lunes, 24 de agosto de 2015

Lunes negro en China: bolsa de Shanghai se hunde 8,5%


El índice general de la Bolsa de Shanghái, el principal indicador de los parqués chinos, sufrió hoy su mayor caída en ocho años, un 8,49% (297,83 puntos), y retrocedió hasta 3.209,91 unidades y se sitúa en pérdidas anuales. La sangría de hoy ha supuesto que más de 800 valores cayeran por encima del 10% permitido en este mercado, lo que ha sido un auténtico lunes negro.

"El mercado está en una espiral bajista. No hay buenas noticias, las acciones siguen estando caras y no entra nuevo dinero", dijo Qi Yifeng, analista de la consultora CEBM, a Reuters. El referencial shanghainés sufrió su mayor desplome en un solo día desde el 27 de febrero de 2007 (una jornada en la que cedió un 8,8%) y encadena su quinta sesión consecutiva en rojo, después de perder un 11,54% en el acumulado de la semana pasada.

El desplome chino se ha dejado notar también en otras plazas asiáticas. Así, la bolsa de Tokio se desplomó hoy casi 900 puntos, más del 4,5%, su mayor caída desde mayo de 2013. Con la de hoy, la bolsa nipona acumula ya cinco jornadas consecutivas en rojo debido a la inquietud sobre China, segunda economía mundial y principal socio comercial de Japón.

La Bolsa de Hong Kong, por su parte, se hundió un 5,17% al retroceder su índice de referencia, el Hang Seng, 1.158,05 puntos, en su segunda mayor caída del año, que lo situaron en 21.251,57 enteros, su cotización más baja desde julio de 2013. El Kospi coreano perdió un 2,77%. El Hang Seng siguió la tendencia de las bolsas asiáticas, que cayeron hoy de forma generalizada arrastradas por el lunes negro vivido en los parqués de China y en particular en Shanghái, que se desplomó un 8,49 % en su peor jornada en 8 años y entró en pérdidas anuales.

El índice general de la Bolsa de Shenzhen, la segunda del país y que está dominada por las empresas tecnológicas, se dejó otro 7,83% para cerrar en 10.970,29 puntos.

Este inicio tan negativo de la semana en las bolsas chinas y de Hong Kong se ha producido a pesar de la decisión anunciada ayer por el Gobierno chino de permitir a los fondos de pensiones del país invertir hasta un máximo de un 30% de sus activos en bolsa. Esta medida, tomada tras las fuertes pérdidas en los parqués del gigante asiático durante la semana pasada, podría suponer la entrada en los mercados de valores del país de hasta dos billones de yuanes (298.000 millones de euros), según los cálculos oficiales.

Sin embargo, los esfuerzos del Gobierno no son suficientes ante unos datos económicos que empeoran cada mes, mientras se registran signos preocupantes de salida de capitales. "Esto es un auténtico desastre y no parece que nada lo pueda parar", explica Chen Gang, jefe de inversiones de Heqitongyi Asset Management, a la agencia Bloomberg. "Si no reducimos posiciones, el fondo corre el riesgo de cerrar. Muchos fondos nuevas han sufrido en las últimas horas. Espero que podamos sobrevivir".
_______
Ver: Mercados globales en modo pánico, El síndrome de China amenaza con una desaceleración global

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin