martes, 14 de julio de 2015

El plan de Merkel y Schauble para condenar a Grecia y expulsarla del euro

El acuerdo de la UE con Grecia es una trampa diabólica que no alivia en nada los problemas de Grecia. Los euro-rescatadores dieron a Grecia un ultimátum macabro: deben aprobar este miércoles las reformas propuestas por la troika y solo entonces se abrirá el camino a las negociaciones. Sólo una vez aprobadas las reformas por los griegos, el Parlamento alemán iniciará las conversaciones. Nada ocurrirá antes que en Grecia se confirme la capitulación del gobierno y así y todo será el parlamento alemán el que tendrá la última palabra… Es decir que todo lo que han publicado los medios afirmando que se había alcanzado una solución al drama griego, es falso. Sólo cuando el gobierno griego de inicio a las privatizaciones y deje a Grecia en manos de las empresas alemanas, es posible que se comience a negociar en el parlamento alemán el tema del dinero a Grecia.
Pero si el parlamento alemán entra en objeciones, si encuentra alguna ilegalidad o detecta alguna cláusula de incumplimiento de contrato, la negociación se paralizará. El proceso puede tomar mucho tiempo. Exigir nuevas medidas y nuevas garantías al gobierno griego y así hasta la asfixia. Durante todo este proceso, Grecia no recibirá ni un solo euro. Merkel y Schauble quieren aplastar a Grecia mucho más de lo que lo hicieron las tropas de Hitler hace 75 años. Solo que ahora no se requiere de tanques para aplastar a un país entero. Basta con cortar el suministro de dinero. Los bancos griegos no volverá a abrir sus puertas.

Leer más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis