viernes, 11 de diciembre de 2015

Colapso del acero y el petróleo, las consecuencias no advertidas del desplome chino


No es ningún secreto que las materias primas han tenido un horrendo 2015. La desagradable combinación de un oferta desbordante y una demanda débil está causado serios estragos en los países productores. Todos los precios se han desplomado: desde el petróleo a los metales industriales como el aluminio, acero, cobre, platino y paladio. En China, la industria del acero vive su peor momento tras el auge que llevó al gigante asiático a ser el mayor productor y consumidor mundial del metal. **El precio del acero se ha desplomado un 30,6%** en lo que va del año después de haber caído durante cuatro años consecutivos: 7,8% en 2011; 11,6% en 2010; 7,6% en 2013 y 16% en 2014, según datos que cita el Diario del Pueblo de China. Así y todo, las siderúrgicas chinas no detuvieron la producción y pasaron de producir 881 millones de toneladas en 2011, a 951 millones de toneladas en 2012, 1070 millones de toneladas en 2013 y 1130 millones de toneladas en 2014 creando una superabundancia inusitada al mismo ritmo del estallido de su burbuja inmobiliaria. Ahora que la construcción se ha desplomado un 20 por ciento y que tanto la industria automovilística como la industria naviera languidecen, el acero, al igual que el petróleo, se acumula en los inventarios causando un enorme dolor financiero.

Leer más>>

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis