martes, 14 de julio de 2015

¿Al borde de una nueva crisis financiera?


Juan Luis Berterretche, Rebelión

“Burbuja” inmobiliaria en Gran Bretaña

Cerca de 20.000 unidades de vivienda están en construcción en Nine Elms, en la orilla sur del río Támesis, frente a Chelsea - el equivalente a una nueva “ciudad jardín”. El proyecto se describe como "la más grande historia de transformación en el corazón de la ciudad más grande del mundo".

Muchos de los pisos han sido reservados por los “inversores extranjeros”, que por lo general pagan un depósito de 10 a 20 % del precio del inmueble, pero no tienen que aportar el total hasta que la construcción se haya finalizado.

Durante los últimos años se ha observado con suspicacia el aumento de los precios de los inmuebles de alto valor en Londres. Pero desde el segundo trimestre de este año, por primera vez en más de un quinquenio, los precios de la vivienda en las zonas más caras de dicha ciudad empezaron a caer. Una oleada de ventas provocada por los supuestos “promitentes compradores” de unidades de lujo aún sin construir, ha llevado al Financial Times, vocero del capital financiero, a alertar sobre una situación peligrosa para la economía de Gran Bretaña.

Consultas del FT con algunos “agentes inmobiliarios” y la comprobación de una masiva reventa de los “compradores extranjeros” los lleva a concluir que respecto al emprendimiento Nine Elms "hay un debilitamiento de la confianza." Henry Pryor, un agente que actúa en nombre de los compradores ricos, fue más preciso en sus declaraciones: “algunos inversores extranjeros” se volcaron a la compra de apartamentos pre-venta como "operaciones de divisas" "o especulación monetaria". Y ahora están retornando a otras operaciones financieras. Y concluye: “Si Ud. puede encontrar otro nicho provechoso de especulación mi consejo es: venda”.

Nine Elms no es una situación aislada. El mayor número de revendas de apartamentos sin construir en un día al azar pesquisado por FT, se encontraban en Battersea Power Station Development Corporation en la Central Eléctrica de Battersea, reurbanización donde un consorcio de Malasia estaría convirtiendo 42 hectáreas de páramo urbano en 4.000 hogares y más de 325 mil metros cuadrados de tiendas, restaurantes y oficinas.

Otros emprendimientos con un gran número de apartamentos volcados al mercado en plan de "reventa" eran Embassy Gardens de Ballymore y dos proyectos de Berkeley Group: Riverlight y la Torre St. George Wharf.

La situación actual se presenta como desenlace de un voluminoso proceso de especulación inmobiliaria. Con sólo repasar artículos anteriores de Financial Times, encontramos el origen del dinero invertido en esta burbuja inmobiliaria.

En una nota, un año atrás (01 08 2014), FT informa que el sector inmobiliario londinense se habría convertido en “refugio de dinero sucio del mundo entero” e indicaba que se habían invertido 150 mil millones de euros (U$S 201 mil millones en esa fecha) en inmuebles en Gran Bretaña procedentes de paraísos fiscales. Los registros de propiedad inmobiliaria indicaban que dos tercios de las más de 90 mil empresas extranjeras propietarias de bienes raíces en Inglaterra y Gales poseían inmuebles en el gran Londres. Y que la misma proporción de estas firmas eran propiedad de empresas en los paraísos fiscales de las islas Vírgenes y las islas anglonormandas (Jersey y Guemesey).

En el año anterior a la fecha de dicha nota de FT, la vivienda había aumentado en Londres un 26% mientras que en el conjunto del país había subido 11,5%. En Londres que el precio promedio de una vivienda se sitúa en 480 mil libras (590 mil euros) 70% de los apartamentos nuevos en el centro se habían vendido a extranjeros, al igual que el 50% de los apartamentos de más de un millón de libras.

La burbuja especulativa inmobiliaria era evidente un año atrás. Pero Gran Bretaña no podía desmentir su tradición -junto con Suiza- de refugio europeo de fortunas mal habidas y de la especulación y el fraude financiero. No olvidemos que el actual primer ministro conservador re-elegido en 2015, David Cameron es descendiente de cuatro generaciones anteriores de financistas, con fortunas acumuladas en la especulación en el mercado de granos de Chicago -su abuelo materno Donald Cameron- pasando por bisabuelos y abuelos banqueros imperialistas y tres descendencias de corredores de Bolsa. Y con esto no queremos decir que sus despreciables antecesores laboristas Tony Blair y Gordon Brown hubieran actuado de forma diferente.

El gobierno británico debe estar ocupado en este momento en planificar como pasar esta nueva crisis a los ciudadanos de menores recursos, mientras las riquezas inundan los cofres de los más ricos, como ya lo hicieron en los últimos años. En el G7, sólo en Inglaterra la desigualdad social aumentó año a año, desde el inicio del nuevo siglo.

Mientras los especuladores de paraísos fiscales abandonan el barco que se hunde, es aún imprevisible hacia dónde conduce esta burbuja inmobiliaria londinense.

Banco Barclays: el retorno a las peores mañas

La cesantía del presidente ejecutivo de Barclays, hace podo más de dos meses, parece enviar un mensaje claro: los bancos retornan con mayor fuerza al funcionamiento que los llevó a la crisis iniciada en 2007-2008 y aún vigente.

Hace tres años fue nombrado en Barclays, Antony Jenkins como sucesor de Bob Diamond culpabilizado de la crisis del banco por convertirlo de un negocio minorista centrado en el Reino Unido, en un banco global, universal donde nuevas forma de fraude como la sistemática manipulación ilegal de la tasa Libor y las tasas de interés en moneda extranjera, eran sus principales fuentes de lucro.

En mayo de 2015, Barclays fue golpeado con la mayor multa bancaria en la historia del Reino Unido 284,4 millones de euros, por el fraude con divisas. Y esto era solo parte de un acuerdo con el órgano de conducta financiera inglés y reguladores estadounidenses por un total de 1,5 miles de millones de libras.

Al sustituir a Diamond centrado en el otorgamiento de “préstamos imprudentes” y manipulaciones ilegales, Jenkins intentaba restaurar la confianza de los clientes en el Barclays y era parte de la reacción posterior a la crisis 2007-2008 desencadenada por la autorización a los bancos a reunir las actividades comerciales con las de inversión /1.

Pues bien, los intentos de Jenkins de volver a la época de la Glass - Steagall Act han sido derrotados, ya que desde abril de este año John McFarlane desplazó a Jenkins como director ejecutivo para restaurar e impulsar la función de banca de inversión en el Barclays.

Al parecer esto es una tendencia europea, porque se trata del cuarto banco importante en el continente en cambiar el director ejecutivo, después del Deutsche Bank, Credit Suisse y Standard Chartered. Y los cuatro por el mismo motivo: la protesta de los accionistas por los bajos precios de las acciones y los altos costos. Todo indica que el objetivo actual de los bancos es retornar a una especulación descontrolada e imponerla como normalidad. La permanente e inmensa acumulación de capital ficticio no permite hoy otra opción al capital financiero internacional.

Desplome en las bolsas de China

En el inicio de 2015, hubo un aumento en el volumen de las negociaciones que estimuló la compra de acciones en China valorizando las bolsas de valores por encima de lo real, para incentivar el crecimiento económico de un país que avanzó 7% en el primer trimestre, el peor aumento en seis años. Pero en la últimas tres semanas las acciones cayeron un 30% creando el actual pánico en los inversores.

Hasta el jueves pasado (09/07), las bolsas de referencia de Shanghai y Shenzhen habían perdido un tercio de su valor, lo que significa que inversores, intermediarios, bancos y empresas estaban sentados sobre enormes pérdidas.

Con más de 1.400 acciones, aproximadamente la mitad de todas las empresas que cotizan en bolsa, suspendidas de negociación, el mercado entró en pánico, mientras el gobierno lanzaba medidas de apoyo agresivas y prohibía a los grandes accionistas poner a la venta sus carteras. Un bombeo del crédito para que las grandes empresas mantengan las cotizaciones, es un soporte artificial del mercado, para una economía que se viene desacelerando. El viernes pasado (10/07) hubo una relativa recuperación de las cotizaciones a partir de las medidas gubernamentales. Es decir, lo que desde la crisis de 2007-2008 se conoce como “el rebote del gato muerto”.

Existe hoy un fuerte desafío a la credibilidad sobre la salud de la economía china. Al parecer se trata de una crisis financiera que se gesta dentro de un sistema plagado de deudas. La situación es una fuerte señal de problemas en la economía china y podría desatar una guerra de divisas y commodities mundial a corto plazo si China decide desvaluar el yuan. Estamos presenciando sólo al comienzo y la crisis europea alrededor de la fraudulenta “deuda” griega podría pasar a ser en comparación, un incidente minúsculo.

La reserva federal (Fed) de EUA y las turbulencias mundiales

Según las actas de la reunión de la Fed del 16 y 17 de junio pasado, “los participantes dieron una serie de razones para ser cautos a la hora de evaluar las perspectivas” y barajaron la posibilidad de postergar el aumento de las tasas de interés que se había anunciado para setiembre próximo.

Recordemos que a mediados del mes de junio todavía ni se había anunciado el desinfle de la burbuja inmobiliaria inglesa y menos aún el desplome da las bolsas chinas. Sólo se conocía la incertidumbre sobre el manejo europeo de la deuda griega y la preocupación sobre China estuvo centrada en el posible ritmo de crecimiento de EUA en el extranjero.

Los debates en la Fed consideraron informaciones aún dudosas sobre el crecimiento de la economía estadounidense, los inciertos síntomas de mejora del mercado laboral y la evolución de la inflación. Coincidiendo en que aún existen riesgos para sus proyecciones económicas. Y aceptando que la economía en EUA se contrajo en el primer trimestre de este año.

Las nuevas turbulencias mundiales no van a ser un aliciente para el iluso optimismo de la Fed de una dinámica recuperación económica en EUA. Deberá continuar emitiendo dólares sin respaldo para que sus ejecutivos financieros sigan inflando la burbuja bursátil de Wall Street, y las deudas públicas de países semi-coloniales como Brasil.

“Flexibilización cuantitativa” y el EFSF inflando la burbuja

Hasta hace algunas décadas atrás, la emisión irresponsable de dinero por parte de los estados en crisis financiera se consideraba una gravísima transgresión económica. Pero con el nombre de “flexibilización cuantitativa” EUA a través de su Fed legitimó la emisión descontrolada de dinero para comprar títulos de Deuda Pública y capitalizar al gobierno que abrió préstamos a tasa cero de interés para activar la economía. Con estos préstamos el gobierno socorrió bancos insolventes endeudándose en el proceso, mientras la Fed continuaba con la impresora ligada para inyectar billones de dólares en el sistema financiero. La mayor parte de la “flexibilización cuantitativa” las corporaciones lo derivaron a inflar los precios de las acciones e invertir en aventuras financieras dudosas.

Y los estados europeos copiaron la fórmula para salvar sus bancos envenenados de paquetes de hipotecas basura y derivados de crédito, traspasando sus deudas a la ciudadanía del continente por medio de los planes de austeridad. No olvidemos las maniobras fraudulentas del FMI para crear una sociedad anónima en Luxemburgo como “vehículo de propósito especial” -el European FinancialL Stability Facility / EFSF- para que los bancos privados europeos se libraran de sus paquetes tóxicos. Y los estados europeos se transformaran en garantía de ese verdadero depósito de papeles basura. Se trata de un órgano que viola el derecho internacional -por eso instalado en un paraíso fiscal-, las normas contables EUROSTAT e incluso los propios estatutos del FMI. La Agencia de Gestión de la Deuda Alemana es quien realmente opera el EFSF en conjunto con el Banco Europeo de Inversiones sin ninguna legitimidad legal. El EFSF es ahora el principal acreedor de Grecia. Esta perversa trama financiera es la que impone los planes de austeridad en Europa.

Pero no son sólo las deudas de los gobiernos que están floreciendo. En 2014 las empresas estadounidenses emitieron 1,43 billones de dólares en títulos corporativos; 27% más que lo que vendieron en el pico de la burbuja en 2007. Los precios de las acciones han crecido constantemente desde 2009 cuando alcanzaron el fondo del pozo. El índice S&P 500 de la bolsa de valores de New York creció el 200% desde entonces y el índice Nasdaq - que mide la evolución de las empresas de tecnología- sobrepasó los 5.000 puntos por primera vez desde la crisis de las empresa “puntocom”.

La burbuja de la deuda mundial se ha hinchado a más de 76 billones de dólares mientras que las tasas de interés no han sido nunca tan bajas por un período tan prolongado de tiempo. El exceso de capital ficticio inyectado por la “flexibilización cuantitativa” y las maniobras financieras europeas para salvar la banca privada, han generado un super-excitado mercado de títulos de Deuda Pública, títulos corporativos, acciones, bonos, hipotecas, etc. que en algún momento debe entrar en colapso y arrastrar la economía en su conjunto. Y ahora también China inyecta capital ficticio a sus bolsas de valores para reimpulsar su crecimiento económico en retroceso.

La situación global amenaza el Brasil de austeridad

Desde que asumió este segundo mandato, Dilma Rousseff se ha dedicado a intentos sucesivos de "conciliación nacional" con todo el espectro de la burguesía y el Congreso dominado como nunca por una verdadera cleptocracia política.

El resultado obtenido ha sido una ofensiva cada vez más violenta de los opositores y los dudosos “partidos aliados” del gobierno.

La Presidente desde su re-elección no ha ido más que perdiendo aceleradamente sustento ciudadano alcanzando en la actualidad sólo un 9% de apoyo en la población (Datafolha). Y la condena a su conducción política-económica no se restringe a los sectores sociales de mejor situación económica. Entre los entrevistados con ingreso de hasta 2 salarios mínimos, la reprobación de la presidente llega a más del 60%. En un proceso de crecimiento del rechazo social a la mandataria en lo que va de 2015.

Esta situación es producto de una población desinformada por la grande midia? Sin lugar a dudas los grandes medios de comunicación ponen todo su esfuerzo para aumentar el rechazo a la mandataria.

Y, reconozcamos que también el gobierno petista desperdició tres ejercicios sin impulsar y aprobar una profunda reforma de los medios de comunicación. Por el contrario mantuvo el apoyo económico de su publicidad a esos enemigos sigilosos y constantes de la democracia popular.

El descontento mayoritario de la población con el gobierno proviene de aspectos objetivos que atentan contra la sobrevivencia de los trabajadores y sectores empobrecidos.

Según datos de IBGE, la tasa de desempleo subió para 8,0% en el trimestre hasta abril de este año, el mayor nivel ya observado en la série histórica iniciada en Los datos del Ministerio de Trabajo, muestran que fueron eliminados 97.828 empleos en abril y 115.599 empleos em mayo de 2015. En la serie ajustada, en el acumulado del año los datos muestran una disminución de 243.948 empleos. Y una tendencia a crecer el desempleo.

Al mismo tiempo un gráfico del “Panorama de la Industria de Transformación Brasileña” realizado por la FIESP en 2014, muestra que la participación de la industria en el PIB esta por debajo de aquella que existía antes del gobierno de Juscelino Kubitschek (1956-1961). El ritmo de retroceso industrial se aceleró después de la “abertura” del neoliberal Fernando Collor y volvió a caer mucho en los últimos 10 años de “lulismo”. En general la sobre-valorización cambial contribuyó para la desindustrialización precoz, que a su vez contribuyó para la caída de la productividad y para la “especialización regresiva” en los “commodities”, que impuso el errado proyecto de desarrollo petista.

La apuesta en ese proyecto desarrollo con pilares en el agro-negocio, el petróleo del pre-sal y la minería a cielo abierto, lejos de concitar apoyo popular, provoca la exclusión humana en la producción, contamina el medioambiente y agrava el índice de desocupación y el proceso de desindustrialización en Brasil.La economía global con fuerte caída de los precios de las materias primas no anuncia buenas oportunidades económicas para Brasil. Y menos aún la reciente crisis desatada en China. Mientras la situación mundial está amenazada por una nueva explosión de burbuja financiera. Y el ajuste fiscal y la austeridad promovidos desde la presidencia no son un escenario favorable para sobrellevar una posible nueva crisis financiera internacional.
________
Notas:
1/ Y aquí es importante recordar la responsabilidad del gobierno Clinton con la burbuja bursátil. Su Secretario del Tesoro, Robert Rubin (entre 1995 y 1999) provenía del núcleo de la aventura financiera: había sido jefe ejecutivo de Goldman Sachs. Clinton y Rubin llevaron la desregulación bancaria hasta su conclusión lógica, abriendo la vía para el ascenso de supermercados financieros integrados (holdings) que podían combinar, con gran aumento de sus beneficios, las tareas hasta entonces separadas de la banca comercial, la banca de inversiones y los seguros. La separación de esas dos funciones provenía de la Glass - Steagall Act de 1933, al haberse comprobado que la acción simultánea de esas dos actividades en una misma institución era la causa principal de la gran depresión iniciada en 1929. En noviembre de 1999, un acuerdo entre los demócratas y los republicanos, bajo el gobierno Clinton y el secretario del Tesoro Rubin, derogó la prohibición de bancos holding (supermercados financieros que cumplían las tres funciones mencionadas al mismo tiempo) por medio de la Gramm-Leach-Bliley Act. Los embates contra la Glass-Steagall Act se habían iniciado antes de los 80 y el Citibank se constituyó como holding a través de varias fusiones en 1994 en abierta violación de la ley de 1933, por medio de dispensa especial de la Fed bajo conducción de Alan Greenspan.
_____
Referencias : Kate Allen Speculative investors head for the exit in Nine Elms (Inversores especulativos se dirigen a la salida en el desarrollo Nine Elms) Financial Times 10 07 2015 http://www.ft.com/intl/cms/s/0/8e85675c-2648-11e5-bd83-71cb60e8f08c.html
Richard Murphy Tax haven ownership of UK property might cost £2 billion year in tax avoidance Tax Research UK 01 08 2014. http://www.taxresearch.org.uk/Blog/2014/08/01/tax-haven-ownership-of-uk-property-might-cost-2-billion-year-in-tax-avoidance/#sthash.HZSHKGL6.dpuf
Jill Treanor Barclays fires chief executive Antony Jenkins The Guardian 08 07 2015. http://www.theguardian.com/business/2015/jul/08/barclays-fires-chief-executive-antony-jenkins
John McFarlane Home Portal Barclays abril 2015. http://www.home.barclays/about-barclays/leadership-team/john-mcfarlane.html
Jon Hilsenrath Preocupan a la Fed las turbulencias globales Wall Street Journal (Español) 10 07 2015. http://lat.wsj.com/articles/SB10647853898323594231504581096502155876300?tesla=y
Michael Makenzie China Rout staunched bur for how long? Financial Times 10 07 2015. http://www.ft.com/intl/cms/s/0/fec2f400-26e1-11e5-bd83-71cb60e8f08c.html#axzz3flFRcFxX
Josh Noble en Hong Kong, Shanghai oleadas, mejor racha de 2 días en 7 años Financial Times 10 07 2015. http://www.ft.com/intl/cms/s/0/11aacfe4-26aa-11e5-bd83-71cb60e8f08c.html#axzz3fbla2Js4
Marco Antonio Moreno Pánico en la élite financiera: la economía se hunde como el Titanic, pero sin botes salvavidas Blog Salomón 14 05 2015. http://www.elblogsalmon.com/mercados-financieros/panico-en-la-elite-financiera-la-economia-se-hunde-como-el-titanic-pero-sin-botes-salvavidas.
Maria Lucia Fattorelli Análise: Tragédia Grega esconde segredo de bancos privados Desacato.info 03 07 2015. http://desacato.info/destaques/analise-tragedia-grega-esconde-segredo-de-bancos-privados/

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin