martes, 9 de febrero de 2016

Joseph Stiglitz: ¿Qué hacer para que la economía funcione?


Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía en 2001 y profesor de la Universidad de Columbia, cree que el sistema ha fallado. El crecimiento económico está estancado, mientras que la desigualdad crece de forma imparable: "Las políticas dominantes después de la crisis (ajuste fiscal y estímulos de los bancos centrales) no han servido para estimular el consumo, la inversión y el crecimiento", por lo que hay que implementar otras medidas diferentes para abandonar la situación actual.

Stiglizt explica en Project Syndicate que "ni la política monetaria ni el sector financiero están haciendo lo que se supuso que iban a hacer. Parece que las olas de liquidez se han dirigido de forma desproporcionada hacia la creación de riqueza financiera inflando burbujas de activos, más que a fortalecer la economía".

Aunque en las últimas semanas las bolsas han caído con fuerza, "la capitalización bursátil como parte del Producto Interior Bruto mundial continúa siendo demasiado elevado. El riesgo de que padezcamos otra crisis financiera no puede ser ignorado".

Stiglitz sostiene que los bancos han utilizado el dinero que les han inyectado los bancos centrales para guardarlo en de nuevo en los bancos centrales (como exceso de reservas). Por ejemplo, estas reservas están remuneradas por la Reserva Federal en EEUU, de modo que los bancos han ganado miles de millones de dólares simplemente guardando el dinero en lugar de dando crédito.

Este célebre economista, explica que "los gobiernos de los países desarrollados deberían haber aprovechado los bajos tipos de interés para invertir en infraestructuras, educación y otros sectores sociales. Se deberían haber incrementado las transferencias sociales durante el periodo posterior a la crisis, lo que habría estimulado la demanda agregada y suavizado los patrones de consumo".

Para concluir, Stiglitz cree que para abandonar el estancamiento los gobiernos deben actuar efectuar "grandes inversiones públicas en infraestructuras, educación y tecnología. Este gasto debe ser financiado, en parte, por nuevos impuestos sobre el medio ambiente, incluyendo impuestos al carbón y a los monopolios, además de otras rentas que están contribuyendo de forma desproporcionada a la desigualdad".
_______
El Economista

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis