2017 se acelerará al 3,3%, según las nuevas previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ha revisado tres décimas a la baja sus estimaciones de noviembre para este año y el siguiente.

La revisión a la baja de los pronósticos del pasado mes de noviembre refleja la ralentización de numerosas economías emergentes, así como la "modesta recuperación" observada en las economías avanzadas, mientras los precios de las materias primas han bajado significativamente, lastrando a los países exportadores, y el comercio y la inversión siguen débiles, provocando baja inflación y unos inadecuados aumentos de salarios y empleo.

De este modo, la OCDE ha recortado medio punto porcentual su previsión de crecimiento para EEUU, hasta el 2% en 2016, frente a la expansión del 2,4% de 2015, mientras que para 2017 la institución ha empeorado dos décimas su previsión del pasado mes de noviembre, hasta el 2,2%.

En el caso de la zona euro, la OCDE calcula que el PIB crecerá este año un 1,4%, frente al 1,5% de 2015, lo que supone cuatro décimas menos de lo previsto en noviembre, mientras que en 2017 la región crecerá un 1,7%, dos décima menos de lo anticipado con anterioridad.

Esta rebaja de previsiones para la eurozona se explica por el recorte de medio punto porcentual de la expectativa de crecimiento para Alemania en 2016, hasta el 1,3%, que en 2017 será del 1,7%, dos décimas menos de lo estimado en noviembre.

Asimismo, la OCDE ha revisado a la baja su pronóstico para Francia, hasta el 1,2% en 2016, frente al 1,3% de noviembre, y el 1,5% en 2017, una décima menos de la anterior estimación, mientras que en el caso de Italia, la organización prevé que su PIB crecerá este año un 1%, cuatro décimas menos de lo estimado en noviembre, y un 1,4% en 2017, en línea con la anterior previsión.

En el caso de Reino Unido, la OCDE ha recortado tres décimas su anterior previsión, hasta el 2,1% en 2016, mientras que en 2017 espera una expansión del 2%, tres décimas menos que en noviembre.

Por su parte, la OCDE estima que Japón crecerá en 2016 un 0,8%, dos décimas menos de lo estimado en noviembre, pero un 0,6% en 2017, una décima más de lo previsto anteriormente.

En cuanto a Canadá, la organización ha recortado seis décimas su anterior estimación de crecimiento para 2016, hasta el 1,4%, mientras que el próximo año espera una expansión del 2,2%, una décima menos.

En el caso de las economías emergentes, los nuevos pronósticos de la OCDE reflejan un sensible empeoramiento de la recesión en Brasil, con una previsión de caída del PIB en 2016 del 4%, frente a la estimación del -1,2% de noviembre, mientras que para 2017 ahora prevé un estancamiento de la economía, cuando en noviembre pronosticó un crecimiento del 1,8%.

"La recesión en Brasil probablemente será más profunda de lo anticipado previamente debido a la incertidumbre política y el alza de la inflación", señaló la OCDE.

Por el contrario, la institución internacional ha revisado una décima al alza su previsión de crecimiento para India, hasta el 7,4% en 2016, mientras que ha recortado una décima el pronóstico para el año que viene, hasta el 7,3%.

En el caso de China, la OCDE mantiene sin cambios sus previsiones del pasado mes de noviembre, que apostaban por una expansión del 6,5% este año y del 6,2% en 2017.
________
Tomado de El Economista

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis