lunes, 20 de abril de 2015

Por miedo a "evento" en Nueva York trasladan oficina de la Fed a Chicago


La Reserva Federal de Estados Unidos ha tomado una sorprendente decisión para alimentar múltiples derivadas especulativas: Ha comenzado a hacer el traslado de sus oficinas desde Nueva York a Chicago. La decisión parece ser una medida preventiva frente a posibles desastres naturales que tienen el potencial de paralizar todo el trabajo de la Fed. Sin embargo, la Agencia Reuters no vacila en concatenar este hecho a la inminente alza de tasas de interés que endurecerán aún más la política económica mundial en los próximos meses.

La medida había sido planificada discretamente desde hace más dos años. Aunque muchos no ven aún la relación entre el cambio climático y los fenómenos ambientales, el daño provocado en octubre de 2012 por el Huracán Sandy fue devastador. El huracán golpeó la costa este de Estados Unidos a una velocidad de 130 millas por hora, causando serios estragos en Nueva Jersey y Nueva York. Millones de personas se quedaron sin agua y electricidad en la costa este, y el fenómeno levantó un tsunami de cuatro metros en Manhattan, inundando los pozos subterráneos y los túneles del Metro de la ciudad. El New York Times informó sobre la destrucción que ahogó a la ciudad de Nueva York, donde se encuentra la sede de la Reserva Federal. Muchas otras ciudades compartieron la misma suerte.

Pero el miedo de la Fed no sólo es fruto de los huracanes devastadores. Michael Snyder considera que el miedo también se debe al terrorismo informático y a los millones de ciudadanos que empiezan a mirar a la Fed como la institución privada que es y que solo favorece a sus dueños, es decir a los banqueros. Snyder, en su blog aventura algunas hipótesis y adelanta la masiva compra de armas y equipamiento tecnológico por parte del Departamento de Seguridad para contrarrestar los disturbios civiles. El equipo técnico es tan sofisticado que permite detectar los movimientos de cada neoyorquino y evaluarlos, en tiempo real, y proyectarlos en grandes pantallas con gran nitidez. Hace dos años, una portavoz del centro de monitoreo, dijo en el programa "60 Minutes" que se podía aislar "con un chasquido de los dedos" el movimiento de cada ciudadano e individualizarlo. La Fed no solo quiere irse a un lado seguro en caso de que un tsunami llegue a Nueva York, sino que también quiere estar lejos en el caso de que la inestabilidad política siga recrudeciendo en Estados Unidos.
______
Ver Reuters, Michael Snyder

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis