martes, 1 de diciembre de 2015

El derribo del Su-24

José Blanco, La Jornada

Después del derribo del avión militar ruso Su-24 por dos cazas turcos F-16 de fabricación estadunidense, han salido en cascada informes, datos y hechos, muchos aparentemente contradictorios, que confirman una gesta que ha estado a la vista de quien quisiera verlo, aun cuando la guerra mediática internacional todo lo ha vuelto una olla podrida.

El derribo del avión ruso está cambiando el curso de las cosas velozmente, pero el fondo del asunto ahí está, incólume. Estados Unidos busca por todos los medios atacar masivamente a Rusia. La gran potencia imperialista insiste en prevalecer para siempre y de un modo incontrastable, como las riendas del mundo. No obstante, no es Rusia su objetivo primordial, sino China.

Puede decirse que el mundo ha vivido en guerra. La mayoría de las culturas que hoy son países eu­ropeos vivieron en mil batallas prácticamente todo el medioevo y también durante la era moderna hasta la primera y segunda guerras mundiales. Lo mismo ocurría contemporáneamente en el mundo musulmán, quizá de manera más compleja. Pero lo que sería Europa incursionó en invasiones de pillaje y de apropiación de territorios también desde el medievo, mediante las Cruzadas.

Durante la Primera Guerra Mundial los británicos emprendieron la campaña del Sinaí y de Palestina. Al mismo tiempo el oficial Lawrence de Arabia impulsó una rebelión árabe contra Turquía, prometiendo en nombre de Gran Bretaña un Estado árabe. Las fuerzas turcas fueron derrotadas en 1917, y Palestina y Siria ocupadas. La región permaneció bajo administración militar británica el resto de la guerra. El estado de cosas que vive hoy Medio Oriente son el último producto de una encadenada serie de conflictos y luchas entre musulmanes, combinada con las intervenciones y colonizaciones de Occidente.

Hoy, las luchas armadas entre musulmanes, los miles y miles de muertos –por ahora sirios–, la masiva emigración islámica hacia Europa resultan de las decisiones, y las severas intervenciones, espionajes, acuerdos, desacuerdos, dentro de Occidente, más Israel, respecto de los 18 países que componen geográficamente Medio Oriente. Por Occidente debiéramos entender la fofa asociación de los 28 países organizados en la OTAN con Estados Unidos a la cabeza; tengamos presente que esa organización no es de ninguna manera un bloque indiferenciado.

El leitmotiv de la OTAN es detener el fortalecimiento económico de Rusia y China. Pero resulta un oscuro laberinto sólo entender la magnitud y penetración económica de estos dos países en los países de la propia OTAN y sopesar adecuadamente cómo juegan las relaciones que esos mismos países tienen con el resto del mundo.

La OTAN posee una Asamblea Parlamentaria (AP) como órgano de decisión en materia de, solamente, seguridad, política y economía. Esta asamblea es, créalo, independiente de la OTAN. Por supuesto, a la AP acuden miembros invitados de piedra, miembros a regañadientes y miembros incidentalmente en desacuerdo con Estados Unidos.

Por ejemplo, en el asunto de las sanciones económicas a Rusia, decididas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE), existen diferencias de opinión más que explicables entre sus 28 miembros, pero todos se alinean a lo que ordena Estados Unidos y en algunos temas, a lo que dicta Alemania.

La Red Voltaire logró elaborar un documental en el que se concluye que los terroristas del Emirato Islámico (Daesh) no son simplemente musulmanes, sino fánaticos extremistas y mercenarios de nacionalidades diversas que utilizan la religión islámica como arma para recrear el Gran Califato Musulmán. De acuerdo con esta fuente sus padrinos están en Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Francia y Estados Unidos.

Todo parecería indicar que en el grave cuadro de tensiones del presente están involucrados estados, pero también intereses privados autónomos con poder de fuego (o de financiación de grandes proporciones para armar ejércitos de gran magnitud). Los kurdos han dicho que los mercenarios del Estado Islámico actúan drogados con una suerte de anfetamina llamada captagon, lo que explicaría la impavidez suicida de los yihadistas durante las batallas y la brutalidad bestial con la que realizan atrocidades: violaciones, decapitaciones y crucifixiones.

Entre tanto en el impulso por buscar detener a China, Estados Unidos se encuentra con malas noticias. China ha visto disminuir su crecimiento en los dos últimos años, pero sucede que los datos del mercado laboral estadounidense publicados durante los 12 meses previos a marzo de 2015 no son tan robustos como creía la Reserva Federal: el Departamento del Trabajo reconoció recientemente que sobrestimó en por lo menos 255 mil los empleos producidos por el sector privado.

Entre tanto en la reciente reunión del G-20, Putin dijo en referencia al financiamiento del Estado Islámico: He mostrado a nuestros colegas imágenes satelitales y tomadas por aviones, en las cuales se ve claramente qué volumen tiene el comercio ilegal de petróleo y sus derivados. Columnas de camiones cisternas cargados de petróleo, extendiéndose por decenas de kilómetros, de manera que a 4 mil o 5 mil metros de altitud desaparecen en el horizonte. Parece un sistema de tuberías de petróleo, y pidió esclarecer quién es el comprador.

Entre tanto la OTAN ha exigido a Rusia detener inmediatamente sus ataques contra la oposición y civiles en Siria, mientras Rusia decidió desplegar en su base militar de Siria los sistemas antiaéreos ultra modernos S-400 Triumf, que cubrirán todo el territorio del país árabe.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin