sábado, 4 de julio de 2015

Estados Unidos humilla a la UE y también quiere recortes a la deuda griega


La filtración del informe del FMI sobre Grecia que Christine Lagardé quiso ocultar tiene al mundo consternado. Como nos informó ayer Onésimo, el documento del FMI entrega un diagnóstico bastante sombrío sobre la economía Helena, devastada con las políticas de la troika. Grecia tiene hoy un nivel de deuda que es insostenible y que ni creciendo a tasas del 4 por ciento anual durante una década puede aliviar. La deuda pública de Grecia se escapó de las manos y cruzó el punto de no retorno tras las draconianas medidas impulsadas por la Troika y que fueron aplicadas sin medir las consecuencias por los gobiernos de Yorgos Papandreu, Lukas Papademos y Antonis Samaras. El informe del FMI filtrado tres días antes del referéndum griego es el nuevo dolor de cabeza de Ángela Merkel, Wolfgang Schauble y Martin Schultz, que la semana pasada expulsaron de la reunión de los ministros de finanzas de la UE a Yanis Varoufakis, el representante heleno, por rechazar de plano continuar con la receta de los planes de austeridad. Ahora Schultz, Merkel y Schauble deben tener noches de pesadilla. La pesadilla de tener que hacer lo que negaron tanto tiempo: aplicar los recortes a la deuda helena que la troika ha esquivado durante cinco años.

Leer más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis