lunes, 28 de julio de 2014

Las contradicciones de la política monetaria en el corazón de la crisis financiera

Si tuviéramos que definir el estado actual de los mercados financieros habría que decir que están en un “coma alcohólico”. En los años 50, el presidente de la Reserva Federal William McChesney Martin acuñó la frase “hay que saber retirar a tiempo el alcohol de la fiesta antes de que ésta se anime demasiado”. McChesney definía así la principal labor de los banqueros centrales: tenían que subir las tasas de interés antes que la burbuja especulativa generada por las bajas tasas de interés inflara los precios más allá de lo razonable. Para McChesney, los mercados financieros no poseían el rol de la “autorregulación”, dado que justamente son la fuente de los mayores excesos.
La burbuja que viven hoy los mercados financieros es superior a la del año 2008 justamente por las bajas tasas de interés que están generando brutales distorsiones. Llevamos un largo tiempo planteando el problema de las burbujas especulativas, y el mes pasado, como apuntamos aquí, este tema fue advertido por el propio Banco de Pagos Internacionales. El BIS considera que las tasas de interés históricamente bajas que mantienen los principales bancos centrales del mundo, ha ayudado a incubar una constelación de burbujas financieras que amenazan con un tsunami devastador sembrando las semillas de la propia destrucción del sistema.

Leer más

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

ShareThis